En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 22

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

Algunas personas creen que convertirse en hijos de Dios es “hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios” (Miqueas 6:8). A simple vista, la primera parte del versículo en Mateo 5:45 podría confirmar esta interpretación. Sin embargo, al tomarlo dentro del contexto, nos indica lo siguiente:

La Razón para este Amor. Mateo 5:45

5:45. “Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”.

Esto no puede referirse a la manera de convertirse en hijos de Dios, pues Pablo dice en Gálatas 3:26, “pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús”. Por lo tanto, Jesús, en Mateo 5, debe de estar refiriéndose a la forma de manifestar el ser hijos. El resto del versículo ilustra lo que debemos imitar del carácter de las acciones imparciales de Dios hacia todas las personas. Nuestro Padre Celestial manifiesta Su cuidado providencial a todas Sus criaturas. Esta providencia se extiende más allá del sol y de la lluvia, pero estas evidencias diarias de Su gracia son parte de “las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, las cuales por lo general no son apreciadas por un mundo perdido, [que ignora] que su benignidad [] guía al arrepentimiento” (Romanos 2:4).

Los Requisitos de este Amor. Mateo 5:46-48

5:46. “Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos?”.

El colector de impuestos, el telónes (Strong G5057), era un empleado del gobierno romano para colectar el télos (Strong G5056, impuesto). Luego de haber recibido lo suficiente para cubrir el porcentaje del gobierno, cualquier impuesto adicional que cobraba, se lo dejaba el cobrador como un salario. Naturalmente esto se prestaba para la extorsión y opresión de los conciudadanos judíos. De esta manera, el amar solamente aquellos que lo aman a uno, no era diferente al amor de estos judíos renegados. Uno no puede mostrar que es hijo de Dios manteniendo esa actitud.

5:47. “Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?”.

Saludar a un hermano significaba darle la bienvenida, de la palabra aspázomai (Strong G782, saludar, abrazar, dar la bienvenida). Thayer observa lo siguiente: “Una salutación no solamente era un pequeño gesto o unas pocas palabras, sino que por lo general se daba con un abrazo y un beso” (Thayer Léxico Griego, p. 81). Esto era común entre los judíos, así como entre los gentiles, es por eso que Jesús les recuerda a Sus escuchas, que si ellos solamente saludan a sus hermanos judíos, no son mejores que los gentiles—paganos. Esto es, de nuevo, una manera de manifestar el amor de Dios y no el método para obtenerlo.

5:48. “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”.

Obviamente, la perfección sin el pecado es imposible hasta que lleguemos al cielo. Aun el Apóstol Pablo confesó, “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto” (Filipenses 3:12), pero en ese mismo capítulo él se refiere a “todos los que somos perfectos” (Filipenses 3:15). En estos versículos, las palabras son teleióo y teleios, respectivamente (Strong G5048, perfeccionar, perfecto; y G5046, maduro, perfecto). El problema queda resuelto al recordarnos que hay diferentes usos de las mismas palabras. Filipenses 3:15 se puede traducir, “todos los que somos maduros”.

¿Cuál es el uso aquí en Mateo 5:48? Dentro del contexto, el sujeto ha sido, “Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos” (Mateo 5:20). Sobre la cuestión de manifestar el amor divino (5:43-48) todo el énfasis está en la interpretación apropiada de Levítico 19:18, en vez de la mala interpretación de quitarle o añadirle a las Escrituras, como los fariseos enseñaban y practicaban.

La conclusión es esta: Sea perfecto como Dios es perfecto; tenga esto como su meta, lo cual es, manifiéstese como un verdadero hijo de Dios. El énfasis de Lucas es, “Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso(Lucas 6:36). El énfasis de Pedro es, “sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo” (1 Pedro 1:15-16). El énfasis de Juan es, “Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros… Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros(1 Juan 4:11-12).

En el caso de que alguien pueda pensar que estas son ideas nuevas, esa persona puede leer los siguientes pasajes del Antiguo Testamento: Salmo 136:1Alabad a Jehová, porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia”. Levítico 11:44Porque yo soy Jehová vuestro Dios; vosotros por tanto os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy santo”. Jeremías 31:3Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”. Deuteronomio 18:13Perfecto serás delante de Jehová tu Dios”.

Las normas de Jesucristo, al ofrecerse a Sí mismo como el Mesías/Rey, son las mismas normas de Dios; la caridad, la santidad, el amor, la perfección. Puesto que Jesús es todo esto y más, en Su perfección, debemos ser “imitadores de Dios como hijos amados” (Efesios 5:1).

Con esto podemos estar seguros de que nuestra justicia excederá la auto-justicia de los escribas y los fariseos, y “en el cumplimiento de los tiempos”, esto será cierto para todos aquellos que entren en el Reino Mesiánico Terrenal de Cristo.

Lea la Parte 23

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio