En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 105

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

La Confesión de Simón Pedro y la Iglesia del Salvador.
Mateo 16:13-20

La Opinión de la Humanidad Sobre Cristo. Mateo 16:13-14

16:13-14: “Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas”.

Cristo utiliza esta pregunta preliminar tanto para obtener la atención de Sus discípulos, como para hacer que ellos evalúen su propia opinión sobre Él. Se obtienen cuatro respuestas.

La primera probablemente fue el resultado de la acción de Herodes en contra de Juan el Bautista y su resultante declaración en Mateo 14:2: “Este es Juan el Bautista; ha resucitado de los muertos, y por eso actúan en él estos poderes”.

La segunda opinión sobre que es Elías, sin duda es debido a la profecía del Antiguo Testamento en Malaquías 4:5 que dice que Elías el profeta será enviado por Dios antes del juicio del día de Jehová, grande y terrible.

Tercero, había quienes pensaban que Jesús era Jeremías. Esto quizás se basaba en dos narraciones apócrifas:
“Al llegar allí, Jeremías había encontrado una cueva, en la que depositó el arca de la alianza, la tienda y el altar de los inciensos, después de lo cual tapó la entrada. Algunos de los acompañantes volvieron después para poner señales en el camino, pero ya no pudieron encontrarlo. Jeremías, al saber esto, los reprendió diciéndoles: ‘Ese lugar debe quedar desconocido hasta que Dios tenga compasión de su pueblo y vuelva a reunirlo. Entonces el Señor hará conocer nuevamente esos objetos; y aparecerán la gloria del Señor y la nube’” (2 Macabeos 2:5-8, Dios Habla Hoy).

La otra historia apócrifa es de 2 Esdras 2:16-18: “Y aquellos que han muerto los levantaré de sus lugares, los sacaré de sus sepulcros: porque yo te he escogido, dice el Señor. En tu auxilio enviaré a mis siervos Isaías y Jeremías”.

Cada una de estas leyendas tiene algo que decir sobre un tiempo futuro en el que Jeremías de alguna forma está involucrado, o predice algo que va a suceder.

Entonces, el ministerio de Jesús fue encerrado por algunos judíos como un cumplimiento de historias como estas. Ellos no necesariamente veían en Jesús un Mesías, sino más que un precursor del Mesías.

Esencialmente lo mismo sería cierto para la cuarta opinión, que “algún profeta de los antiguos ha resucitado” (Lucas 9:19). Esto ciertamente incluiría a Isaías, a quien se le menciona junto con Jeremías en 2 Esdras 2.

La Opinión de los Discípulos Sobre Cristo. Mateo 16:15

16:15: “El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”.

Jesús utiliza un suave contraste, usa la palabra “Y” para empezar Su pregunta. En contraste con la opinión general del hombre y de las teorías judías, “¿Qué piensan ustedes de mí?” Al hacer esta pregunta, Jesús utiliza el plural “vosotros (ustedes)”, lo mismo que el pronombre enfático “¿quién decís que soy yo?”

A pesar de que Jesús ya sabía lo que los demás pensaban de Él, sin embargo, Él quería que Sus discípulos se comprometieran de manera abierta y personal con respecto a Él.

La Confesión de Pedro Sobre Cristo. Mateo 16:16

16:16: “Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”.

Los tres personajes involucrados en este versículo son los Apóstoles, el Ungido y el Todopoderoso. El Apóstol, Simón Pedro fue nombrado así por Jesús en Juan 4:12: “Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro [piedra])”. Aunque Pedro había vacilado y no actuó como una piedra; a pesar de que también él había mostrado poca fe en algunas ocasiones; y a pesar de que él negaría a su Señor después, Pedro ahora hace una declaración verdadera e importante sobre la Persona del Señor Jesucristo. De la misma manera que Jesús usó el pronombre enfático en Su pregunta a los discípulos, aquí Pedro usa el pronombre enfático en su respuesta: “Tú eres el Cristo”. También él usa el artículo definido en el predicado, lo cual lo hace intercambiable con el sujeto: “Tú eres el Cristo, el Cristo eres Tú”. Andrés, hermano de Pedro, es el que le había presentado a Jesús a Pedro en esta misma manera: “Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo)” (Juan 1:41).

Pedro describe aun más a Jesús al llamarlo “el Hijo del Dios viviente”. Él es una Persona Divina/Humana, no simplemente un Mesías humano, ¡Él es el Mesías, el Hijo de Dios! El título de “Dios viviente” se usó por primera vez en Deuteronomio 5:26 cuando Moisés repasó los temores del pueblo de Israel cuando dijo, “Porque ¿qué es el hombre, para que oiga la voz del Dios viviente que habla de en medio del fuego, como nosotros la oímos, y aún viva?”.

Parece que el énfasis en este Nombre “El Shaddai” o “Elohim Chayin” es que Él es Todopoderoso ya sea para juzgar o para rescatar a Su pueblo de sus enemigos. Se utiliza quince veces en el Antiguo Testamento y dieciséis veces en el Nuevo Testamento, uno de los cuales se encuentra en Hebreos 10:31: “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!”. Puesto que Jesús es el Hijo del Dios vivo, no debe de sorprendernos que “en él estaba la vida” (Juan 1:4) y que Él pudiera decir, “Yo soy la resurrección y la vida… Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente.” (Juan 11:25-26).

La Confesión de Pedro Fue Una Revelación del Padre. Mateo 16:17

16:17: “Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos”

En Juan 1:42, Jesús le llama a Pedro “Hijo de Jonás” o Bar-Jonás, lo cual no es simbólico sino es simplemente un nombre familiar. Lo importante aquí es que lo que dijo Pedro fue una revelación directa del Padre.

El concepto del Hijo Divino del Mesías no era de “carne ni sangre”, sino que vino directamente del cielo. El Apóstol Pablo hizo la misma declaración en Gálatas 1:12 en relación con la revelación del Evangelio que él recibió, y en Efesios 3:3 en relación con la revelación de la Iglesia como un organismo formado por judíos y gentiles en bases iguales en el mismo Cuerpo.

Por eso es que aquí, por boca de Pedro se recibió la confirmación del Padre de la relación Divina entre el Hijo y el Padre. ¡Esta relación será revelada universalmente “en el cumplimiento de los tiempos” cuando Jesús retorne a la tierra como Rey de reyes y Señor de señores!

Lea la Parte 106

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio