16 Profecías que Comprueban que Jesús es el Mesías – Segunda Parte 1

Con Dr. John Ankerberg, Dr. Walter Kaiser, Dr. Darrell Bock

los derechos de autor @2014 A.T.R.I

Programa 1 – El Mesías Provee Sanidad a través del Dolor

 

Announcer: Hoy en el programa de John Ankerberg. ¿Ha dado Dios profecías específicas cientos de años atrás sobre una persona especial que Él enviaría a la tierra llamado el Mesías? ¿Qué profecías específicas ha dado Dios? ¿Dónde se encuentran en las Escrituras hebreas? ¿Reconoció el pueblo hebreos, a quienes las profecías vinieron, que se les habían dado promesas específicas que señalaban hacía el Mesías? En esta serie vamos a examinar 16 profecías dadas al pueblo hebreo desde Adán a Abraham, desde Moisés a David, desde Isaías a Daniel y Zacarías. Preguntaremos, ¿prueban estas asombrosas profecías que Jesús es el Mesías de Dios?

Mi primer invitado es el Dr. Walter Kaiser, prominente teólogo y escolástico  bíblico en las Escrituras hebreas en América hoy en día. El Dr. Kaiser es Presidente Eméritos y profesor distinguido del Antiguo Testamento del Seminario Teológico Gordon-Conwell en Hamilton, Massachusetts. También estará con nosotros el Dr. Darrell Bock, él es un prominente teólogo y escolástico bíblico de los textos del Nuevo Testamento. Él es el Profesor e Investigador Principal de estudios Nuevo testamentarios y Director Ejecutivo de Asignaciones Culturales en el Seminario Teológico de Dallas, Texas.  Únete de esta edición especial del Programa de John Ankerberg.

***

Dr. John Ankerberg: Bienvenido a nuestro programa. Soy John Ankerberg y tengo dos distinguidos invitados, el Dr. Walter Kaiser y el Dr. Darrell Bock. Y te invitamos a que investigues junto con nosotros la pregunta: ¿Existen profecías específicas en las Escrituras hebreas que identifican a un futuro Mesías? ¿Y quién es esta persona? ¿Es Jesucristo? Ya hemos visto algunas de esas profecías que Dios dio al pueblo judío sobre ese sorprendente momento que sucedió ya hace más de 2.000 años, las cuales están registradas en las Escrituras del Antiguo Testamento. Estas profecías contenían promesas para las personas que estaban viviendo en ese momento, promesas sobre el futuro de la nación hebrea y sus descendientes, e información de cómo podrían ser capaces de identificar el Mesías de Dios en el futuro.

Ahora quiero que hagamos un rápido repaso y poner unos versículos en la pantalla y luego dejaremos que nuestros invitados nos hablen al respecto. En primer lugar, fuimos  hasta el Jardín del Edén, dónde Dios le dijo a Adán y Eva que a partir de la semiente de la mujer un hijo varón vendría para herir la cabeza de la serpiente Satanás en Génesis 3:15. Luego, en Génesis 9:27, Noé profetizó que Dios vendría a vivir entre los descendientes de Sem, los semitas. Y más adelante, en Génesis 22:18, Dios garantizó que sería a través de la simiente de Abraham que todas las naciones de la tierra serían bendecidas.

Luego vimos en Génesis 26:2-4 que la promesa continuó a través de los descendientes de Isaac, y no por Ismael, por lo que la mitad del linaje de Abraham fue eliminado. Después, en Génesis 28:13-14 vemos que es a través de la simiente de Jacob que las promesas son confirmadas, no por medio de Esaú, por lo que la mitad del linaje de Isaac fue eliminado. Y luego llegamos a la gran profecía en Deuteronomio 18:15, donde Dios reveló que un día levantaría a un profeta como Moisés. Y Él advirtió al pueblo, “Y sucederá que a cualquiera que no oiga mis palabras que él ha de hablar en mi nombre, yo mismo le pediré cuenta.”

Más adelante, en 2 Samuel 7:11-16, Dios reveló que el Mesías vendría de uno de los descendientes de David y Dios establecería el trono de su reino para siempre. Y vimos que en el Salmo 110:1-4 Dios le dice el Señor de David, “Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.” ¿Quién es el Señor de David? Y ¿cómo puede ser que sea uno de los hijos futuros de David? Dios también promete en estos versículos que esta persona va a gobernar desde Sion y será sacerdote para siempre. Luego, alrededor del año 740 a.C. El Profeta Isaías profetiza en Isaías 9:6-7 que un niño va a nacer y que va a ser llamado Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Ahora, amigos, de estas pocas referencias, ¿Tienes idea de quién puede ser el Mesías? Bien, si todavía no lo ves, vamos a añadir algunas piezas más al rompecabezas, un bosquejo  general. Esto es lo que Dios hace a través del Antiguo Testamento. Empieza con unas pocas profecías y luego se van añadiendo más y más, y la imagen se vuelve más clara a medida que avanzamos, acerca de la persona que Dios dice vendría en el futuro. ¡Busca por él! ¡Búscale!

Dr. Kaiser, hemos comenzado a estudiar Isaías 52 y 53, y quiero que hagas un repaso de lo que hemos estado hablando la semana pasada, para las personas que se perdieron el programa. Y luego nos puedes introducir a la profecía que queremos analizar, donde Dios predice que el Siervo del Señor va a ser traspasado por nuestras rebeliones. Él va a ser herido por nuestras iniquidades, y va a poner sobre Él el pecado de todos nosotros. Estas son algunas declaraciones increíbles, pero comienza explicando desde el principio con lo que respecta al Siervo del Señor.

Dr. Walter Kaiser: Bueno, John, este es uno de los pasajes más notorios en el conjunto de las Escrituras hebreas. Debes de recordar que este es un texto hebreo, y comienza con esta expresión hebrea, “Hinneh“, “He aquí, mira, ¡Oye, escucha! Debido a que Mi Siervo prosperará. Él obrará con sabiduría. Así que cuando miramos a través de este capítulo, se nos dice, no te preocupes, porque al final él va a ganar. Pues, es lo que se nos dice de primero. Pero luego, se nos introduce en Isaías 52 versículo 13, y en los versículos 14 y 15 unas comparaciones. “De la manera que muchos,” y luego dice, “ciertamente el asombrara a muchos” otro grupo. Es decir, estos versículos se refieren a la primera venida del Mesías, y las que se refieren a la segunda venida en este texto, le llaman al Mesías, Mi Siervo, o el Siervo del Señor. Esa es la más famosa designación mesiánica en toda la Biblia, “El Siervo del Señor”.

Y ¿qué es lo que él dice? Bueno, al igual que muchos ellos estaban perplejos y sorprendidos más allá de su entendimiento, al verlo crucificado, golpeado y tan desfigurado, y se preguntaban ¿Por qué está sucediendo esto? Y ¿Por qué Él permitió que le hicieran todo eso? Y después se nos dice que hay otro grupo, que son las naciones, no son sólo las personas, no son los pueblos de forma colectiva de la tierra; son los reyes, príncipes, gobernadores y presidentes. Y ellos van a decir: “No tengo nada que decir” Van a estar tan aturdidos que no sabrán qué decir. Porque ni siquiera se les había dicho a ellos lo que iban a ver; de lo cual no habían escuchado hablar, ni que tenían que entender.

Bueno, con esto llegamos al capítulo 53 y aquí de nuevo se nos dice: “He aquí, ¡Oye, escucha! “Mira, Mi siervo,” y continúa diciendo, “Éste es quien va a ser despreciado”, y esto nos lleva desde el Misterio del Siervo, que vimos en el capítulo 52, en todos sus versículos, hasta que llegamos a Su desprecio.

Comienza con una pregunta en el capítulo 53  “¿Quién ha creído a nuestro mensaje? ¿A quién se ha revelado el brazo del Señor?” El poder, la fuerza del Señor, podemos ilustrar esto como la reacción que tiene el bicarbonato de sodio en los panes, ellos se alzan. Esto es lo que se dice aquí, “Este es el poder y la fuerza del Señor. Pero él crece como raíz de tierra seca. Y la gente dice, “Esto no puede ser, acaso es un campesino, de tierra árida, no hay nada atractivo en él, y Él es despreciado y desechado de entre los hombres, un hombre de dolores, él se familiariza con el sufrimiento. Y de todos modos, escondimos nuestros rostros de Él, no quisimos mirarle ni en lo absoluto.” Esto describe el desprecio, ¡Un desprecio total!

Ahora, pasemos a la tercera sección, que es la Expiación del Siervo. Y aquí llegamos al corazón de todo este asunto. Y se nos dice el por qué Él hizo esto, “Ciertamente Él llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores” Mas sin embargo, ¿qué pensamos? Si agregamos todo lo dicho anteriormente podemos decir: “¡Ya ves, él tuvo que haber hecho algo malo, porque fue herido de Dios y es afligido de Dios!” No se entendió lo que estaba pasando, “Pero, si en verdad Él está herido, Pero ¿Por qué? Y el texto continúa diciendo “Por nuestras transgresiones, Él fue molido por nuestros pecados e iniquidades.” Es decir, fue sentenciado a la silla eléctrica, a la pena capital, la cual fue ejecutada por Shalóm, y el castigo estuvo sobre Él, y gracias a sus heridas, por sus llagas, fuimos nosotros sanados”.

Y llegamos al versículo 6, el más precioso versículo de todo esto, “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas.” Y cuando una oveja decide ir por su propio camino, es el instinto del grupo, y las personas somos así, Ellas se van por su propio camino, y cuando Dios dice, “Este es el camino, ve por aquí,” nosotros decimos, “No, voy a ir por mi camino, quiero hacer lo que yo quiero” y decimos, “esta es una tierra libre y del valiente y yo soy ambos, y voy a ir por mi propio camino.” Y el texto dice,  “que cada uno de nosotros también se ha ido por su propio camino.” No solamente estamos siguiendo al grupo, estamos siguiendo nuestros propios instintos. “Y el Señor puso sobre él la culpa, el juicio, que tenía que estar sobre todos nosotros. Pero Él la tomó, Él la llevó.” Pero si tan solo pudriéramos alcanzar y aceptar al Señor Jesús, al Mesías, como el Único que puede llevar nuestros pecados.

Cómo pudo ser que todo el universo que Él construyó, que Él hizo, cómo fue que todo se alejó de Él y sin ninguna vergüenza se fue por su propio camino, y se olvidó de buscarle y decir, “Señor, Jesús, tú eres mi paz, tú eres quien cargó el sufrimiento en mi lugar, te lo agradezco desde lo más profundo de mi corazón.” Pero este es el punto crucial de este maravilloso mensaje del versículo 6: “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, pero el Señor hizo que cayera sobre Él la iniquidad de todos nosotros.” ¡Que grande y maravilloso Salvador! Todo ser humano, sin importa de dónde sea, su nacionalidad, de dónde viene, Todos hemos nacido para contestar esta pregunta: ¿Quién crees que es este Señor Jesús, este Mesías, este Salvador? ¿No es acaso quien murió por nosotros? Quien pagó nuestra deuda, lo único que tenemos que hacer es buscar por Él y aceptar Su perdón. Es como tomar un regalo, y decir, “Si, lo quiero.” Así es, John, este es el corazón de este maravilloso evangelio.

Ankerberg: Esto es fabuloso, vamos a tomar un descanso, cuando regresemos el Dr. Bock quien es una prominente autoridad bíblica en algunos de los libros de Nuevo Testamento. Él fue invitado por los medios de comunicación en nuestro país, como la ABC, cuando hicieron un programa especial sobre La Pasión de Cristo, él no solo fue un asesor para la película, sino también tenía que asegurarse de la veracidad teológica de la película con el texto. Pero bien, lo que quiero que sigamos analizando son las frases como, “Él fue herido por nuestras transgresiones,” “Él fue molido por nuestras iniquidades.” Quiero que las estudiemos, ¿Es todo esto cierto respecto a Jesús? En otras palabras, ¿En verdad estás frases señalan al Señor Jesús? Hablaremos de eso cuando regresemos.

******

Ankerberg: Bien, estamos de regreso, y estamos hablando con el Dr. Káiser y el Dr. Bock, y quiero que el Dr. Bock nos explique estas Escrituras hebreas, estas profecías, estas frases que están en Isaías 53, Pero antes, tú fuiste un consultor de la película La Pasión de Cristo; y has escrito algunos artículos sobre ello. Por lo general, cuando una cadena de televisión te invita, ellos hacen las preguntas, y te preguntaron sobre la teología cristiana, y de teólogos cristianos, y tú estuviste en el plato con ellos. Pero bien, a nosotros nos gustaría saber sobre estas frases del texto bíblico, “Él fue herido por nuestras transgresiones.” “Él fue molido por nuestras iniquidades.” “El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él.” “El Señor hizo que cayera sobre Él la iniquidad de todos nosotros.” Háblanos acerca de lo que has aprendido de estas frases.

Dr. Darrell Bock: Bien, lo que tenemos representado aquí, es por supuesto, la muerte en la cruz de Jesús. La crucifixión que fue la sentencia impuesta por el gobernador romano, debido a la presión de los líderes judíos. La crucifixión era una forma particularmente dolorosa y horrible de morir, de hecho, existen historiadores judíos que han escrito al respecto, que nos cuentan lo horrenda que era. Algunos emperadores dijeron, “No quiero, ni saber de lo que consiste.” Una clase de muerte que es extremadamente horrenda; tan horrible que a los ciudadanos romanos no se les podía crucificar. Por lo tanto, esta es una forma muy dolorosa de morir, es tan dolorosa y tan horrible que cuando Mel Gibson intento mostrarlo en La Pasión de Cristo, hubo una moción de intentar bajar su tono, fue durante los pre-ensayos de la película en al cual toda la sangre y todo lo grotesco asociado con el crucifixión se ven y los azotes que sucedieron se presentaron muy, muy gráficos y muy realistas. Y alguien en la audiencia preguntó si se podía reducir la violencia, y mi respuesta a esto fue, “No, no se puede hacer eso, pues así de horrible es la muerte por crucifixión.” Las personas tienen que entender la profundidad del sufrimiento que estaba involucrado en la crucifixión. Así pues, Jesús sufrió todo esto. Él escogió pasar por este dolor en nuestro lugar.

¿Por qué lo hizo?  No lo hizo para eliminar la deuda. No, muchas veces cuando hablamos sobre el perdón de pecados y el morir por nuestros pecados, pensamos, bien, eso lo hizo para quitar y limpiar la deuda del pecado, y así poder comenzar de nuevo limpios. ¡No, hay mucho más que eso!, porque lo que viene con el perdón es la capacidad de Dios para ya no pecar, pues la presencia de Dios está real en nuestras vidas, ya que, Él nos da Su Espíritu, y en realidad esa es la clave de las buenas noticias, es que se nos ha dado el Espíritu de Dios, que nos capacita para caminar con Dios, para ya no ser disfuncional, para que ya no seamos como esas ovejas que se descarrían.

Recuerdo una vez que estuve en Escocia, estaba caminando por un campo y me encontré cara a cara con una oveja. Solo estábamos la oveja y yo—ojo a ojo. Había un camino muy estrecho para pasar. Y la oveja venia hacia mí, y yo iba hacia ella. ¿Quién se iba a apartar? Era la primera vez que veía a una oveja en mi vida. No sabía qué hacer, Así que la mire a los ojos y usando mi mejor acento tejano, dije, “¡Buu!” Y salió corriendo, se descarrió, y el camino quedo limpio, y pude seguir adelante.

Y así somos nosotros, nos damos la vuelta, y nos vamos en dirección opuesta a Dios. Pero, Dios por medio de la muerte de Jesús nos acerca a Él mismo por medio del perdón y cuando aceptamos eso, no solo somos perdonados, sino también se nos da el regalo de Dios para nuestras vidas disfuncionales, para que podamos vivir según el diseño de Dios para nuestras vidas, pues, fuimos hecho a la imagen de Dios.

Ankerberg: ¡Bueno, que gran sabiduría de enseñanza! habéis estudiado esto más allá que cualquier persona que haya conocido. Así que estoy un poco celoso de conocer vuestros pensamientos, de lo que habéis estudiado. Así que, vallamos adelante tomen todas estas frases, y todo lo que Dios les haya mostrado y compártanlo con otras personas.

Bock: Bien, lo principal de ver aquí es que Él fue herido por nuestras transgresiones, y molido por nuestras iniquidades, El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él. Ahora, piensa en esa conexión: El castigo que nos trajo paz. Ahora, por lo general no pensamos que el castigo pueda traer paz, pensamos, más bien que el castigo conlleva dolor y le trajo dolor a Jesús, pero a la vez nos trajo paz. Así pues, lo que estás viendo aquí es la eliminación de este obstáculo entre Dios y nosotros, y que Cristo nos lo da como un regalo, así como el Dr. Kaiser lo dijo, todo lo que tenemos que hacer es confiar en Él y decir, “Sí, reconozco que necesito ayuda, reconozco que mi bienestar espiritual está en las manos de Dios, reconozco que Tú has provisto para mí un bienestar espiritual, por todo lo que hiciste por medio de Jesucristo, perdonando mi pecado y dándome accedo a Ti, por medio de Tu perdón, eso es lo que quiero, sé que no depende de mí, todo depende de Ti, Dios. ¡Qué alivio saber que todo depende de Ti, y no de mí!, pues Tu, sí eras capaz de librarme del pecado.”

Ankerberg: Dr. Kaiser, ¿Cómo los primeros cristianos y los apóstoles, que eran judíos, compartían con otros judíos en Jerusalén sobre este pasaje de Isaías 53, y cómo lo aplicban a Jesús?

Kaiser: Bueno, estos versículos, John, son en el corazón de todo el asunto: el 4, 5 y 6 son llamados La Expiación, que significa eliminar, borrar el pecado para con Dios, llegar a ser uno. Y por supuesto esto se les explica a los cristianos en 1 Corintios 15: “Ahora os hago saber,” dijo Pablo, “yo os entregué en primer lugar,” número uno “lo mismo que recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras.” Él está citando Isaías 53, “que fue sepultado y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; que se apareció a Cefas y después a los doce; luego se apareció a más de quinientos.” Así también Romanos dice: “siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús,” Este es el corazón de todo esto, Dios y el hombre llegan a ser uno.

Ankerberg: ¿Qué nos dices al respecto Dr. Bock?

Bock: Bueno, mi pasaje preferido es 1 Pedro 2:24, Voy a leerlo, “y Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados.” Esta ilustración es muy importante. Como sabes, si se piensa en el bautismo como un acto de limpieza, y lo es, cuando la iglesia celebra este acto del bautismo, la persona es sumergida en el agua; que representa la limpieza, pero muchas personas se quedan aquí; Jesús murió por mis pecados y eso es todo.  Pero no, piensa en lo que puede suceder si entras en el agua y nunca vuelves a salir. Esa no es una buena imagen, pues bien. Así que no se trata de solo morir al pecado, tiene que ver con, ¡estar vivos para la justicia! Y así, esta limpieza no sólo lava, sino que restaura, capacita y eso es lo que la hace que sea una buena noticia.

Ankerberg: Para los cristianos que nos están viendo en todo el mundo ¿Cómo ellos pueden utilizar este pasaje de Isaías 53 para compartir con sus amigos no cristianos?

Kaiser: Bueno, lo han de presentar con gran gozo, que en verdad el Dios de todo el universo vino a la tierra, dio su vida para que tengamos vida. Pues estamos hablamos del regalo más grande que se nos pueda brindar; esta es una gran buena noticia, y es para toda la eternidad. Así que compártela con gran gozo y con gran confianza en que lo que Dios dijo, Él lo llevará a cabo.

Ankerberg: ¿Qué más Dr. Bock?

Bock: Bueno, de lo que estamos hablando es de cómo volver a conectar con el Dios viviente. Es como tener acceso y el poder potencial, pero se está desenchufado. En el momento en que te conectas con la fuente de la vida, obtienes esa vida, obtienes el verdadero poder, es decir, poder para poder vivir de manera funcional. Y eso es lo que Dios te ofrece en el Evangelio, y es un privilegio fantástico ser capaces de volver a conectar con el Dios viviente.

Ankerberg: La próxima semana vamos a hablar más sobre Isaías 53 y vamos a contestar a la pregunta, ¿Se encuentra la resurrección del Siervo en este pesaje? ¿Podemos ver la resurrección de Jesús en este texto? Éste es un tema fascinante; Espero que te unas a nosotros.

 

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio