En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 134

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

En Mateo 5:33-37 el énfasis de Jesús fue que Su pueblo no se perjurara profanando el Nombre del Señor y, por consiguiente, quebrando el tercer mandamiento al tomar el Nombre del Señor en vano. Los fariseos creían que jurando en nombre de otras cosas podían evitar eso, pero como ese tipo de juramento no era vinculante, no mentían al no guardar sus promesas. Aquí en Mateo 23:16-22, Cristo deja en claro que no importa cómo juren, el Nombre de Dios está involucrado.

El Principio de jurar mientras se exageraban los juramentos sobre la Verdad –
Mateo 23:16-22

Mateo 23:16-22:
16 ¡Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor.
17 ¡Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro?
18 También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor.
19 ¡Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda?
20 Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él;
21 y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita;
22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él.

Este pasaje no contradice lo que Cristo dijo en Mateo 5:33-37, en realidad ilustra Sus principios. En Mateo 5:33-37 el énfasis de Jesús fue que Su pueblo no se perjurara profanando el Nombre del Señor y, por consiguiente, quebrando el tercer mandamiento al tomar el Nombre del Señor en vano. Los fariseos creían que jurando en nombre de otras cosas podían evitar eso, pero como ese tipo de juramento no era vinculante, no mentían al no guardar sus promesas. Aquí en Mateo 23:16-22, Cristo deja en claro que no importa cómo juren, el Nombre de Dios está involucrado, ya sea por el altar, el templo o el mismo cielo. Cristo no abolió los juramentos en 5:33-37, lo que hizo fue denunciar el perjurio y declarar que no debía jurarse lo que se podía contestar con un simple sí o un no. Pensar de otra forma es una tontera ciega que se origina del maligno (5:37).

Omitiendo las cosas importantes pero especializándose en las pequeñas – Mateo 23:23-24

23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.
24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!

Diezmar era una parte esencial de la Ley de Moisés desde el principio. A los judíos se les ordenaba diezmar, pero eso se limitaba a las áreas principales de los productos agrícolas, los granos del campo, el vino de la fruta, el aceite del olivo, y las primicias de sus ganados, vacuno y ovino (Deuteronomio 12:17; 14:23). También se les requería las fiestas y los sacrificios; y se hacía la provisión para ayudar a los levitas, los extranjeros, los huérfanos y las viudas (Deuteronomio 14:29). Sin embargo, el Señor no les ordenó diezmar las especias caseras como la menta, el anís y el comino, eso era puramente una tradición farisaica agregada a la Ley.

Al mismo tiempo como los escribas y los fariseos observaban lo diminuto y las regulaciones no contempladas en la Ley, estaban descuidando lo “más importante”, o sea, cosas como “la justicia, la misericordia y la fe”. “Justicia” viene de krísis (Strong G2920), “la buena justicia” ministrada hacia las personas que habían pecado lo mismo que aquellas que habían sido ofendidas (Proverbios 31:8-9). “Misericordia” viene de “eleeo” (Strong G1653), lo cual incorpora dos pensamientos; que hay alguien que tiene una necesidad, y hay alguien que puede satisfacer esa necesidad, y ¡pueden reunirse! “Fe” viene de pístis (Strong G4102) que se puede referir a la fe en Dios, o también ser usada en un sentido pasivo en relación a la confianza personal que uno tiene en sus tareas diarias. Estos tres principios son simples, pero, sin embargo, profundos en el trato con las demás personas; trátenlas justamente, ayuden al necesitado, y hagan todo de una manera confiable. No es diferente a como dice Miqueas 6:8: “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios

Jesús tuvo cuidado en no contraducir la Ley, así que agregó, “Esto [las cosas más importantes] era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello [las cosas menores]”. El diezmo requerido por la Ley deben hacerse, pero era irse a extremos innecesarios requerir lo que la Ley nunca incluyó, por eso Jesús no necesariamente incluyó la menta, el anís y el comino cuando habló de las cosas más pequeñas.

Para reforzar Su posición sobre lo absurdo de las tradiciones de los fariseos, Jesús agregó: “¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!” Esto podría entenderse como que “se elimina un insecto del vino al colarlo” Según Levítico 11:4, el camello era el animal inmundo más grande y el mosquito era el más pequeño “de los que se arrastran” (Levítico 11:42). Una tradición rabínica similar decía “Quien mata una pulga en un Sabbath es tan culpable como si hubiera matado un camello”. Cristo aplicó esto al diezmar meticuloso de los fariseos en contraste a su total omisión de las cosas importantes. Ciertamente, ¡eran guías ciegos!

Limpiando lo de fuera pero dejando sucio lo de dentro – Mateo 23:25-26

25 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.
26 ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio

Como se dijo anteriormente, la Ley Oral, supuestamente dada a Moisés en el monte Sinaí junto con la Ley escrita, y pasada a las generaciones posteriores de manera verbal, eventualmente se puso por escrito y se conoció como el Mishnah. Irónicamente, el Mishnah fue expandido a un gran tamaño escrito que, solamente en el caso de la purificación, contiene 126 capítulos. Aun cuando esto se limita a la purificación de los vasos, como Edersheim ha observado, “El primer tratado sobre esta ‘Orden de Purificación’ acerca de la purificación de los recipientes (Kelim), contiene no menos de treinta capítulos” (Edersheim, Life and Times of Jesus the Messiah, Vol. 1, p. 537, footnote 1).

Cuando Jesús, por lo tanto, dijo que los fariseos “limpian lo de fuera del vaso y del plato”, se estaba refiriendo al proceso de purificación de la totalidad de los recipientes, en contraste con lo que se ponía dentro de ellos (“lo de dentro”). Obviamente, tanto lo de fuera como lo de dentro de los recipientes se purificaba ceremonialmente, pero lo que se ponía dentro, por ejemplo el costoso vino y la comida elaborada, se obtenían por extorsión e injusta ganancia financiera con los que se complacían consumiéndolos en exceso. A menos que ellos limpiaran sus vidas y se despojaran de la ganancia financiera injusta, como la expresada en 23:13, “devorando las casas de las viudas”, no daría como resultado que lo de afuera estuviese limpio. Ningún ritual ceremonial podría cambiar la corrupción de sus hipócritas corazones.

Aparentando ser justos por fuera, pero llenos de iniquidad por dentro – Mateo 23:27-28

27 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.
28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

Muchos de los comentarios comparan estos “sepulcros blanqueados” con las tumbas que eran lavadas y blanqueadas justo antes de la Pascua, para que los judíos que llegaban para la Semana de la Pascua no pudieran accidentalmente contaminarse y de esa forma no estar limpios para toda esa semana (Números 19:16: “Y cualquiera que tocare algún… sepulcro, siete días será inmundo”) y así poder participar de los eventos festivos. Pero todo esto es negativo y no explica porqué Jesús los llamó “sepulcros blanqueadoshermosos. McNeile da una mejor explicación: “Si las palabras no se refieren al lavado y blanqueado sino más bien al acabado ornamental de las paredes de los sepulcros, joraíos (Strong G5611) [hermoso] entonces se puede referir a su apariencia blanca y limpia a la luz del sol… Y esto da pie a la yuxtaposición del v. 29 ‘edifican las tumbas… y adornan los sepulcros’” (McNeile, Alan. The Gospel According to Matthew. Grand Rapids, Baker Book House, 1980, p. 337).

El versículo símil en Lucas 11:44, por consiguiente, no puede compararse fácilmente a este pasaje, porque allí los mismos fariseos son como sepulcros que no se ven, sobre los cuales caminan las personas y no se dan cuenta de ello y se contaminan. Lo que Jesús realmente enfatiza en Mateo 23:27-28 era el contraste entre una hermosa apariencia exterior y un corazón inicuo. Los fariseos quienes eran tan estrictos obedeciendo la Ley (nómos – Strong G3551) exteriormente, estaban llenos de iniquidad (anomía, o “transgresión” – Strong G458) dentro de sus corazones.

En el ay anterior, lo de dentro del vaso o del plato estaba lleno de cosas obtenidas por extorsión, y se disfrutaban en exceso, mostrando su inmoralidad. Aquí, los sepulcros están llenos de “huesos de muertos”, lo cual significa la ausencia de vida. Qué ejemplo del principio general: “Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos [las apariencias externas], pero Jehová mira el corazón” (1 Samuel 16:7). Y, “en el cumplimiento de los tiempos”, “Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres” (Romanos 2:16).

Nov. 2010

Lea la Parte 135

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio