En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 1

By: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

Con todo lo que se habló al entrar el nuevo milenio, especialmente sobre el Y2K, mucha gente se pregunta, “¿qué es lo que sigue en el plan de Dios?” Este estudio (que se inició en el año 2000) tratará de responder a esa pregunta; pero antes de proseguir, debemos preguntarnos, “¿qué es lo que no sigue?” El Y2K literalmente significa “el año 2000”. Otras personas han identificado el año 2000 como el inicio de un nuevo milenio. Si le agregamos las letras d.C. se convierte en el año 2000 después de Cristo el cual está asociado con la cantidad de años que han transcurrido desde el nacimiento de Cristo.

De esta manera se presenta delante de nosotros dos conceptos sobre un milenio (o un período de mil años), el primero, el cual puede ser llamado el milenio de las computadoras, es simplemente porque los fabricantes de computadoras no tuvieron la visión de añadirle dos dígitos a su designación del tiempo en años, lo que los habría puesto de 1999 al año 2000. A como estaban las cosas programadas, al pasar la fecha de las computadoras del 31 de diciembre de 1999 al 1 de enero de 2000, el año se hubiera mostrado como 00, o posiblemente como 1900. Eso produjo una gran confusión, pero, debido a las precauciones que se tomaron, esa falla no ocurrió.

El segundo concepto de un milenio conlleva muchas insinuaciones religiosas y ha disparado una cantidad de especulaciones (y muchos temores) por los eventos que se anticiparon con la creencia de la Segunda Venida de Cristo, la cual ocurriría al principio del nuevo milenio, 1 de enero de 2000. El propósito de este estudio no se relaciona con los problemas de las computadoras y las tácticas empleadas que pudieron anticiparse a las calamidades que eso pudo haber ocasionado y que no sucedieron. En lugar de ello, vamos a enfocar nuestra discusión a los problemas relacionados con el tiempo del nuevo milenio desde la perspectiva cristiana.

La primera cosa que debemos hacer es volvernos a la aritmética simple de todo el asunto. Supongamos que Cristo nació hace 1999 años según nuestro calendario actual. (Estamos situados en el año 2000.) ¿Podría ser el año 2000 el inicio de un nuevo milenio? Si yo dijera que voy a correr diez veces alrededor de la pista del estadio, ¿completaría la décima vuelta al final de la novena? Si extendemos la cantidad de vueltas a 2000, ¿se completaría la vuelta 2000 al final de la 1999? ¡Claro que no! Aún tendríamos que recorrer una vuelta más antes de poder decir que hemos completado totalmente las 2000 vueltas.

Si aplicamos este concepto a nuestro calendario, el 1 de enero de 2000 NO ES el inicio de un nuevo milenio, sino más bien, es el inicio del último año que completa el milenio. El nuevo milenio inició, entonces, el 1 de enero de 2001 d.C.

Sin embargo, esto no comienza a solucionar nuestro problema porque existen hechos históricos que indican que Cristo no pudo haber nacido hace 1999 años (estamos situados en el año 2000). De acuerdo con Mateo 2:1-2, Herodes el Grande era rey al momento del nacimiento de Jesús: “Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido?”. Después de consultar con los sacerdotes y los escribas, Herodes envió a los magos a Belén. Posteriormente Dios le advirtió a los magos de no regresar a Herodes. Dios también envió un ángel para advertirle a José y a María de llevarse al niño a Egipto porque Herodes “buscará al niño para matarlo” (Mateo 2:13). En este momento, Jesús era un niño joven (paidon) en una casa (Mateo 2:11) y no un bebé (brephos) acostado en un pesebre. En ese momento, Jesús pudo haber tenido dos años de edad, ya que Herodes había dado la orden de matar a todos los niños “menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos” (Mateo 2:16).

Para corroborar aún más el año del nacimiento de Cristo, existe un evento en la naturaleza que es un eclipse de luna durante la noche en que Herodes murió. Tomado de Las Antigüedades de Josefo, 17:6.4, leemos lo siguiente: “Y en esa misma noche, hubo un eclipse de luna”. Y la nota al pie dice lo siguiente:

“Este eclipse de luna (el cual es el único eclipse de alguna luminaria celestial mencionado por Josefo en cualquiera de sus escritos) tiene grandes consecuencias para poder determinar la fecha de la muerte de Herodes y de Antipas, y para determinar también la fecha del nacimiento de Cristo y seguir con exactitud toda Su cronología. Eso sucedió el 13 de marzo del año del período juliano de 4710, que es el año cuarto antes de la era Cristiana”. Obviamente, eso coloca el nacimiento de Cristo en el año 4 a.C.
El gran historiador de la iglesia, Philip Schaff, en su obra “La Historia de la Iglesia Cristiana”, Volumen 1, páginas 124 y 125, nota 4, cita al historiador de Antíoco, John Malala, así: “Augusto en el mes décimo del año veintinueve de su reinado (o sea el año 5 o 6 a.C.), emitió un decreto para que se llevara a cabo un censo general de la población en todo el imperio romano. Julio Cesar había iniciado el censo en todo el imperio y Augusto lo completó.

¿Qué significa todo esto? Todos estos hechos significan que el nacimiento de Cristo ocurrió entre el año 6 y el 4 antes de lo que nuestro calendario presente indica, en algún momento entre el año 6 y el 4 a.C. Si ahora aplicamos esto para completar el segundo milenio desde el nacimiento de Cristo, este sucedió entre el año 1994 y el año 1996 de nuestro calendario presente. Estamos bien adelantados a esa fecha, y Cristo aun no ha venido. Un sinnúmero de escritores han emitido pronunciamientos sobre la fecha real del retorno de Cristo. Durante el año de 1980 estuvo circulando un folleto dando 88 razones por las que Cristo retornaría en el año de 1988. Otros afirmaron que Cristo retornaría en el año 1996, posiblemente basados en la fecha de nacimiento del año 4 a.C. Ambas fechas, y otras, han pasado, y Cristo no ha regresado.

Luego, ¿qué significado profético tiene el 1 de enero de 2000, o el 1 de enero de 2001? La respuesta es simple: ¡Ningún significado del todo! La Biblia nunca ha fijado una fecha para el retorno de Cristo. Lo que la Biblia sí dice es que cuando Jesús retorne debemos estar listos para recibirlo como nuestro Redentor y no como nuestro Juez. Jesús ya ha pagado el precio de nuestra redención al haber derramado Su sangre en la Cruz del Calvario. Jesús dijo: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25). Y para todos aquellos que aun no han creído Jesús dijo: “pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios” (Juan 3:18).

Lea la Parte 2

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio