16 Profecías que Comprueban que Jesús es el Mesías – Primera Parte 4

Con Dr. John Ankerberg, Dr. Walter Kaiser, Dr. Darrell Bock

los derechos de autor @2014 A.T.R.I

Programa 4 – ¿Quién es el Hijo nacido de quien Dios dijo que Tendrá un Reino Eterno? (Isaías 9:6,7).

Announcer: Hoy en el Programa Apologético de John Ankerberg. ¿Ha dado Dios profecías concretas cientos de años de antemano sobre una persona específica que Él enviaría a la tierra llamado el Mesías? ¿Qué profecías concretas ha dado Dios? ¿Dónde se encuentran en las Escrituras hebreas? ¿Reconoció el pueblo judío, a quienes las profecías vinieron, que se les habían dado promesas específicas que señalaban hacía el Mesías? En esta serie vamos a examinar 16 profecías dadas al pueblo hebreo desde Adán a Abraham, desde Moisés a David, desde Isaías a Daniel y Zacarías. Preguntaremos, ¿prueban estas asombrosas profecías que Jesús es el Mesías de Dios?

Mi primer invitado es el Dr. Walter Kaiser, prominente teólogo y escolástico  bíblico en las Escrituras hebreas en América. El Dr. Kaiser es Presidente Eméritos y profesor distinguido del Antiguo Testamento del Seminario Teológico Gordon-Conwell en Hamilton, Massachusetts. También estará con nosotros el Dr. Darrell Bock, él es un prominente teólogo y escolástico bíblico de los textos del Nuevo Testamento. Él es el Profesor e Investigador Principal de estudios Nuevo testamentarios y Director Ejecutivo de Asignaciones Culturales en el Seminario Teológico de Dallas, Texas.  Únete de esta edición especial del Programa de John Ankerberg

Ankerberg: Bienvenido a nuestro programa. Tenemos a dos grandes invitados, el Dr. Walter Kaiser, y el Dr. Darrell Bock. El Dr. Kaiser es Presidente Eméritos y profesor distinguido del Antiguo Testamento del Seminario Teológico Gordon-Conwell en Hamilton, Massachusetts, es autor de 40 grandes libros. El Dr. Darrell Bock, es Profesor e Investigador Principal de estudios Nuevo testamentarios y Director Ejecutivo de Asignaciones Culturales en el Seminario Teológico de Dallas, Texas.  Él es autor de más de 30 libros, algunos de ellos le llevó cerca de 10 años escribir. Ellos han hecho una gran cantidad de investigación, estamos muy contentos de tenerlos aquí.

Hoy continuaremos discutiendo sobre las Profecías Mesiánicas que Dios ha dado a través de miles de años en el Antiguo Testamento las cuales puedes leer por ti mismo. Ellas comienzan de manera sencillas, pero Dios las va desarrollando, y se van convirtiendo en grandes y elaboradas según las estudiamos. Ellas nos van dando más información sobre la identidad de la persona que ha de venir, Aquel que ha sido designado. Dr. Bock, quiero que nos hagas un resumen para compartir con la audiencia que se hayan perdido los anteriores programas. Danos un resumen rápido de lo que hemos visto y dónde es que estamos ahora.

Dr. Darrell Bock: Comenzamos con la simiente, la simiente podía haber sido cualquiera, cualquier varón descendiente de Eva. Y sabemos que esta simiente va a herir en la cabeza a la serpiente, que representa el mal presente tal como es representado por Satanás. Allí es donde comenzamos, y hemos seguido estudiando, hasta ver que saldrá de la tribu de Sem, de la familia de Sem, los semitas. Sabemos que saldrá de la familia de Abraham y que el mundo será bendecido a través de esta semiente. Sabemos que será a través de Isaac, y luego Jacob y después Judá. Y estamos siguiendo el rastro cada vez más y más. Luego comenzamos a hablar acerca de los reyes que saldrán de Israel. Hemos visto que será un profeta tal como Moisés, un profeta-líder quien va a rescatar. Será parte de un linaje que se establecerá para siempre. Y esta persona termina siendo Aquel que se sienta a la diestra de Dios. Directamente en la presencia de Dios, invitado por Dios mismo, y demuestra Su autoridad y Su superioridad aun al fundador de esta dinastía. En una sociedad Patriarcal donde por lo general el honor se da al antecesor, pero no, es este caso se da al descendiente que ahora está sentado con Dios en el cielo. Aquí es donde estamos en la historia, y solo hemos comenzado.

Ankerberg: Y si y quieres saber las referencias exactas, puedes ver nuestros programas anteriores, dónde analizamos esto en detalle, damos las referencias y leemos los versículos. Ahora, hemos de seguir adelante, y estamos construyendo sobre esto. Dr. Kaiser, queremos ir a Isaías 9:6-7 donde tenemos algo sorprendente, una predicción deslumbrante. El profeta Isaías nos dice, “Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado.” ¿Qué se dice de él? “y la soberanía reposará sobre sus hombros.” Luego. “y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. El aumento de su soberanía y de la paz no tendrá fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afianzarlo y sostenerlo con el derecho y la justicia desde entonces y para siempre. El celo del Señor de los ejércitos hará esto.” Nos puedes explicar este texto.

Dr. Walter Kaiser: Bien, Este es un texto sorprendente, pues no es dado al padre, Acaz, “nos ha nacido,” él es muy, muy directo. Es lo que lo hace muy curioso. ¿Por qué ha de ser a nosotros? Porque tiene implicaciones para nosotros. Así pues, este hijo es nacido, y este hijo es dado, y tiene la soberanía sobre sus hombros. Y luego, abarca todas las posibilidades. ¿Cuál es el nombre de este personaje? Su nombre es “Admirable Consejero.” El “Admirable”, que en ingles nos llega de wunderbar en alemán. Wunderbar; él que hace cosas milagrosas maravillosas como consejero. Y Él es El Gibbor, Dios Poderoso, y Él es el Padre Eterno, y aún más Príncipe de Paz. Y ¿Qué es lo que va hacer? Él será quien reine en el trono de David, del cual hablamos en 2 Samuel 7. Y Él tiene un reino y un trono y una dinastía que por ¿Cuánto tiempo durará? Por siempre y para siempre. Esto tiene que ser en el centro de una amenaza de dos reyes del norte que están poniendo presión sobre Judá y Acaz: Esta es la Palabra de Dios. “Porque a todos nosotros un niño nos es dado, y a todos nosotros este hijo nos es nacido.” ¡Qué gran promesa!

Ankerberg: Nos puedes explicar la palabra “admirable.” Su equivalente  Hebreo es pela. ¿En qué otro lugar encontramos esto?

Kaiser: Si, esta palabra la encontramos por ejemplo en Génesis 18:14, cuando a Sara se le dice—ella tiene 90 años; y Abraham tiene 100 años—y se les dice que va a tener un hijo. Ella se ríe,  y dice “Ese es el mejor chiste que he escuchado.” Y el Señor dijo, “Mujer”, te estoy dando mi propia lectura, “mujer, no te rías, pues la risa será sobre ti,” Pero, ¿Hay algo demasiado difícil(Pale) para el Señor?

También la palabra aparece en Jeremías 32:27 dónde el Señor promete que traerá a Su pueblo de regreso a la tierra, que había prometido a Abraham en Génesis 12:7. Y dice en Jeremías, “¿habrá algo imposible, algo admirable, algo pela? Esta es la palabra que se usa aquí, “algo admirable para Mí?  No, Ese es Mi nombre; ese es Mi carácter; y esa es Mi obra.

Ankerberg: ¿Podían los judíos, durante los tiempos de Jesús, reconocer esto, reconocer lo que Isaías había dicho, que esto tenía que referirse a alguien especial como el Mesías?

Bock: Lo que se estaba formando es una percepción de que Dios había hecho un compromiso y una promesa a Israel de que habría un rey en quien la paz residiría, y en quien Israel podría confiar. Y así, en el momento en que llegamos a la época de Jesús existe esta expectativa, aunque veces bastante obscurecida, sobre todo por la figura de un libertador político, en torno al cual habría paz, éste, sabes, quien estará muy unido al favor de Dios y a Su presencia esto ha de ser un momento muy muy especial. El término técnico es el eschaton, en los últimos tiempos, al final del tiempo, el tiempo cuando la promesa vendría. Y así, el judaísmo estaba buscando este tipo de figura en el momento en que Jesús aparece. Y estas descripciones están por todos lados, ellos están buscando a este rey ideal en quién y por quien Dios va a obrar.

Ankerberg: Dos cosas, Dr. Bock, el texto dice que un Hijo va a nacer, pero que él va a ser el Dios Todopoderoso.

Ahora, en el Islam, esto no puede suceder; En el judaísmo ortodoxo, tampoco, pues, Dios es Uno.

Pero, aquí, tienes que el profeta hebreo está diciendo que de alguna manera que el hijo que ha de nacer, le llamaremos Padre Eterno, Dios Poderoso.

Bock: Sí, creo que lo que está pasando aquí es que los judíos de esa época, estaban viendo esto simplemente como una relación muy estrecha entre esta figura humana con  la figura divina. Esta relación era tan estrecha entre sí que cuando el vice-regente humano actuara era como Dios estuviera actuando. Creo que esa es la forma en que lo entendían. Pero, para cuando lleguemos al Nuevo Testamento vemos todo lo que está asociado con Jesús, Dios hace cosas a través de Jesús que muestran, “No, no, no,  no puedes ver esto. No quiero decir que sólo de esta manera, me refiero a algo mucho más profundo.” La conexión entre el Padre y el Hijo es una conexión verdadera entre el Padre y el Hijo.

Ankerberg: Dr. Kaiser, este es un versículo que te deja perplejo, es difícil permitir que tu mente contemple todas las cosas que se están diciendo en estas palabras.

Kaiser: Si, toda vez que se tiene un hijo que se llama Dios Todopoderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz, Admirable Consejero, esté no es un hijo común y corriente. Esto no es lo ordinario según lo que conocemos en el planeta tierra. Tiene que ser alguien del cielo; y esto aumenta lo difícil que esto se de—es más que probable—pues, de hecho, este no es otro más que el Mesías, el Hijo de Dios.

Ankerberg: Muy bien, pensemos en eso por un momento, vamos a tomar un descaso, pero luego vamos a subir un peldaño más, iremos a ver a Isaías, y estudiar ¿Quién es el siervo sufriente? ¿Quién es el siervo en Isaías que se describe en Isaías 52, 53 y otros lugares? Quédate con nosotros, regresamos ya mismo.

+++DESCASO+++

 

Ankerberg: Muy bien, estamos de vuelta. Estamos hablando con el Dr. Walter Kaiser y con el Dr. Darrell Bock. Estamos discutiendo unas profecías asombrosas que Dios dio en el Antiguo Testamento, y nos hablan de Aquel que había de venir en el futuro a quien Él llama el Mesías, bien, quiero comenzar con Isaías 53 y 52 años y para comenzar pondré el capítulo 52  en la pantalla. Isaías 52:13-15 dice: “He aquí, mi siervo prosperará, será enaltecido, levantado y en gran manera exaltado. De la manera que muchos se asombraron de ti, pueblo mío, así fue desfigurada su apariencia más que la de cualquier hombre, y su aspecto más que el de los hijos de los hombres. Ciertamente Él asombrará a muchas naciones, los reyes cerrarán la boca ante Él; porque lo que no les habían contado verán, y lo que no habían oído entenderán.” Esto es algo confuso, Dr. Kaiser. Tenemos estas preguntas: ¿Quién es el siervo?, y ¿Qué está pasando aquí?

Kaiser: Bien, el versículo comienza con esta palabra introductoria, “¡Oye, oye, he aquí, mira, mira aquí! Esto es muy importante.  Tienes que alzar la voz como una trompeta y decir que esto es realmente importante. Y Él introduce a “Mi siervo.” Ahora, el siervo del Señor es uno de los grandes títulos. De hecho, aparece más veces que el Mesías, y su significado es el mismo que decir el “Mesías” en sí. De las 39 veces que se utiliza el “Mesías”, sólo nueve de ellas se refieren a la persona mesiánica de la cual estamos hablando. Pero cuando se usa el siervo del Señor, una y otra vez se está refiriendo a Él.

Ahora, el siervo puede representar la una personas o varias. En primer lugar, el siervo puede ser todo Israel; y con frecuencia lo es. No obstante, el siervo puede ser el profeta también. Y el siervo puede ser la persona que ministra a Israel. Por ejemplo, hay lugares donde Él dice que la misión del siervo es hacer que Jacob se vuelva a Él. Ahora, si el siervo es Israel, ¿cómo puede hacer que Israel de vuelta a Él? Tiene que ser una persona diferente, para hacer volver a Israel a Sí mismo. Este es sólo un ejemplo donde vemos que este siervo es un individuo, así como para los muchos, toda la nación.

Pero volvamos a Isaías 52, mi siervo va a ganar. Es como un cartel publicitario colocado en una gran conferencia, “No te muerdas las uñas, Mi siervo va a ganar, Él prosperará.” Se traduce de esta manera en Josué 1. Y será enaltecido, levantado y en gran manera exaltado. Algunos piensan que esto se refiere a las tres etapas de la muerte, sepultura y resurrección. Pero no hay necesidad de especular con esto. Pues los versículos 14-15 hacen lo “mismo”, y luego el versículo 15, “también lo dice” El versículo 14 se refiere a la primera venida de nuestro Señor. Él sorprendió a la gente. Estaban alarmados al verlo. Mira como está de golpeado. ¿Por qué? Porque fue desfigurado más que cualquier otro hombre, así es la crucifixión. Pero, Él va a alarmar y sorprender a las naciones; Pues, reyes: “se callaran la boca”, porque estarán aturdidos; por lo que nunca se les había dicho que iba a ver.

Viene el día cuando Él vendrá como Rey de reyes y Señor de señores. Pero lo que vemos aquí es solo el comienzo, vamos a ver algunos acontecimientos tristes, pero tienes que conocerlos, pero después de esto, Él va a ganar, Él prosperará. Pero así como en Su primer advenimiento parecía todo obscuro, todo iba mal. Pero de repente, ¡Aleluya! Mira lo que pasa; Él triunfa sobre todo en el versículo 15.

Ankerberg: ¿Qué más nos puede decir el Dr. Bock?

Bock: Bueno, este es un caso en el cual vemos lo más alto para luego ver lo más bajo. Y lo que estamos viendo es que se anuncia la exaltación al principio, pero luego se nos describe esta figura de una persona que está desfigurada, que,… y tenemos esta pequeña transición que aparece de repente, y es tan rápida que muchas personas se lo pierden. Uno de los aspectos más alarmantes respecto a Jesús para los judíos es la idea de que el Mesías pudiera sufrir. Ellos no pueden reconciliar estas dos cosas. No hay manera de colocar esos dos aspectos en una sola frase. Pero, de hecho, lo que tenemos aquí y en todo este pasaje es la presentación de una persona que sufre la injusticia, alguien que representa a Dios, alguien que lleva el pecado en nuestro lugar, alguien que está totalmente desfigurado y completamente rechazado; y, sin embargo, esta persona rechazada es la figura exaltada. Así pues, podemos ver su exaltación después de ver su desfiguración.

Ankerberg: Dr. Darell, tenemos una buena racha, y queremos ver cinco secciones que tienen que ver con el siervo, hemos visto la primera, ahora, vamos a ver la segunda sección. Y tú llamas a esta parte “El Desprecio del Siervo.”

Lo que Dios predijo tenía que sucederle. En lugar de leerlo, por qué no nos explicas esto versículo a versículo, palabra por palabra, comenzando con el versículo uno de Isaías 53.

Kaiser: Sí. Tenemos el misterio del siervo en el capítulo 52. Ahora estamos en el capítulo 53 y aquí en la Biblia hebrea comienza, “¿Quién ha creído a nuestro mensaje? ¿A quién se ha revelado el brazo del Señor?” Y comienza diciendo: “Creció delante de Él como renuevo tierno.” Habla de su rechazo. Y él crece “como raíz de tierra seca.” Y podemos decir que es una persona del campo, que no es más que una persona común y corriente. Y, “no tiene aspecto hermoso ni majestad para que le miremos, ni apariencia para que le deseemos.” Así que él es “despreciado y rechazado.” Y él ha sido “desechado de los hombres.” Él es “una ofensa a los mortales”. Él fue despreciado, y luego, “le tuvimos por herido de Dios.” Y si sumamos todo esto, podemos decir: “Bueno; si él está en esa cruz y se le están burlado, él no puede ser Dios.” Y como resultado no obtenemos nada. Y decimos, no, él no tiene ningún valor para nosotros; no puede tener ningún valor. Así que, lo triste es ver como cae de versículo en versículo del 1, 2, al 3 y se ve como es golpeado, rechazado de cinco maneras. ¡Qué triste, triste rechazo!

Ankerberg: Dr. Bock, para las personas que no conocen mucho acerca de Jesús, ¿Cómo esto está relacionado con Jesús?

Bock: Bueno, lo interesante aquí es que si has estado siguiendo nuestros programas y prestado atención a la descripción del Mesías, hemos visto a este exaltado personaje. Es decir, Él es más grande que Moisés y se sienta a la diestra de Dios. Unes todo esto y puedes decir, “Esta persona tiene un currículum excelente, mira todo lo relacionado con él.” Y luego llegas hasta Jesús, Él nació en un pesebre en Belén. Esto no es, como sabes, un palacio en Jerusalén. Está ciudad se encuentra a las afueras de Jerusalén, tuvo un comienzo muy modesto, su familia viene de Galilea, no hay nada excepcional sobre él. Si una empresa de relaciones públicas estuviera buscando un rey potencial para ser el Mesías, y miran las credenciales de Jesús, hijo de carpintero, ellos no estarían buscando por una persona como esta.

Y esto es lo que el texto nos está diciendo, van a encontrar al Mesías, a esta gran figura que hemos estado describiendo, pero él saldrá de un lugar del cual no han anticipado del todo. No tendrán ni idea que él aparezca de esta humilde manera, tan sencilla y singular. Al observarle y ver todas sus credenciales puedes concluir, “No hay manera de que él pueda ser el Mesías.” Y sin embargo, este pasaje dice: “Sí, ese es el lugar exacto de donde él proviene.” Y cuando nos fijamos en su vida y en la forma en que la gente reaccionó ante Él, aun en medio de lo que Él hizo, la gente se mantuvo a distancia. Algunas personas dijeron: “La obra que él hizo fue del diablo y no de Dios. “Como es eso que fue herido, en un sentido, de parte de Dios, rechazado, marginado, o cualquier otra manera que te apetezca describirlo. Aún más, y como el Dr. Kaiser lo ha dicho, ¿termina en una cruz? El Mesías no termina en una cruz, ¡Eso no puede ser! Pero, el texto nos dice que el Mesías vendrá de un lugar donde menos se espera que aparezca. A pesar de todo, Él es todo eso de lo que hemos hablado, incluso que fue despreciado.

Ankerberg: Bien, he estado muy ansioso de tener a estos compañeros aquí para hablar de Isaías 53, vamos a continuar con esto la próxima semana. Pero, recuerdas la película de La Pasión de Cristo. Bien, Diane Sawyer hizo un programa especial con Mel Gibson sobre esa película, uno de los expertos que llamaron para estar en ese programa fue a un experto en teología, y fue el Dr. Darrell Bock. Y él estuvo sentado allí y comentó sobre esto. Y cuando entremos en la siguiente parte vamos a hablar de cómo lo que Mel Gibson puso en la película se relaciona con lo que estamos hablado, bien, de hecho, cómo todo esto se cumplió en la vida de Jesús. Pero, recuerden, esta profecía se encuentra en el Antiguo Testamento, Dr. Kaiser, esto es maravilloso. Esto es algo que la gente debe prestar atención, ¿no te parece?

Kaiser: Sí, y mucho. Y esto nos conduce de manera natural al corazón de todo este tema, la cual es la tercera sección y comienza con esta declaración maravillosa: “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino.” Ahí está el instinto general de la depravación, y también el fracaso individual de cada uno de nosotros. Más sin embargo, aquí estuvo el Hijo de Dios y nos lo perdimos por mucho.

Ankerberg: Sí, estas son cosas increíbles, la próxima semana vamos a continuar con esto, invita a tus amigos a que se unan a esta discusión que estamos teniendo. La próxima semana seguiremos analizando este tema, será de mucho valor que te unas a nosotros, estaremos hablando acerca de la expiación del siervo por nosotros. Espero que te unas a nosotros.

Bien, lo que se nos representa aquí, por supuesto, es la muerte de Jesús en la cruz. La crucifixión era una convicción que venia del gobernador romano, debido a la presión de los líderes judíos. La crucifixión era una muerte particularmente dolorosa y horrible. De hecho, hay historiadores judíos que escriben sobre ella, que dicen lo horrible que era. Hay emperadores que dijeron, “No quiero ver lo que eso implica.”; Una horrible y horrenda forma de muerte, era tan horrible que los ciudadanos romanos no podían ser crucificados. Así que sabemos que esta era una especie dolorosa de muerte. De hecho, era tan dolorosa y tan horrible que cuando Mel Gibson intentó retratarlo en la película de “La Pasión”, se esforzaron para que no fuese tan gráfica. Yo estuve en una preselección de esa película en la que toda la sangre y la violencia asociados con la crucifixión junto que los azotes que suceden de antemano, se representaban de una forma muy, muy gráfica y muy, muy realista. Y alguien del público preguntó si se podía moderar un poco las escenas violentas.

Y mi respuesta a esa pregunta fue: “No, no bajen de tono las escenas. Pues, esta es una muerte particularmente horrible. La gente necesita entender la profundidad del sufrimiento que está involucrado en la crucifixión. Así que Jesús cargó con todo esto. Él optó pasar por este dolor a nuestro favor.

 

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio