En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 108

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

Cristo Prediciendo Su Propio Futuro. Parte 1
Mateo 16:20-23

El Mesías Rechazado. Mateo 16:20

16:20; “Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo”

Habiendo presentado muchas pruebas infalibles de Su Mesianismo en Mateo 8—11 aun al punto de hacer milagros en presencia de los discípulos de Juan el Bautista para que fueran “y haced saber a Juan las cosas que oís y veis” (11:4), a Jesús le fue evidente que en ese momento no sería recibido por las autoridades de Israel como el Rey/Mesías. Por consiguiente, Jesús había llegado al final de Sus largos sufrimientos con la nación, y así fue como pronunció ayes sobre las ciudades principales en las cuales Él había ministrado (11:20-24). Él rehusó mostrarles más señales a los escribas y fariseos, excepto la señal del Profeta Jonás (12:38-45; 16:1-5).

En Su Discurso en Mateo 13, Cristo presentó la Era de los Misterios del Reino de los Cielos, todo lo cual debía correr su curso antes de que el Mesías/Rey pudiera retornar a separar el trigo de la cizaña en Su Reino.

Por consiguiente, los discípulos no debían decirle a nadie de que Él era Jesús el Mesías. En lugar de ello, Él les revelaría Su propio futuro inmediato, el cual tenía que ver con Su obra como el Salvador Sufriente, y no como el Salvador Soberano.

El Salvador Sufriente.
Mateo 16:21

16:21: “Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día”.

Lucas 9:21-22 establece una conexión definitiva entre la orden de Cristo a Sus discípulos y la declaración relacionada con Su muerte y resurrección: “Pero él les mandó que a nadie dijesen esto, encargándoselo rigurosamente, y diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre padezca muchas cosas, y sea desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y que sea muerto, y resucite al tercer día”.

Una cosa anticipaba la otra, y si nadie debía mencionar que Él era el Cristo, entonces debe de haber una razón para ello, y esa razón es Su muerte inminente y Su resurrección. De hecho, sus enemigos habrían hecho cumplir por lo menos parte de la señal de Jonás al matar a Cristo. Él cumpliría el resto en Su resurrección (cf. Hechos 2:23-24).

La Reprensión de Pedro y la Reacción de Cristo
Mateo 16:22-23

16:22. “Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca”.

Existe una duda sobre si la frase hileos sou kurie debe de traducirse, “Que el Señor te sea propicio” o, como el la Versión Reina Valera 1960, “en ninguna manera esto te acontezca”. La palabra hileos aparece solamente una vez más en Hebreos 8:12: “Porque seré propicio [misericordioso]”. Sin embargo, hay otra palabra hebrea que tiene un sonido similar, chalilah, que significa “lejos de ti” la cual es paralela a la Versión RV 1960, aquí en Mateo 16:22 y ciertamente concuerda con la fuerte reprensión de Pedro, “en ninguna manera esto te acontezca”. Todo este versículo es una fuerte reprensión por parte de Pedro, pero la respuesta de nuestro señor es aun más fuerte.

16:23. “Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres”.

Cuando Jesús dijo, “¡Quítate de delante de mí, satanás!”, utilizó la palabra hupago, como lo hizo en 4:10; Él le decía a satanás, ¡fuera!

La sugerencia en la mente de Pedro constituía un skandalon, o trampa, para Jesús. Eso era ni más ni menos que la tercera tentación en el desierto de nuevo. ¡Simplemente evita la cruz y se te darán todos los reinos del mundo! Jesús no fue engañado por esta oferta que hacía uso de la misma trampa, más de lo que Él lo había sido antes, pero sí la reconoció como que se originó por parte de satanás, el cual, a su vez, estaba influenciando a Pedro para ver todas las cosas desde el punto de vista del hombre, y no el de Dios.

Si pareciera extraño que a satanás se le hubiera permitido controlar la mente de Pedro, recordemos que Ananías y Safira permitieron eso mismo en Hechos 5:3-4. En el versículo 3 leemos: “¿Por qué llenó satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo?”, y en el versículo 4: “¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios”.

Como se mencionó con eferencia a Mateo 12:29-30, es imposible que un verdadero creyente sea poseso o habitado por el diablo o alguno de sus demonios; pero sí es posible que los demonios puedan ejercer un control desde fuera en la forma de una opresión. Esto fue lo que Pedro experimentó en este pasaje y fue la razón del porqué el rechazo de Cristo fue severo e inmediato. No puede haber ninguna gloria para Cristo fuera de Sus sufrimientos y resurrección. Pedro finalmente aprendió esto y eventualmente lo enseñó en 1 Pedro 1:10-11.

Septiembre, 2008

Lea la Parte 109

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio