El Caso de la Resurrección de Jesús Primer Programa

El Caso de la Resurrección

de Jesús 

 Primer Programa 

  

Instituto de Investigación Teológica Ankerberg

El Programa de John Ankerberg

P.O. Box 8977

Chattanooga, TN 37414  USA

El Caso de la Resurrección de Jesús

Announcer:  Durante 2.000 años, la Iglesia cristiana ha proclamado que, al final de Su vida, Jesús de Nazaret fue crucificado en una cruz, honorablemente sepultado, y luego en el tercer día, resucitó de entre los muertos.

Dr. Craig Evans:  La evidencia está ahí, las fuentes están ahí, la imagen es clara y coherente y en mi opinión académica, el panorama es bastante convincente.

Announcer:  Pero otros afirman que Jesús no murió en la cruz; dicen que Él simplemente se desmayó y se reavivo en la tumba. Algunos eruditos modernos afirman que el cuerpo de Jesús fue bajado de la cruz, y tirado sobre un montón de basura, y que fue devorado por perros salvajes. Las llamadas “apariciones de la resurrección” de Jesús no fueron más que alucinaciones o “visiones de agravio,” las apariencias físicas de Jesús no fueron literales.

Dr. Edwin Yamauchi:  Ahora bien, si la resurrección no hubiera sucedido, entonces no estaríamos aquí hablando sobre esto, no habría ninguna entidad cristiana.

Dr. Gary Habermas:  Viví diez años como un escéptico, y me preguntaba si había algún significado para la vida. Me pregunté si, cuando esté enterrado, las hojas soplarán sobre mi tumba y eso es todo. ¿O hay algún significado a todo esto? Así pues, me especialice en la investigación acerca de la resurrección. Y ¿sabes qué? Hubo momentos en que me preguntaba ¿Qué va a pasar con esta investigación? Pero la conclusión fue, que me sacó de las penumbras, de la desesperanza. Para mí, la resurrección es lo que me dice que la vida tiene sentido, hay una eternidad,  porque Jesucristo fue resucitado de entre los muertos.

Announcer:  ¿Qué revela el examen de las evidencias históricas tanto de las fuentes cristianas como las seculares?

Dr. William Lane Craig:  Tienes que dejar que Jesús sea Jesús, tienes que dejar que Él hable por Sí mismo y ser quien dijo ser. De lo contrario, estarás imponiendo tu ideología, tu postura política en Jesús, en el Jesús de la historia, y estarás proyectando a un Jesús que se ajusta a tu parecer.

Announcer:  ¿Qué marcaria la diferencia en tu vida, si la evidencia conduce a la conclusión de que Jesús realmente resucitó de los muertos?

Dr. Darrell Bock:  Si Jesús es quien dice ser, entonces hay una responsabilidad que todos tenemos para con Jesús, y eso es incómodo de aceptar.

Announcer:  Te invitamos a que te unas a nosotros en esta edición especial del programa de John Ankerberg y escuchar a historiadores reconocidos mundialmente, así como a teólogos y arqueólogos tratar con estos temas.

++++

Primer Programa

 

Dr. John Ankerberg:  Para presentar nuestro programa de hoy, me gustaría empezar con un video clip de nuestro debate entre el Dr. Antony Flew y el Dr. Gary Habermas.

Ankerberg:  Tenemos con nosotros a dos invitados muy particulares que están debatiendo el tema: ¿Resucitó Jesús de entre los muertos? Ellos son: el Dr. Antony Flew, considerado por muchos como el más importante ateo filosófico del mundo; un hombre que ha escrito más de 23 libros incluyendo La Filosofía de la Creencia, Dios y la Filosofía, Introducción a la Filosofía Occidental, La Presunción del Ateísmo y Otros Ensayos Filosóficos sobre Dios, La Libertad y La Inmortalidad.

Mi segundo invitado es el Dr. Gary Habermas, un renombrado filósofo e historiador cristiano, que se considera por muchos como el mayor experto en la evidencia, la evidencia histórica—para la resurrección de Jesús. Gary es autor de 21 libros, entre ellos: El Jesús Histórico: La Evidencia antigua de la Vida de Cristo, En Defensa de los Milagros, y ¿Por qué Creer? ¡Dios Existe! Estamos encantados que estés aquí con nosotros.

Dr. Habermas, estamos hablando sobre el tema, ¿Resucitó Jesús de entre los muertos? Y creo que las personas que nos están viendo en este momento se preguntan, “¡Vamos! ¿Están diciendo que hay pruebas,  hechos en la historia? “Cuando vemos en revistas como Newsweek y Time que cada seis u ocho meses  más o menos hablan de esto– y otra que se llama “Visiones de Jesús” En estas revistas se encuentran todo tipo de cosas, y dicen que: “Existe muy poca evidencia.” Ahora, perece ser que usted y escribió este pequeño libro llamando El Jesús histórico, y de repente, habla del hecho de que cuando estaba en el Estado de Michigan trabajando en su doctorado, y que  usted era un incrédulo y que las evidencia que encontró lo llevaron a la creencia en Jesús. Y usted ha dicho que hay por lo menos 12 hechos históricos que prácticamente todos los eruditos críticos de hoy en día están de acuerdo. Me gustaría que nos haga saber cuáles son estas evidencias, comencemos.

Habermas:   Bien, John, sólo por nombrar algunos de los aspectos más destacados: Prácticamente todo el mundo hoy en día cree que Jesús murió debido a la crucifixión, es decir, John Crossan y otros del Seminario de Jesús dicen que es el hecho más conocido en el mundo antiguo. Y que fue enterrado, por supuesto, este evento causó alguna desesperanza entre los discípulos. Ahora, el hecho de que la tumba estaba vacía es admitido por la mayoría de los estudiosos, pero no tan ampliamente admitido como el resto en esta lista. Probablemente el hecho más importante es que los discípulos tuvieron experiencias que ellos creyeron ser  apariciones del Jesús resucitado. Y ellos fueron transformaron como resultado. La resurrección fue su mensaje central, ellos predicaron en Jerusalén, allí nación la Iglesia. Tenemos a personas como Santiago y Pablo, dos personas que fueron incrédulos – uno por  ser parte de la misma familia, y el otro era un extranjero perseguidor de los cristianos – pero ambos  vinieron a Cristo al experimentar lo que ellos creían ser apariciones del Jesús resucitado.

Por cierto, hay varios otros estudiosos hoy en día en el movimiento histórico Jesús, mucho más radicales que yo, pero ellos también han comenzado con una lista de hechos como este, como una base común desde la cual  podamos tratar con nuestra información.

Ankerberg:  Ahora, Dr. Antony, ¿Qué piensa de los hechos de Habermas sobre este tema?

Dr. Antony Flew:  Bien, no puedo discutir esos hechos y quiero decir a todo esto, sí, pero, la evidencia situacional es en muchos aspectos muy insatisfactoria. Para comenzar, no se sabe en qué año el evento crucial de la crucifixión y en consecuencia todos los otros eventos ocurrieron. Y esto es una cosa muy notable que no se sabe la fecha de Su nacimiento… bueno, sé hay un gran número de fechas acerca del nacimiento de personas importantes que no se conocen. La otra falta es, toda nuestra evidencia se basa en documentos escritos por cristianos creyentes, ninguno de los cuales fueron testigos presenciales, y no tenemos ninguna  información del resto de la población de Jerusalén que nos diga por qué fue que ellos no se convirtieron y si los terremotos y otros presuntos milagros ocurrieron realmente o no.

Ankerberg:  ¿Qué piensas sobre eso, Gary?

Habermas:   Bueno, ahora, cuando dices que ninguno de estos primeros autores cristianos fueron testigos oculares, por supuesto, puedo pensar que en tus escritos por ejemplo, no quitas a Pablo, ¿No? Pues, ¿Tú, sí crees que el apóstol Pablo fue un testigo ocular?

Flew:  h, claro que sí, yo estaba pensando en los escritores de los evangelios.

Habermas:   Bien, pues con Pablo tenemos un testigo auténtico, tú concederías a los libros paulinos autenticidad.

Flew:  Absolutamente. Oh sí, pero, él no estuvo en Jerusalén, en ese momento.

Habermas:   Bueno, pero poco después, él estuvo allí cuando Esteban fue apedreado, pero también estoy en  desacuerdo acerca de los datos extra-bíblicos. Pues creo que tenemos datos extra-bíblicos para casi todo, y  diría que todo en esta lista de hechos que di, todo excepto probablemente la desilusión de los discípulos – que puede ser un hecho psicológico – pero todo el resto de estos hechos se puede corroborar con solo a través de Pablo. Y creo también que la mayoría de ellos se pueden  evidenciar con la literatura antigua extra-bíblica.

Ankerberg:  Ahora la discusión que acabas de escuchar es típica de las conversaciones entre cristianos y no cristianos en relación a la pregunta, “¿En verdad resucitó Jesús de entre los muertos?” Los no cristianos por lo general afirman que no hay evidencia histórica suficiente, no hay testimonios de testigos presenciales, y los evangelios fueron escritos mucho después de que Jesús vivió, por personas que ni siquiera lo conocieron. Además se suele decir, no hay pruebas de fuentes seculares o no cristianas que sustenten la reseña histórica sobre Jesús como se encuentra en los evangelios. Por lo que ellos concluyen, “¿Cómo es que si Jesús era tan importante, que ni siquiera se sabe la fecha de Su nacimiento?, ¿Ni cuándo fue crucificado?” En cuanto a esta pregunta, hablé con el Dr. Darrell Bock, profesor de Nuevo Testamento del Seminario Teológico de Dallas. Escucha lo que dice…

Peter Jennings comenzó su programa especial [La Búsqueda de Jesús, del ABC, de junio 2000], diciendo: “Sospechamos que serían difícil encontrar fuentes confiables.” Y él dijo que no sólo las fuentes confiables son muy difícil de encontrar, pero que, hay falta de pruebas sobre la vida de Jesús en términos del Jesús histórico ¿Es eso cierto?

Dr. Darrell Bock:  No, no es cierto. En realidad existe bastante evidencia histórica, especialmente, cuando consideramos cuan oscuro era el nivel de una figura como de Jesús, Él se encontraba una zona rural escondida del Imperio Romano y al estar en esa parte rural remota del contexto del gran imperio, uno pensaría que se sabría muy poco acerca de Él, pero el hecho es  que Él aparece en un montón de lugares.

Ankerberg:  Mucha gente dice que no hay fuentes no cristianas, seculares acerca de Jesús que confirmen los hechos históricos que se encuentran en el Nuevo Testamento. ¿Es eso cierto o falso?

Bock:  No, eso es falso, tenemos varias fuentes fuera de la Biblia que confirman la existencia de Jesús y dicen cosas muy importantes acerca de Jesús.

Ankerberg:  ¿Cómo cuáles?

Bock:  Tenemos a Tácito, quien dice que Poncio Pilato, fue el responsable de la ejecución de Jesús, él fue un historiador romano que estaba hablando del  gobernador romano. Tenemos a Josefo, historiador judío, que nos dice que Poncio Pilatos fue el responsable de la ejecución de Jesús y “nuestro pueblo” causó que esto sucediera. Así que tenemos a  un historiador judío hablando de la contribución judía a la discusión. Tenemos fuentes judías que hablan de Jesús como un mago y hechicero, reconociendo que Él hizo obras inusuales. Eso es algo que Josefo también corrobora. Así que no sólo tenemos esta ratificación, en algunos casos tenemos doble confirmación.

Ankerberg:  n cuanto a la pregunta: “¿Cuándo fue que nació Jesús?,” la mayoría de los historiadores han concluido que Jesús nació antes de abril del año 4 a.C. ¿Por qué? En Mateo 2:1 y Lucas 1:5 se nos dice que Jesús nació mientras que Herodes el Grande aún vivía y de acuerdo con Mateo 2:15, Herodes murió mientras Jesús tendría menos de dos años de edad. Sobre la base de los registros romanos, los historiadores han calculado la muerte de Herodes que ocurrió en el año 4 a.C. ¿Por qué? Porque Josefo también registró de un eclipse de Luna el año que Herodes murió. Ese Eclipse ha sido fechado por los astrónomos el 12 de marzo del año 4 a.C. Josefo también nos dice que la Pascua del año 4 a.C. se produjo poco después que el hijo de Herodes, Arquelao, asumió el reinado. Los historiadores saben que la Pascua ocurrió el 17 de abril de ese año. Si juntamos todos estos hechos, y ya que Jesús nació antes de la muerte de Herodes, la evidencia muestra que Jesús debe haber nacido antes del abril del año 4 a.C., o posiblemente un corto tiempo antes del año 5 a.C.

Ahora, en relación con la siguiente pregunta, “¿Qué tan precisos son los cuatro evangelios y fue alguno de ellos escritos por testigos oculares?” Me gustaría que escucharás un clip de nuestro programa con el Dr. John Warwick Montgomery, un hombre que tiene dos Doctorados y es un abogado activo.

Dr. John W. Montgomery:    l primer evangelio fue escrito por Mateo Leví, un recaudador de impuestos, que llegó a ser uno de los apóstoles, un discípulo de Jesús, y que escribió bajo la base de su propia observación, de lo que Jesús dijo e hizo. El cuarto evangelio fue escrito por Juan, que era el más joven de los discípulos y vivió por más tiempo. Tenemos evidencia de que murió en la ciudad de Éfeso alrededor del año 95. También existen registros de dos de sus estudiantes que nos indican que Juan fue en realidad el autor de ese libro, y que pasó esa información a ellos acerca de la autoría de los otros evangelios. El segundo evangelio fue escrito por Juan Marcos que fue el acompañante de Pedro, uno de los apóstoles, y el evangelio de Lucas fue escrito por el médico que acompañó al apóstol Pablo en sus viajes misioneros. Y Pablo que fue aceptado por los once apóstoles originales como un apóstol legítimo de  propio derecho.

Ankerberg:  Y por supuesto tenemos a  Santiago y a Pedro.

Montgomery:  Así es.

Ankerberg:  Muy bien, así que aquí tenemos a siete testigos que dijeron que estuvieron allí o adquirieron la información de otros testigos oculares, y eso es lo que encontramos  en el Nuevo Testamento. No obstante, puedo escuchar decir a muchas personas que están escuchando en este momento, decir, “Pero Dr. Montgomery, usted sabe que esos eran todos discípulos de Jesús, ellos eran sus amigos. ¿Acaso no acomodaron ellos los hechos? Es decir, ¿Acaso no acondicionaron los hechos para hacer quedar bien a Jesús? Pues no tenemos a ningún incrédulo en este grupo, sólo tenemos buenos amigos de Jesús. ¿Cómo podemos saber que nos están diciendo la verdad acerca de lo que Jesús hizo en realidad? ”

Montgomery:  sa es una de las cuestiones centrales, y me parece que tenemos que enfrentarla directamente, y hay dos cosas que tenemos que ver. En primer lugar, estas personas no comenzaron como creyentes. De hecho, después de la crucifixión de Jesús, ellos regresaron a la pesca con redes. Ellos, obviamente, no habían llegado a la convicción reflejada en los Escrituras que se produce más tarde. Lo que cambió sus mentes fue la resurrección, vemos esto en el caso de Tomás, que no iba a creer a menos que tocará las marcas de los clavos en las manos de Jesús y meter su mano en Su costado después de la resurrección. Eso es lo primero.

Lo segundo es, en verdad, no hay diferencia si un escritor acerca de Jesús o un escritor de otra cosa es un amigo de la persona que escribe o no, si esté elabora sus escritos en un ambiente donde hay testigos hostiles. El hecho es que los primeros apóstoles salieron y presentaron lo que tenemos en el Nuevo Testamento en un público principalmente judío, sobre todo en las sinagogas. Y los líderes religiosos judíos habían sido los rivales principales del mensaje de Jesús. Ahora bien, es inconcebible que los discípulos, amigos de Jesús o no, podrían haber salido con la información incorrecta acerca de Jesús en presencia de testigos hostiles quienes ellos mismos habían tenido contacto con la vida de Jesús y que tenían lo que los abogados llamamos “medios, motivos y oportunidad” para destruir esa imagen.

 

******

Ankerberg:   Estamos examinando los registros históricos de la vida de Jesús para ver si podemos descubrir si la evidencia muestra que Jesús realmente resucitó de entre los muertos. Al inicio del programa, el Dr. Gary Habermas se refirió a doce hechos históricos que prácticamente todos los estudiosos críticos de hoy aceptan. Y le he pedido que comparta esos hechos con ustedes.

Habermas:   La mayoría de los estudiosos te darán una lista de hechos que rodean las evidencias que los cristianos llaman el evangelio: el juicio, la muerte, la sepultura, la resurrección de Jesús. Creo que hay al menos 12 hechos, al menos 12. Es decir, la gran mayoría de eruditos te dará más de estos, pero hay al menos 12 hechos que los eruditos críticos admiten. Prácticamente todos los eruditos admitirán cada uno de ellos:

  1. Jesús murió por crucificado.
  2. Jesús fue sepultado, no hay nada de extraño con estas cosas. La mayoría de la gente muere, la mayoría de las personas son enterradas.
  3. Su muerte hizo que los discípulos se desilusionaran y perdieran la esperanza, creyendo que Su vida había terminado. ¿Qué dirías si tu mejor amigo muriera de repente?
  4. Ahora bien, Este hecho no es muy ampliamente reconocido, pero muchos eruditos creen que la tumba en la que Jesús fue sepultado, fue encontrada vacía, tan sólo unos días más tarde.
  5. Los discípulos tuvieron experiencias propias, y digo esto de manera que incluso los críticos podrán aceptarlo, creo que: los discípulos tuvieron experiencias, las cuales creyeron que fueron apariciones literales del Jesús resucitado. Ellos creyeron que Jesús se les apareció.
  6. Debido a estas experiencias, ellos [los discípulos] fueron transformados de escépticos – pues ellos habían llegado a tener miedo hasta de su propia sombra, por decirlo así, y ciertamente miedo de identificarse con Jesús – a proclamadores audaces de Su muerte y resurrección.
  7. Este mensaje fue el centro de la predicación de la Iglesia primitiva. Recuerda lo que Pablo dijo: “De primera instancia” [1 Corintios 15:3] la muerte, la sepultura, y la resurrección de Jesús.
  8. Este mensaje fue proclamado especialmente en los alrededores de Jerusalén, donde Jesús murió y había sido enterrado muy poco antes.
  9. Como resultado de esta predicación, la Iglesia nació y creció.
  10. El domingo llegó a ser el día principal para la adoración. Y eso fue importante para los creyentes judíos.
  11. Santiago, quien había sido un incrédulo hasta ese momento, se convirtió a la fe cuando él “creyó” pues había visto a Jesús resucitado.
  12. Unos años más tarde, Pablo se convirtió al experimentar la aparición de Jesús resucitado, por lo cual “creyó”.

Lo que estoy diciendo aquí es que, con la excepción del hecho de la tumba vacía, prácticamente todos los estudiosos críticos aceptan esta lista como hechos históricos, y la mayoría de ellos incluso aceptarían el hecho de la tumba vacía. Y si te gustaría revisar estos escritos que puedes hacerlo buscando en el libro que he hecho, El Jesús Histórico y algunos otros libros, aquí podrás encontrar una lista de los eruditos críticos que aceptan todas estas cosas.

Ahora, podrías decir: “Bien, espera un minuto. ¿Son doce? Eso está muy bien, pero ¿podríamos acortar esta lista? ¿Podemos buscar a más escépticos para que se impliquen y poder ser más exigentes en lo que presentamos?

Muy bien, podemos arbitrariamente reducir esta lista a  cuatro, cinco, o seis – más o menos. Y si redujese esta lista, yo haría una como la siguiente: Jesús murió debido a la crucifixión, los discípulos tuvieron  experiencias propias de creer haber visto a Jesús resucitado. Sus vidas fueron transformadas por eso, y más tarde, un hombre llamado Saulo de Tarso se convirtió al ver una aparición de Jesús, una aparición personal, de Jesús resucitado.

Estos son cuatro hechos sólidos que prácticamente cualquier persona aceptaría. Y creo que podemos construir un caso para que la proclamación central de la muerte y resurrección de Jesús basado en sólo estos cuatro hechos por sí solos.

Ankerberg:  Ahora, estos son 12 hechos que son aceptados por todos los estudiosos críticos. Algunos escépticos incluso pueden llegar a aceptar hasta 20 o más. Pero a partir de estos 12 hechos el Dr. Habermas cree que sólo necesitamos cuatro de ellos para establecer una base histórica sólida para decir que Jesús vivió, murió en la cruz y resucitó de entre los muertos. Escucha como él explica por qué.

Habermas:   Bien, hemos enumerado cuatro hechos que creo pueden ser admitidos por la gran mayoría de los eruditos críticos, y por escolásticos que están en la parte medio o a la izquierda de la escala. Podríamos añadir un par más: la resurrección fue el centro de la predicación cristiana primitiva; ¿Cómo puedes catalogar a una persona como Santiago? El hermano de Jesús, uno que no había creído, ero que vino a Jesús; debido a que la resurrección de Cristo fue proclamada desde el comienzo. ¿Qué haces con estos hechos?

Ahora, este es mi punto, algunos críticos te pueden  dar una lista más larga y algunos incrédulos te pueden dar hasta 20. Y yo digo: “No necesito de 20, sólo necesito de 12.” Y para los que piensan, “¿Puedes subsistir con menos de 12?”, les digo, “que puedo tener sólo  cuatro, cinco, seis, siete, más o menos. “Y es un número arbitrario. ¿Por qué? Porque nadie, prácticamente nadie, te da sólo esos hechos. Así que reduzco la lista a 12, y luego a cuatro, cinco, seis. Y aquí está mi argumento, con estos datos y los datos que modifican estos hechos que son admitidos por todos, tenemos lo suficiente para una base y poder  decir que Jesús murió y que resucitó de entre los muertos. Y puedes irte a casa con este paquete de hechos.

Ankerberg:  Ahora, la próxima semana vamos a ver más evidencias de la resurrección de Jesucristo. Pero déjenme preguntar, ¿Qué si la evidencia demuestra que Jesús realmente resucitó de entre los muertos? ¿Qué tiene que ver eso contigo? Entre otras cosas, nos dice que lo que Jesús dijo acerca de Sí mismo es verdad: Él es el Hijo de Dios, Él vino al mundo para dar Su vida en rescate por muchos, esto es, para pagar por tus pecados y los míos al morir en la cruz.

Pero el solo conocer los hechos acerca de la vida de Jesús, o de sólo creer intelectualmente que Él resucitó de entre los muertos y que es el Hijo de Dios, eso no significa que tienes una relación personal con Él, o que tus pecados han sido perdonados, o que vas a ir al cielo. Tiene que haber un momento en que vienes Él y depositas toda tu confianza en Jesús, es necesario admitir a Él que eres un pecador, y decirle que desde ahora sólo vas a confiar en Él para el perdón de tus pecados, y que Él te dará el regalo de la vida eterna y Él entrará en tu vida.

Si quieres, puedes comenzar esa relación con Jesús en este momento. ¿Te gustaría? Si es así, entonces te invito a orar conmigo y decir: “Querido Señor, yo creo que eres el Hijo de Dios, creo que moriste en la cruz y que pagaste por mis pecados, que resucitaste de entre los muertos al tercer día y que ahora vives por siempre, te invito a entrar en mi vida, a partir de este momento, confío en que serás mi Salvador y que serás mi Señor. Gracias por hacerme tuyo. Bien, si hiciste esta oración, la Biblia dice: “Todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo.” Eso es lo que Dios prometió hacer por ti, salvarte. Esa es la oración más importante que una persona puede hacer.

 

Para ver más de nuestros programas de Televisión, puedes descargar nuestra Aplicación GRATIS del Programa de John Ankerberg

¿Cómo Orar Para Aceptar a Jesucristo?” @ JABiblica.org

Derechos Reservados 2001 ATRI

 

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio