En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 141

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

4.- El Dueño de la Casa: Ninguna Expectativa de Su Venida.

Mateo 24:43-44:

43 Pero sabed esto: Si el dueño de casa hubiera sabido a qué hora habría de venir el ladrón, habría velado y no habría dejado que forzaran la entrada a su casa.
44 Por tanto, estad preparados también vosotros, porque a la hora que no pensáis, vendrá el Hijo del Hombre.

La palabra para “dueño de casa” es oikodespóths, (Strong G3617, cabeza de familia) de las palabras oikos, “casa”, y despóths, “el señor, distinto del esclavo”.

Esto distingue a los versículos 43-44 como una ilustración diferente de los versículos 45-51 los cuales tratan con los siervos. En este caso es el dueño el que no está velando por “su casa” con el suficiente cuidado. El ladrón puede llegar durante cualquiera de las vigilias de la noche y forzar (de la palabra diorússo, Strong G1358 penetrar para robar, vea Mateo 6:19, minar) su entrada a la casa a través de las paredes de barro, y robarse lo que quisiera que esté dentro de la casa.

La aplicación es la misma como la anterior; “Estad preparados” (etoimos, Strong G2092, preparar, preparativo, presto, listo) “porque a la hora que no pensáis”. Estar uno listo con respecto al robo de un ladrón, por consiguiente, debe de ser total, con la expectativa de la hora menos imaginada, porque los ladrones llegan cuando uno menos los está esperando. Es imposible abarcar todos los detalles de una ilustración; el pensamiento principal aquí es estar esperando al Señor. Aquellas personas que no están listas y las que no son salvas, en ese momento estarán muy escasas antes del retorno del Señor, después de que las señalas del período de la Semana Setenta de Daniel se cumplan.

5.- Los siervos: Ningún Temor por Su Venida.

Mateo 24:45-51:

45 ¿Quién, pues, es el siervo fiel y prudente, a quien su señor le puso sobre los criados de su casa, para que les diera alimentos a su debido tiempo?
46 Bienaventurado será aquel siervo a quien, cuando su señor venga, le encuentre haciéndolo así.
47 De cierto os digo que le pondrá sobre todos sus bienes.
48 Pero si aquel siervo malvado dice en su corazón: “Mi señor tarda”;
49 y si comienza a golpear a sus consiervos, y si come y bebe con los borrachos,
50 el señor de aquel siervo vendrá en el día que no espera y a la hora que no sabe,
51 y le castigará duramente y le asignará lugar con los hipócritas. Allí habrá llanto y crujir de dientes.

Hay dos tipos de siervos en esta parábola. Al primero se le llama “fiel y prudente”. La palabra “fieles pistos (Strong G4103) con la que lo define como un creyente. Él también es “prudente” (Strong G5429, frónimos, ‘una persona que tiene sentido común’) que se ve como su respuesta a las instrucciones que recibió de su señor. El segundo es kakos, malvado, un incrédulo (Strong G2556); Lucas 12:46 realmente indica que a este siervo le será asignada “su parte con los incrédulos” (ápistos, Strong G571, que es exactamente lo contrario a pistos).

Ambos siervos son igualmente designados como un doulos, un “esclavo” (Strong G1401), a pesar de que en cada ilustración el esclavo específico está a cargo de sus consiervos. Lucas 12:42 usa la palabra “mayordomo” de oikonómos (Strong G3623) que significa “distribuidor de la casa”, mostrando que él ha sido puesto sobre la casa de su señor. El esclavo fiel y prudente lleva a cabo la voluntad de su señor gustosa y eficientemente, proveyendo alimentos para todos “a su debido tiempo”.

El esclavo malvado se menciona seguidamente como una ilustración alternativa. Su corazón no ha sido cambiado, como lo evidencia la declaración: “Mi señor tarda”. La Biblia DHH lo traduce como su “amo va a tardar”. Debido a que él es malvado no tiene temor de tener una respuesta inesperada por su fracaso en cumplir con sus responsabilidades. Por consiguiente, su naturaleza maligna se impone al empezar a “golpear a sus consiervos”, posiblemente porque no responden de inmediato a sus malvadas demandas, especialmente ya que él estará “comiendo y bebiendo con los borrachos”. Su borrachera sin duda será la causa por el mal trato de aquellas personas puestas bajo su cuidado, y esta condición también puede agregarse como una razón del porqué él no está al tanto del retorno de su señor, porque el señor de ese siervo vendrá en un día “que no espera” por él. Las dos palabras ou prosdokai significan “sin imaginarse, sin esperar con esperanza”. Este siervo no le teme a la venida de su señor, puesto que su mente se encuentra en estado neutro. Este siervo malvado obviamente no está esperando, puesto que no le teme al retorno de su señor, y más aún, puesto que él probablemente esté borracho cuando su señor sí retorne, ¡ni siquiera se dará cuenta de ello!

La parábola termina con una predicción asombrosa del castigo que le aguarda a este tipo de incrédulos en ese día. Se deben incorporar tres cosas acerca del siervo malvado: su señor “le castigará duramente”, de dijotoméo (Strong G1371) Hebreos 11:37 usa la frase “aserrados por la mitad” que significa lo mismo, para describir cómo los santos del Antiguo Testamento fueron tratados por sus enemigos. Así como esta es una terrible manera de morir, las consecuencias espirituales son aún peores, él “le asignará lugar con los hipócritas” quienes ya se han identificado como personas “incrédulas” en la narración de Lucas. Este será un “lugar” eterno que conlleva “llanto y crujir de dientes”.

Cuánto de esto es literal y cuánto es simbólico, es irrelevante en este caso; pero, sin embargo, todo se muestra como el castigo eterno para los perdidos. Dios no es solamente un Dios de amor, Él es igualmente Jehová Tsidkenu, El “SEÑOR es nuestra Justicia”, Uno de Quien las personas mejor no le consideren de menos. Él debe de castigar a los malvados, pues sino no sería justo. Debemos recordar que este mensaje específico de juicio fue dado en Mateo 8; 13; 22; 24 y 25 en situaciones diferentes, para que los judíos no pudieran en ningún momento decir que no sabían de las consecuencias de rechazar a Jesucristo como Mesías, sino que “en el cumplimiento de los tiempos”, ellos, y todos los incrédulos, recordarán todas estas cosas, y ¡entonces le temerán a Dios por Su incontenible ira sobre el pecado!
Mayo, 2011

Lea la Parte 142

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio