16 Profecías que Comprueban que Jesús es el Mesías – Segunda Parte 4

Con Dr. John Ankerberg, Dr. Walter Kaiser, Dr. Darrell Bock

los derechos de autor @2014 A.T.R.I

Programa 4 – Solamente Jesús Puede Ser el Mesías

Announcer: Hoy en el programa de John Ankerberg. ¿Ha dado Dios profecías específicas cientos de años atrás sobre una persona especial que Él enviaría a la tierra llamado el Mesías? ¿Qué profecías específicas ha dado Dios? ¿Dónde se encuentran en las Escrituras hebreas? ¿Reconoció el pueblo hebreos, a quienes las profecías vinieron, que se les habían dado promesas específicas que señalaban hacía el Mesías? En esta serie vamos a examinar 16 profecías dadas al pueblo hebreo desde Adán a Abraham, desde Moisés a David, desde Isaías a Daniel y Zacarías. Preguntaremos, ¿prueban estas asombrosas profecías que Jesús es el Mesías de Dios?

Mi primer invitado es el Dr. Walter Kaiser, prominente teólogo y escolástico  bíblico en las Escrituras hebreas en América hoy en día. El Dr. Kaiser es Presidente Eméritos y profesor distinguido del Antiguo Testamento del Seminario Teológico Gordon-Conwell en Hamilton, Massachusetts. También estará con nosotros el Dr. Darrell Bock, él es un prominente teólogo y escolástico bíblico de los textos del Nuevo Testamento. Él es el Profesor e Investigador Principal de estudios Nuevo testamentarios y Director Ejecutivo de Asignaciones Culturales en el Seminario Teológico de Dallas, Texas.  Únete de esta edición especial del Programa de John Ankerberg.

***

Dr. John Ankerberg: Bienvenido a nuestro programa, Soy John Ankerberg y mis invitados son el Dr. Walter Kaiser y el Dr. Darrell Bock, acabas de escuchar sus credenciales, sus unos escolásticos maravillosos. Estamos hablando de un tema tremendamente importante, que es, ¿Ha dado Dios profecías, predicciones, promesas, que ya sucedieron, acerca una persona futura llamado el Mesías? Y estamos uniendo los puntos, las diferentes profecías, y nos encaminamos hacia la conclusión del Antiguo Testamento que nos conducen a Jesús. Nos estamos preguntando: ¿Se complacería Dios en darnos el nombre de la ciudad específica donde el Mesías habría de nacer? Quiero que veamos este versículo, lo vamos a poner en la pantalla. Esto nos llega del profeta Miqueas 5:2 “Pero tú, Belén Efrata, aunque eres pequeña entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que ha de ser gobernante en Israel. Y sus orígenes son desde tiempos antiguos, desde los días de la eternidad.” Dr. Kaiser, nos puedes explicar este versículo.

Dr. Walter Kaiser: Bien, es un versículo bastante especifico, pues no solo menciona a la insignificante Belén, que está al Sur de Jerusalén y en la parte de afuera los campos de los pastores, y nos da su nombre antiguo también, para asegurarse que no la confundamos, Efrata, Y se nos dice, Belén Efratea, Y se nos dice que de ti habrá uno que ha de venir, y que será quien gobierne sobre Israel. Pero, esto no es la gran sorpresa; se nos dice que sus orígenes son muy antiguos, y eso todavía no es una sorpresa: Él añade, desde la eternidad, de hecho, los traductores, se ven tan aturdidos por esto, no lo pueden entender, “¿Cómo puede ser esto?” Así que lo traducen “los días de la eternidad” de nuevo, el texto es claro en el hebreo: va muy lejos, es eterno. ¿Quién puede cumplir éste criterio? Solamente existe uno, el Mismo Señor Jesucristo, el Mesías, quien es el Renuevo y el Siervo del Señor.

Ankerberg: Dr. Bock, cuando lleguemos a la época de Navidad, escuchamos tanto de esto que nos parece un cuento, ¿verdad? Y sin embargo, esto está en las Escrituras hebreas, aparece ahí, cientos de años antes de Jesús. Y llévanos,… incluso el pueblo judío cuando Herodes les pidió consejo se fueron directamente a este versículo. Háblanos acerca de eso.

Dr. Darrell Bock: Bueno, creo que es realmente interesante. Hay algo que está incrustado en el pasaje del Antiguo Testamento que no quiero que se pierdan, y es la mención de Judá. La alusión a Judá nos lleva de regreso a Génesis. Se nos dijo, que no sólo vendría por medio de Abraham, no sólo que vendría por medio de Jacob, pero se nos dijo de qué tribu este personaje saldría, esta figura vendría de la tribu de Judá. Así que, cuando los magos vienen ante Herodes dicen: “Hemos visto una estrella en el Este, lo hemos visto en el cielo. Algo parece estar sucediendo. ¿Sabes dónde va a nacer tu Mesías? “Herodes, que es un político, va a preguntar los teólogos y dice:” ¿Dónde ha de nacer el Mesías? “Y ellos buscan en sus pergaminos, y “¡Ah, ahí está! Miqueas 5, Él va a nacer en Belén. Ahí es donde Él va a nacer”.

Y lo que es sorprendente de esto es que podrías pensar, si se estuviera inventando esta historia o algo así, no habrías escogido que Jesús naciera en la pequeña ciudad de Belén. Habrías hecho que Él naciera en una ciudad capital como Jerusalén. Pero, aquí está, naciendo en Belén, de hecho, en un pesebre como lo encontramos, mostrando sus raíces humildes de éste que ha tomado forma humana, y que representa la misión divina en el mundo, ahora para identificarse con cada uno de nosotros, incluso en Su venida. Me gusta pensar sobre este pasaje como una especie de GPS. Sabes, las personas tienen sus teléfonos móviles, y cuando ellos quieren ir de un punto A hacia un punto B, hacen clic en el Mapa de Google® y en un espacio arriba te dice dónde vas a comenzar, vas a comenzar aquí, vas a comenzar en Belén. Muchos cientos de años antes de que naciera esta persona se nos dice el lugar. Y si colocas esa pieza en el rompecabezas, puedes ver otro detalle de quién va a ser esta persona. Otro detalle que conecta a Jesús.

Ankerberg: Sí, esto es asombroso. Pues, es como poner una señal en la carretera que diga éste es el lugar. Y que suceda de tal manera es increíble para mí. Bien, veamos qué Dios dice que le sucederá al Siervo. Al igual como Él es tan específico acerca del lugar dónde va a nacer, Él nos habla acerca de dónde va a morir, ¿verdad? Y eso nos lleva a Isaías 53, pero en realidad desde el profeta Zacarías, capítulo 12, versículo 10. Permitirme ponerlo en pantalla. “…y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito.” Dr. Kaiser, esta es una increíble y sorprendente profecía. ¿Qué esto nos quiere decir?

Kaiser: Bueno, aquí el Señor está diciendo “y me mirarán a mí,” Elay. ¿De quién está hablando? Del Todopoderoso, y así pues, me miraran a mí, a quien han traspasado. Y la pregunta es: ¿Cómo podría Dios, el Dios vivo, pudo haber sido traspasado? Ellos me miraran a mí, a quien han traspasado. Sólo hay manera de que eso pudo haber sucedido y eso fue en la crucifixión. Ahí es donde Él fue traspasado. Y ellos se lamentaran como quien se lamenta por un hijo único, y ellos llorarán por Él como se llora por la pérdida de un primogénito, Zacarías 12:10. Y creo que el día viene muy, muy pronto, cuando todas las naciones aquí, pero sobre todo el pueblo elegido por Dios para ser Su canal de bendición para todas las naciones sobre la faz de la tierra—recuerdas la promesa dada en Génesis 12:3 “En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra;” pero sobre todo Israel, que tendría que haber sido un canal—ellos también finalmente despertar y dirán: “¡Oh, no! Habíamos pensado que Él no era el Mesías. Pensamos que era un gentil.” No, no. Él es judío; Sus discípulos eran judíos; los escritores de Su libro eran judíos, y Él nos llama, y ellos van a lamentarse y llorar y vendrán en humilde adoración y confesaran que el Mesías es el Cristo, Él es el Señor, Él es el único, que no es otro más que Dios, que está entre nosotros.

Ankerberg: Dr. Bock, ¿Cómo es que no pueden ver esta interpretación? Es decir, ¿Qué hacen con ella? Pues, estas palabras parecen ser bastante claras.

Bock: Ellas están bastante claras, es decir, creo que es un retrato del hecho que un día aquellos responsables de la crucifixión, la nación que fue responsable de la crucifixión, o mejor dicho, los líderes que fueron responsables de la crucifixión, la idea de que Israel mando a su Mesías a la muerte, un día se darán cuenta, “Cometimos un error.” Y, de hecho, incluso en las primeras predicaciones en el libro de Hechos, se ve este desafío que viene de los apóstoles que “pusiste a muerte al autor de la vida.” y el hecho aquí no es tanto el apuntar un dedo en su cara y decir: “hicieron mal”, como para decir “miren lo que hicieron.” Pero que la oportunidad en realidad existe de corregir este problema, existe la oportunidad de retroceder y deshacerlo. Y puedes retroceder y deshacerlo al reconocer quién es esta persona, abrazando a esta persona, reconociendo que Él murió en tu lugar, que él tomó tu pecado, que Él trató con tus fracasos; y en el trato con tus fracasos ante Dios, y que puedes volver a conectar con el Dios viviente. Así que ellos deben mirar a Aquel que fue traspasado. Sí, ellos deben lamentar por lo que tuvo lugar y el error que representaba, pero tienen que ir más allá de ese lamentar y abrazar por la fe que les lleva a Aquel que murió en su lugar.

Ankerberg: Sí, y en cierto sentido estos pasajes también nos dicen que el Mesías sabía de antemano y se ofreció como voluntario para esta obra; y Él sabía lo que le iban a hacerle y aun así fue adelante con ello. Y en la cruz Jesús dice: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.” Y Él abre la puerta para ser el sustituto y ofrecerles el perdón y no guarda nada en contra de ellos. Eso es un maravilloso  Salvador.

Bock: Bueno, es la historia de cómo Dios trata con todos nosotros, ¿verdad?

Es la historia que todos nosotros tenemos, como ovejas, que se han descarriado y se han apartado, Cristo murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores, no importa dónde buscas en las Escrituras lo que encuentras es a Dios tratando continuamente con un pueblo rebelde, no con bofetadas o golpes de muerte, más bien acercándonos hacia Él mismo; ofreciéndose a sí mismo en tu lugar y diciendo: “Así es cuánto Te amo.” Y la imagen que obtenemos es la de  un Dios que nos ama tan profundamente que Él hace todo lo posible para traernos de regreso a Él. Pues al llevarnos de regreso a Él no solo ganamos su acogida, sino también su presencia y Su poder y también obtenemos la bendición de  reconectar con el Dios viviente.

Ankerberg: Esto está muy bueno, amigos, han escuchado todo esto, y tienes que tomarlo muy en serio. Pero tenemos que terminar con este programa, vamos a terminar con lo que llamo lo principal de todo esto. Dios no sólo predice que el Mesías va a nacer en Belén Efrata; y Dios predice que el Mesías va a ser traspasado; pero también nos da un periodo de tiempo de cuándo el Mesías va a aparecer y cuando Él va a ser cortado, es decir, cuando Él va a morir.

Y esto responde a la pregunta: ¿Quién es el Ungido que va a ser cortado después de 483 años? Una vez más, se trata de Daniel 9:24-26. Permítanme leerlo y luego pueden comentar al respecto. “Setenta semanas” Dice Dios, “han sido decretadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad,” para hacer un par de cosas,  “para poner fin a la transgresión, para terminar con el pecado, para expiar la iniquidad, para traer justicia eterna, para sellar la visión y la profecía, y para ungir el lugar santísimo. Has de saber y entender que desde la salida de la orden para restaurar y reconstruir a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas y sesenta y dos semanas; volverá a ser edificada, con plaza y foso, pero en tiempos de angustia. Después de las sesenta y dos semanas el Mesías será muerto y no tendrá nada, y el pueblo del príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario” Bueno, muchas cosas suceden aquí, nos puedes hablar al respecto, Dr. Kaiser.

Kaiser: Bueno, esta es una hermosa profecía. Jeremías ha dado la profecía que ellos estarán en cautiverio por 70 años. Y Daniel, está leyendo esto—por cierto, menos de 75 años más tarde, él está diciendo: “Señor, ¿vas a cumplir con esto ahora? Parece que este es el tiempo para que se cumpla esto.” Y sí, de hecho, él llama a lo que Jeremías dice ahí, “Escrituras”; esas eran las Santas Escrituras. Así que no esperaron por un consejo, o por un grupo de judíos en Judea que dijeran cuales libros eran válidos o no, pues ya sabía que dentro de un siglo ellos iban a ser recibidos como libros auténticos-autoritativos.

Y aquí en esta profecía, el Señor dijo: “Bueno, tengo 70 sietes más para vosotros.” Así que esto nos lleva a la famosa discusión sobre los 483, los 69 sietes, y luego hay un corte  importante en la que dice, después de estas 69 semanas—el siete y las 62—y dijo, el Mesías será muerto. Y entonces él dijo que la santa ciudad también será tomada. Bueno, este fue un evento que nos trajo hasta el tiempo de Cristo, alrededor del año 30 d.C. y la destrucción del templo en el año 70 d.C. Y luego hay una brecha, y esa brecha ha existido desde ese día hasta ahora. Se tiene que ver con el período de tiempo que el Mesías fue crucificado, la ciudad fue destruida, y sin embargo, todavía no ha llegado a la conclusión de las últimas siete semanas, un tiempo de enorme dificultad para Israel, pero, sin embargo, un periodo dónde va a concluir todo el proceso histórico.

Y de todos modos, da seis propósitos para estos 490 años, 70 x 7. Dónde se destruirá con la transgresión ¡Maravilloso! No más pecado. Él va a poner fin al pecado. ¡Grandioso! Y para expiar la iniquidad,  Esto se hizo en la cruz. Y para traer la eternidad, y sellar la visión y la profecía. Y luego ungir al Santísimo-el lugar más santo o el Santísimo, no sabemos; y vamos entre uno y el otro. Puede que sean ambos.

Pero el punto es, este es el final. Aquí viene la conclusión de toda la historia, todo el plan de Dios. Y estos fueron declarados para el pueblo de Daniel y de la ciudad de Daniel, la ciudad santa, Jerusalén. Así que es muy, muy claro y él quiere que entendamos: conoce y entiende. Esto no  es para  confundirnos. Él dijo que desde la salida del decreto para reconstruir Jerusalén, y añade esto, él dijo que habrán 69 semanas hasta que el Ungido, el Mesías, venga. Así que, sin darnos el día exacto o incluso el año—pues el Señor dijo que nadie sabe eso—sin embargo, nos dice muy claramente que hubo una brecha y Dios la va a concluir con un período más de siete años.

Ankerberg: ¿Dr. Bock?

Bock: Bueno, la razón por la que es importante es porque algunas personas creen que Jesús no hizo todo lo que se esperaba del Mesías. Y dicen que el Mesías no puede ser Jesús; Él todavía no ha lo ha hecho todo lo que se espera de Él. Y la  respuesta es muy simple: ¡escucha! la historia no ha terminado todavía. Estamos en el proceso de ver cómo esta historia se desenlaza. Hemos visto solo el acto número uno; estamos en el intermedio; pero hay un segundo acto.

Ahora bien, esta es una ópera bastante quebradiza de la que estoy hablando porque tenemos las primeras 69 semanas, y ahora estamos en un intermedio y luego sigue un acto muy corto. Tenemos esta semana que hace falta, la tribulación, que nos lleva a la consumación y nos lleva hasta el final de esta historia. El Mesías no ha hecho todo lo que se espera de Él todavía. Jesús no ha hecho todo lo que Él va a hacer todavía. Y el hecho de que todavía no hemos visto todo no debe de sorprendernos, porque Daniel nos dijo que hay más por venir.

Ankerberg: Bien, permítanme tomar una postura más dura sobre esta objeción.

Me gustaría creer en Jesús como el Mesías, pero el hecho es que no tenemos paz en el mundo, y Él no está reinando sobre toda la tierra, y los israelitas siguen siendo objeto de ataques y opresión, ¿verdad? El Mesías debía en realidad  rescatar de todo eso. Pero, esto no está pasando, entonces ¿por qué debería creer que Jesús es el Mesías?

Bock: Bueno, se nos dice que el período de la tribulación es una etapa intensamente difícil para Israel. Y nada antes de la tribulación se nos dice que sea diferente para ellos. De hecho, en medio de las enseñanzas de Jesús en el Nuevo Testamento acerca de la casa de Israel, dice que estará desolada hasta que diga, “Bendito el que viene en nombre del Señor.” Así que sabemos que el mundo va a ser un lugar difícil hasta que se termine la obra, y sabemos que el período que conduce a la meta final de la obra va a ser especialmente difícil. No debemos de estar sorprendidos, vivimos en un mundo caído; y hasta que el Mesías no lo  restaure por completo; estará en mal estado.

Ankerberg: Dr. Kaiser, quiero que termine este programa hablando con las personas que dicen, “¿Sabes qué? La Biblia y las profecías me han persuadido de que Jesús es el Mesías, que Dios Lo envió al mundo a ser mi sustituto, para expiar mis pecados. ¿Cómo puedo entrar en relación con Él? ¿Qué quiere que haga? ¿Qué quiere Jesús que haga?”

Kaiser: Ah, John, creo que lo que Jesús quiere que haga, y lo que toda esta historia en toda la Biblia quiere que hagamos, es sólo creer, Acercarse y aceptar: los hechos son muchos, nosotros solo hemos escogimos 16 que hemos destacado aquí, pero esto ha sido sólo para mostrar los puntos principales. Éste es el que vino y vivió entre nosotros y demostró que Él era Dios por sus milagros, y luego fue a la cruz, murió por nosotros, fue sepultado y resucitó. Y subió al cielo, y los ángeles dijeron: ” Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo?” Es decir, ¿por qué? Cuando estás hablando con una persona que se alza verticalmente sin maleta o cualquier otra cosa, me imagino que estarás sorprendido más allá de tu raciocinio. Pero Él va a venir de la misma manera. Así que si argumentas esto literalmente o no, pero bien, el texto lo hace claro. Así que no es de extrañar, hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y el hombre, el hombre, Cristo Jesús, que vendrá otra vez de la misma manera.

Escuchen, amigos que están viendo este programa, tienes que poner tu fe y confianza en el Señor Jesucristo. De verdad tienes que hacerlo. Has nacido para responder a esta cuestión, y Dios quiere que pongas tu fe y confianza en Su Hijo. Ahora, Él te ha dado gran cantidad de evidencia, y Él quiere tomar tu culpa y todas las cosas de la vida, y redimir tu pecado y hacerte completo y nuevo en Cristo. ¿Quieres hacerlo? Es necesario, porque Él es tu Salvador y mi Salvador también. ¡Que Su nombre sea Alabado!

Ankerberg: Sí. Dios te invita a venir a Él tal como estás, con tu pecado,  has de poner tu fe en Jesús y Él te dará el poder para vivir de la manera que Él quiere que vivas, no serás perfecto, pero el hecho es que Él comenzará a cambiarte. Esa es Su obra en tu vida. Pero has de comenzar, y necesitas hacerlo hoy mismo. Tienes que orar ahora mismo y con sus propias palabras decirle al Señor que reconoces que eres pecador,  que estás alejado de Él, que estás separado de Él. Pero te das cuenta ahora que Él te está invitando a venir a Él. Por fe; no tienes que hacer nada, solo has de poner tu fe en lo que Cristo ha hecho por ti y aceptar Su don que es gratuito, ¿De acuerdo? Si me permites hay una promesa que Dios da en la Escritura: “Todo aquel que invocare el nombre del Señor,” puedes poner tu nombre aquí  en el “todo aquel” si invocas y oras ¿qué dice que Dios Hará? “¡Será salvo!” No es un tal vez, cuando clames, Él está dispuesto, Él quiere salvarte en este mismo instante. Así que te invito a que lo hagas.

Y, a mis invitados, quiero simplemente darles las gracias por venir de muy lejos para estar aquí en el programa, y compartir toda esta gran información que Dios les ha dado, que Dios puso en la Escritura con nuestra audiencia aquí y en el extranjero, les apreció mucho, mucho, mucho.

 

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio