El Caso de la Resurrección de Jesús Segundo Programa

 El Caso de la Resurrección

de Jesús 

Segundo Programa

 

Instituto de Investigación Teológica Ankerberg

El Programa de John Ankerberg

P.O. Box 8977

Chattanooga, TN 37414  USA

El Caso de la Resurrección de Jesús

Announcer:  Durante 2.000 años, la Iglesia cristiana ha proclamado que, al final de Su vida, Jesús de Nazaret fue crucificado en una cruz, honorablemente sepultado, y luego en el tercer día, resucitó de entre los muertos.

Dr. Craig Evans:  La evidencia está ahí, las fuentes están ahí, la imagen es clara y coherente y en mi opinión académica, el panorama es bastante convincente.

Announcer:  Pero otros afirman que Jesús no murió en la cruz; dicen que Él simplemente se desmayó y se reavivo en la tumba. Algunos eruditos modernos afirman que el cuerpo de Jesús fue bajado de la cruz, y tirado sobre un montón de basura, y que fue devorado por perros salvajes. Las llamadas “apariciones de la resurrección” de Jesús no fueron más que alucinaciones o “visiones de agravio,” las apariencias físicas de Jesús no fueron literales.

Dr. Edwin Yamauchi:  Ahora bien, si la resurrección no hubiera sucedido, entonces no estaríamos aquí hablando sobre esto, no habría ninguna entidad cristiana.

Dr. Gary Habermas:  Viví diez años como un escéptico, y me preguntaba si había algún significado para la vida. Me pregunté si, cuando esté enterrado, las hojas soplarán sobre mi tumba y eso es todo. ¿O hay algún significado a todo esto? Así pues, me especialice en la investigación acerca de la resurrección. Y ¿sabes qué? Hubo momentos en que me preguntaba ¿Qué va a pasar con esta investigación? Pero la conclusión fue, que me sacó de las penumbras, de la desesperanza. Para mí, la resurrección es lo que me dice que la vida tiene sentido, hay una eternidad,  porque Jesucristo fue resucitado de entre los muertos.

Announcer:  ¿Qué revela el examen de las evidencias históricas tanto de las fuentes cristianas como las seculares?

Dr. William Lane Craig:  Tienes que dejar que Jesús sea Jesús, tienes que dejar que Él hable por Sí mismo y ser quien dijo ser. De lo contrario, estarás imponiendo tu ideología, tu postura política en Jesús, en el Jesús de la historia, y estarás proyectando a un Jesús que se ajusta a tu parecer.

Announcer:  ¿Qué marcaria la diferencia en tu vida, si la evidencia conduce a la conclusión de que Jesús realmente resucitó de los muertos?

Dr. Darrell Bock:  Si Jesús es quien dice ser, entonces hay una responsabilidad que todos tenemos para con Jesús, y eso es incómodo de aceptar.

Announcer:  Te invitamos a que te unas a nosotros en esta edición especial del programa de John Ankerberg y escuchar a historiadores reconocidos mundialmente, así como a teólogos y arqueólogos tratar con estos temas.

++++

Segundo Programa

 

 

Dr. John Ankerberg:  ¡Bienvenido! ¿Existe evidencia histórica convincente que demuestre que después de que Jesús fue sepultado honrosamente resucitó de entre los muertos? Para responder a esta importante pregunta,  tenemos que examinar los 12 hechos históricos sobre la vida de Jesús que son aceptados por casi todos los estudiosos críticos—no cristianos y cristianos por igual. Hoy queremos presentar la evidencia para cada uno de estos hechos de ambas fuentes las seculares y las cristianas del primer siglo. Después creo que entenderemos por qué estos hechos son aceptados por la mayoría de los eruditos críticos de hoy. Finalmente, después de establecer la evidencia para cada uno de estos hechos históricos, veremos si nos  conducen a una conclusión acerca de si o no Jesús resucitó de entre los muertos.

Para empezar me gustaría que escuchemos al Dr. Gary Habermas quien es conocido y respetado como uno de los principales escolásticos en el mundo de la investigación histórica que rodea la resurrección de Jesús.

Gary, tú has escrito un libro titulado El Jesús histórico, y has hecho un bosquejo con un enfoque peculiar, donde has recopilado hechos históricos que son aceptados prácticamente por todos los estudiosos críticos. Cuéntanos, ¿Cómo fue que elegiste estos hechos?

Habermas:  Bueno, en primer lugar, mi propósito al hacer esto fue tener un común denominador que tanto los críticos incrédulos y los  creyentes puedan compartir juntos y decir, bien, ¿Qué vamos a hacer con este común denominador de  hechos? Los 12 hechos comienzan con la muerte de Jesús por crucifixión. Hay muchos hechos a lo largo de Su vida, pero empiezo con esto y sigo así hasta el final. Y mi punto es escoger eventos, prácticamente sin excepciones, que se ajusten a dos criterios: Criterio número 1, que la gran mayoría de los eruditos críticos admiten como un hecho, y me refiero a unos 90, a un 90 por ciento. Y en segundo lugar, no voy a utilizar un hecho que no esté verificado en varios niveles o por varias fuentes y mirar a esto hechos desde diferentes perspectivas. Creo que esto es como dar un doble golpe.

Ankerberg:  Bien, queremos examinar cinco de estos hechos el día de hoy. El primer hecho es que Jesús murió crucificado; en segundo lugar, que fue sepultado; tercero, su muerte causó a sus discípulos desilusión y desesperanza; cuarto, la tumba en la que Jesús fue sepultado fue encontrada vacía sólo unos días más tarde; quinto, los discípulos tuvieron experiencias, las cuales creyeron ser apariciones literales de Jesús resucitado. ¿Existe evidencia histórica para establecer estos hechos?

Muy bien, vamos a ver el hecho número 1. Jesús murió crucificado. Tú no solo dices que esto está en la Escritura, pero dices que está atestiguada por más de 17 fuentes seculares no cristianas.

Habermas:  Bien, sí, tenemos referencia bíblica con Pablo, con los cuatro evangelios, con Los Hechos, etc. Y existen cerca de 17 fuentes seculares sobre Jesús, 12 de ellos citan Su muerte con todo tipo de detalles, así que 12 de las 17 nos dicen que Él murió con esto o aquello.

Ankerberg:  Puedes nombrar unas cuantas.

Habermas:  Bien, tenemos al historiador Tácito que nos da un poco de información y menciona a Pilato y a Tiberio César. Tenemos al Talmud con una referencia a Jesús de haber sido colgado en la víspera de la Pascua después de que iban a apedrearlo. Tenemos  otra fuente judía, Josefo, que dice que Él fue crucificado bajo el liderazgo de Poncio Pilato. Tenemos a otras dos fuentes, dos fuentes que son muy ignoradas, Talo, un historiador griego que escribió alrededor del año 52 d.C. y Flegonte, un hombre puesto en libertad por el emperador Adriano, él escribió alrededor del año 120 [d.C.], en la misma época de Tácito y Suetonio. Ambos registran que una  oscuridad rodeó la tierra durante la crucifixión.

Tenemos  a Mara Bar-Serapion, un escritor sirio, que habla con su hijo y dice que Jesús era un hombre que murió por sus enseñanzas. Y está el satírico e historiador, Lucian que, por cierto, él escribió nuestra única fuente antigua de historiografía—cómo hacer historia, herramientas y reglas que utilizamos. Y Lucian dice bromeando  acerca de Jesús, “Él fue un enseñador crucificado, quien enseñó a sus seguidores a ser hermanos y no temer a la muerte. Pero Él murió por estas cosas.”

Esas son algunas de las fuentes que tenemos de la historia secular. Pero, además tenemos información médica acerca de la muerte por crucifixión. Tanto es así, que hace 15 años, la revista de la Asociación Médica de Estados Unidos publicaron un artículo junto – con un Pastor, dos  médicos – que escribieron acerca de la muerte por crucifixión y ellos llegaron hasta escribir un certificado de defunción para Jesús.

Así que tenemos estos datos médicos, juntos con una docena de fuentes seculares y el Nuevo Testamento del cual Pablo es el líder. Ahora, todo el mundo admite que él fue un testigo de la época. Esto es por qué John Dominic Crossan y Marcus Borg no dudan en decir que la cruz tiene que estar sin duda  en la vida de Cristo y es, por mucho, el más grande evento atestiguado.

Ankerberg:  Uno de los dirigentes del Seminario de Jesús, John Dominic Crossan, afirmó en el programa de ABC con Peter Jennings, que el cuerpo de Jesús fue bajado de la cruz, y luego fue arrojado en un basurero y comido por perros callejeros. Le pregunté al Dr. Habermas que comentara si existe o no evidencia histórica de esta sorprendente declaración.

Habermas:  Puedo decir que es interesante que prácticamente ninguno de sus amigos le han apoyado en esto, aunque esto no prueba nada en ningún lado, pero nos hace ver que los datos no están en su favor. Una cosa puedo decir sobre eso y es que carecemos de un solo hecho que nos diga qué le pasó a Jesús. Lo que sí tenemos son muchas razones para creer que fue sepultado, y que la tumba en la que fue sepultado fue encontrada vacía. Y que no hay nada, ni ningún hecho, que diga que fue arrojado en una fosa común. Pero, a lo mejor podrían decir que eso es lo que se hacía a los que eran crucificados, pero veamos, tenemos pruebas específicas que nos dicen que eso no fue lo que pasó con Jesús.

Ankerberg:  Ahora el segundo hecho que queremos examinar es que Jesús fue enterrado honrosamente en una tumba. El Dr. William Lane Craig nos habla de la evidencia de este hecho.

Dr. William Lane Craig:  Me vi sorprendido cuando Peter Jennings, en el programa especial de la ABC dijo que según los Evangelios, Jesús fue puesto en la tumba por Su madre y Sus amigos. Ahora bien, si la historia de la sepultura de Jesús fuera una leyenda en desarrollo, que tomó auge a través de los años en la iglesia cristiana primitiva, esto es exactamente el tipo de historia piadosa que uno esperaría encontrar – que Jesús fue enterrado por Su devota madre y Sus fieles discípulos.

Pero eso no es así, de hecho, lo que dicen los evangelios, por lo contrario, lo que los evangelios dicen es que Jesús de Nazaret fue puesto en una tumba por esta enigmática figura de José de Arimatea, que aparece de la nada en los evangelios, y contrariamente a lo esperado, él le da a Jesús de Nazaret un entierro honorable en una tumba. Por otra parte, Marcos nos dice que este hombre era un miembro del Sanedrín, el mismo consejo que acababa de condenar a Jesús para ser crucificado y que José singulariza a Jesús entre el trío de hombres que habían sido crucificado para recibir una atención especial al darle un entierro honorable en una tumba en lugar de permitir que el cuerpo fuera enviados a una fosa común reservada para los delincuentes. Esto es extraordinario y requiere algún tipo de explicación.

Ankerberg:  Bien, ahora ¿por qué es que sobresale lo que la teoría de John Dominic Crossan dice, que Jesús fue lanzado a un basurero y que fue comido por los perros?

Craig:  La sepultura de Jesús tiene varias evidencias solidas e independientes que la  apoyan. Una de las más importantes es la multiplicidad de testimonios en las fuentes tempranas del Nuevo Testamento.

Ankerberg:  ¿Dónde?

Craig:  Por ejemplo, se menciona en la tradición antigua que fue enseñada por Pablo en 1 Corintios 15, en la tercera línea de esta fórmula que dice “… que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó…que se apareció…”   [1 Cor. 15:3-5]

Y la segunda línea de esta fórmula se refiere a la sepultura de Jesús. Esta tradición ha sido datada en el plazo de 5 años después de la crucifixión de Jesús. Así que esto no se puede escribir como si fuera una especie de un cuento legendario que se acumuló durante décadas y con el tiempo llegó a ser escrito en los evangelios.

Por otra parte, cuando se compara esta fórmula con los relatos del evangelio, por un lado y los primeros sermones grabados en los Hechos de los Apóstoles por el otro, lo que descubres es que esta tradición de cuatro líneas es un esquema de los principios de la proclamación cristiana de la crucifixión, la sepultura por José de Arimatea en la tumba, la resurrección de Jesús, el descubrimiento de la tumba vacía, y la aparición de Jesús a varios testigos. Así que tenemos aquí una múltiple certificación independiente de la sepultura, así como otras partes de la tradición.

Ankerberg:  ¿Acaso, no es eso lo que quieren los historiadores?

Craig:  La gran mayoría de los eruditos del Nuevo Testamento consideran la sepultura  de Jesús como uno de los hechos más tempranos y mejor atestiguados que tenemos sobre el Jesús histórico.

Ankerberg:  Sigamos con el tercer hecho—es decir, la muerte de Jesús hizo que los discípulos se desilusionaran y perdieran la esperanza creyendo que Su vida había terminado.

Habermas:  Así es, ahora, esto se registra en todos los evangelios, dependiendo de lo que hagas con Marcos 16. Pero creo que la razón los críticos no niegan esto es debido a que la psicología detrás de esto es difícil de ignorar. ¿Qué haces cuando tu amigo más cercano, con quien has pasado los últimos tres años de tu vida, y pensabas que él era la clave para tus esperanzas, la esperanza para tu familia y de tus sueños? Tanto que los discípulos pensaban, ¡Oye!, ¿Podemos sentarnos en su mano derecha y su mano izquierda, él es nuestro futuro? Y ahora, Él se te ha sido quitado, se te ha quitado de forma violenta, tanto es así que te has escondido por temor de los judíos. Se dice en el evangelio de Juan y todo esto pasa casi al mismo tiempo. Él está muerto y te encuentras sentado preguntándote si deberías volver a pescar. Esto es  prácticamente imposible desde un punto de vista psicológico. La psicología viene al rescate en el texto del Nuevo Testamento. ¿Cómo estas personas se pueden sentir  triunfantes después de pasar por algo como esto?

*******

Ankerberg:  Si te acabas de unir a nosotros, estamos examinando los 12 hechos históricos de la última etapa de la vida de Jesús que son aceptados por casi todos los estudiosos críticos. Y queremos responder a la pregunta, ¿Existe evidencia histórica que  conduce a la conclusión que Jesús resucitó de entre los muertos? El filósofo, el Dr. William Lane Craig presenta la evidencia de este hecho.

Craig:  Estos cuatro hechos – la sepultura honorable de Jesús; el descubrimiento de Su tumba vacía; las posteriores apariciones de Jesús; y el origen de la fe de los discípulos que Dios había resucitado a Jesús de entre los muertos – representa la opinión de la mayoría de los críticos del Nuevo Testamento que han escrito sobre estos temas. Y quiero hacer hincapié, no estoy hablando aquí de los eruditos conservadores o fundamentalistas, estoy hablando de una amplia corriente de escolásticos. Puesto que aquellos que lo niegan  tienden a ser críticos radicales de la franja izquierda de escolásticos del Nuevo Testamento. Pero la mayoría de los estudiosos que han escrito sobre estos temas, están de acuerdo con la sepultura  honorable, la tumba vacía, las posteriores apariciones, y el origen de la fe de los discípulos en la resurrección de Jesús.

Ahora, específicamente con respecto a la tumba vacía, la mayoría de los estudiosos que han escrito sobre este tema coinciden en que la tumba de Jesús fue encontrada vacía por un grupo de sus seguidoras el domingo por la mañana. Eso representa el núcleo histórico de la narrativa de la tumba vacía como lo encontramos en Marcos.

Ankerberg:  ¿Por qué les resulta esto creíble?

Craig:  El acontecimiento de la tumba vacía disfruta de múltiples líneas independientes de evidencia. Por ejemplo, como ya he indicado, el acontecimiento de la sepultura  es compatible con la historia de la tumba vacía. Si el acontecimiento de la sepultura de Jesús es históricamente correcto, entonces la inferencia de que la tumba fue encontrada vacía no está muy lejos de eso mismo, puesto que la fe en la resurrección no podría haber surgido y prosperado en vista de una tumba cerrada.

En segundo lugar, creo que la historia de la tumba vacía es también atestiguada  múltiple e independientemente por fuentes antiguas. Está atestiguada en la pre-Markan fuente de la pasión, que es la fuente que Marcos utilizó para escribir su evangelio. También tenemos fuentes independientes sobre la tumba vacía en Mateo y Lucas, y también en Juan. Esto es evidente, por ejemplo, del hecho de que Mateo tiene una historia muy diferente de la tumba vacía pues él emplea la idea de un guardia, lo que Mateo no inventó de la nada, sino que representaba una tradición que Mateo recibió.

La mayoría de los estudiosos reconocen que el acontecimiento de la tumba vacía y la sepultura de Jesús escrita por Juan es independiente de los tres evangelios sinópticos. También creo que la tumba vacía está implicada, al menos, en la fórmula transmitida por Pablo en 1 Corintios 15. Cuando nos fijamos en la tercera línea de esa fórmula que dice: “Y resucitó el tercer día de acuerdo a las Escrituras, ” [1 Cor. 15: 4] está tercera línea corresponde a la narrativa de la tumba vacía en los evangelios y en la tumba vacía en los sermones en los Hechos de los Apóstoles. Así que de nuevo, es un resumen en forma de esquema del amplio acontecimiento de la tumba vacía.

Ankerberg:  Los primeros relatos históricos dicen que fueron las mujeres las primeras en descubrir el hecho de que la tumba de Jesús estaba vacía. El Dr. Craig explica por qué, si un escritor estuviese inventando esta historia acerca de Jesús, no habría mencionado a mujeres como las primeras testigos de la tumba vacía.

Craig:  Otra señal auricular de la credibilidad histórica de la historia de la tumba vacía es el hecho sorprendente de que la tumba fue encontrada vacía por mujeres. Ahora, con el fin de apreciar por qué esto es notable, es necesario entender dos cosas sobre el papel de la mujer en la sociedad judía del primer siglo. En primer lugar, las mujeres eran, con toda franqueza, ciudadanas de segunda clase. Por ejemplo, un refrán rabínico posterior dice: “Bienaventurado aquel cuyos hijos son hombres, pero ¡Ay de aquel cuyos hijos son mujeres!” Esto fue  claramente la era de la conciencia pre-feminista.

En segundo lugar, el testimonio de la mujer era considerada tan poco fiable que ni siquiera se les permitía servir como testigos en un tribunal judío de ley. Ahora, a la luz de este hecho, ¿Cuán extraordinario debió haber parecido que se trataba de mujeres como las principales testigos, y las descubridoras de la tumba vacía de Jesús? Cualquier relato legendario sin duda habría escrito de discípulos varones, por ejemplo, Pedro y Juan, que acuden a la tumba primero y descubren que estaba vacía. El hecho de que se descubre vacía por mujeres cuyo testimonio en la sociedad se consideraba sin valor explica con más razonamiento diciendo, nos guste o no,  fueron ellas las descubridoras de la tumba vacía y los evangelios registran lo que para ellos era un hecho vergonzoso e incómodo.

Habermas:  Primero, si estás explicando los relatos de los evangélicos y si quieres dar un buen punto en la predicación, de nuevo, no uses a mujeres como los primeros testigos, ya que ellas no son muy bien aceptadas. Como dice Lucas 24:11, la audiencia no las aceptaría, entonces ¿Por qué usarlas a no ser que realmente Jesús se les apareció? Así que el testimonio de las mujeres es importante.

Dos, la tumba vacía es lo que se predica desde el mismo principio, y Pablo en 1 Corintios 15 nos dice que murió, que fue sepultado, y lo que fue enterrado fue lo que resucitó, y lo que salió fue lo que se apareció.

Tienes el hecho de que esto fue proclamado en Jerusalén. Y tengo que decir que si vas a proclamar la resurrección y quieres empezar con la tumba vacía – y por cierto ellos no empezaron con esto, las apariciones son mucho más importantes. Pero te digo que no utilices a mujeres y no las utilices al principio de una proclamación, a ser posible, querrás hacerlo más adelante en la historia.

Pero en tercer lugar, no lo hagas en Jerusalén, pues allí todas tus intenciones pueden ser frustradas, pues si los líderes judíos o romanos fueran a ver ese cuerpo, (ahora, algunos críticos dirían ¿Cómo habría parecido ese cuerpo en 50 días?) dirían, “¡Miren, escuchen!, aquí están los vestidos, del que fue crucificado. ¡Oigan! ¿Qué pueden decir de esto?” Así que Jerusalén no es el lugar apropiado para hacerlo.

Así que aquí tenemos alguna información con la que acabamos de comenzar a decir que la tumba estaba vacía: Tenemos la ubicación, a las mujeres, estas son las fuentes más antiguas, por lo que creo que tenemos un buen comienzo para la  proclamación de la resurrección.

Ankerberg:  Ahora, la próxima semana vamos a ver más evidencia de la resurrección de Jesucristo. Pero déjenme hacerles una pregunta: ¿Qué pasa si las pruebas demuestran que Jesús realmente resucitó de entre los muertos? ¿Qué te dice esto a ti? Entre otras cosas, debería decirte que lo que Jesús dijo acerca de Sí mismo es verdad, es decir, que Él era el hijo de Dios, Él vino al mundo para dar Su vida en rescate por muchos, para pagar por sus pecados y los míos al morir en la cruz.

Pero sabes, conocer los hechos acerca de la vida de Jesús, el sólo creer intelectualmente  que Él Se levantó de entre los muertos y que es el Hijo de Dios, eso no quiere decir que tienes una relación personal con Él, o que tus pecados han sido perdonados, o que vas a ir al cielo. Tiene que haber un momento en que llegues a poner toda tu confianza en Jesús. Es necesario admitir a Él que eres un pecador y decirle que a partir de este momento, vas a confiar solamente en Él, que te perdone de tus pecados, y te dará el regalo de la vida eterna y Él entrará en tu vida y te cambiara y te capacitará.

Si quieres, puedes iniciar esa relación con Jesús hoy mismo. ¿Si te gustaría hacerlo? Si dice que sí, entonces te invito a orar conmigo ahora mismo y decir: “Querido Señor, creo que eres el Hijo de Dios, creo que moriste en la cruz y que pagaste por mis pecados, que resucitaste de entre los muertos al tercer día y que vives en estos momentos, te invito a entrar en mi vida. A partir de este momento, voy a confiar en Ti como mi Salvador y Señor. Gracias por hacerme uno de los tuyos. Amén.

Ahora, si hiciste esta oración, la Biblia dice: “Todo aquel [es decir tú] que invocare el nombre del Señor [hiciste eso cuando oraste] será salvo.” Eso es lo que Dios promete hacer por ti. Él te salvó. Esa es la oración más importante que una persona  puede decir.

 

Para ver más de nuestros programas de Televisión, puedes descargar nuestra Aplicación GRATIS del Programa de John Ankerberg

¿Cómo Orar Para Aceptar a Jesucristo?” @ JABiblica.org

Derechos Reservados 2001 ATRI

 

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio