En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 23

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

La Práctica Adecuada del verdadero Discipulado en Su Reino. Mateo 6:1—7:11.

Todos hemos visto, en algún momento, un show en televisión o una película en el cine. ¿Se ha dado usted cuenta de que cada actor, o actriz, sin excepción, es un hipócrita? Esto es cierto porque la palabra hipócrita es del griego jupokrités (Strong G5273, simulador, actor bajo un carácter asumido, hipócrita), que significa, actuar o pretender ser algo. Por eso es que esta palabra ha llegado a referirse a una persona que no es sincera en su práctica y trata de aparentar algo o alguien que en realidad no es. Obviamente los fariseos eran unos hipócritas (Mateo 6:2, 5, 16), y esto alimentaba su auto-justificación. En esta sección Cristo presenta las prácticas adecuadas para el verdadero discípulo. Mucha de esta enseñanza es aplicable a todas las personas en todas las dispensaciones, puesto que son verdades universales que deben ser adoptadas y cumplidas todo el tiempo.

Tres Dichos sobre la Sinceridad. Mateo 6:1-18.

La Sinceridad al dar una Ayuda (limosna). Mateo 6:1-4.

6:1a. “Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos”.

A pesar de que el Texto Receptus (el Texto Griego Revisado) usa la palabra eleemosune (Strong G1654, benevolencia, justicia, limosna), para limosna, en algunas otras traducciones más recientes, basadas en el Texto Griego Nestle, se usa la palabra más general, dikaiosúnh (Strong G1343, equidad, justicia, justificación), o “actos de justicia”. El razonamiento es que en el versículo 1 se da el principio general que introduce los tres actos de justicia que son, ayudar (dar limosna), orar y ayunar, los cuales se discuten en el 6:2-18. Sin embargo, es interesante encontrar que los rabinos adoptaron la palabra hebrea tsedaká (Strong H6666, equidad, honradez, justicia, salvación), como un término especial para la caridad, o el dar ayuda (limosna):

“El mundo ha pasado a usar esta palabra de manera popular y casi exclusivamente se usa para la caridad. La palabra tsedaká literalmente significa “justo”, “justicia”; y por su propia selección de palabras, los rabinos revelaron mucho de sus actitudes sobre este asunto, puesto que ellos miran la caridad no como un favor hacia los pobres, sino como algo a lo que estos tienen derecho, y el donante tiene obligación. De esta manera los rabinos enseñan que ‘la persona pobre hace más para el dueño del hogar (al aceptar la caridad), que el dueño del hogar hace por la persona pobre (al hacerle la caridad), puesto que le da al dueño del hogar la oportunidad de efectuar un ‘mitzvah’” (Valores Judíos, Jerusalén: Keter Pub. House, Ltd., 1974, p. 167).

Un ‘mitzvah’ es una buena obra hecha en obediencia a un mandamiento y por ello se obtiene lo siguiente: “Zedekah, que para los rabinos, apresura la redención, asegura que el dador tendrá hijos sabios, ricos y educados, y que perdona sus pecados”. (Ibíd., p. 168). Luego es posible poder interpretar dikaiosúnh o eleemosune, como que se refieren específicamente al dar ayuda de caridad y tomar Mateo 6:1-4 como una sola unidad. La Biblia de las Américas indica que limosna se puede traducir como “obras de caridad” y la Biblia Nueva Versión Internacional lo traduce como “dar a los necesitados”. Esto también preserva nuestro texto como una sola unidad.

Jesús les advierte a Sus discípulos que no hagan sus obras de caridad “delante de los hombres, para ser vistos de ellos”. Esto está dirigido en contra de tener los motivos de la auto justificación de los escribas y los fariseos, como lo podemos observar en Mateo 23:27-28 en donde Jesús los llama “sepulcros blanqueados” y les dice “que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia”. Los verdaderos discípulos de Jesús no actúan así.

6:1b. “De otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos”.

Esta parte del versículo infiere tres cosas. Primero, existe la posibilidad de que los verdaderos hijos del Padre sucumban al nivel del incrédulo al hacer buenas obras. En lugar de glorificar al Padre (5:16), las buenas obras pueden ser quemadas al fuego (1 Corintios 3:12-15) resultando en una pérdida de la recompensa. Segundo, existe la expectativa de la recompensa celestial si la ayuda al necesitado se da con sinceridad y en secreto (v. 4); y, tercero, que la “alabanza de los hombres” (v. 2) sería todo lo que se obtiene por hacer estas obras de caridad para la auto justificación personal. Los creyentes, por lo tanto, necesitan ser amonestados desde el principio, “guardaos de hacer…”.

6:2a. “Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles”.

Como muchos han señalado, no existe ninguna evidencia sólida de que se tocaran trompetas para reunir a los pobres para darles la ayuda necesaria y al mismo tiempo para llamar la atención hacia los fariseos quienes las daban. Así que, quizás esto de tocar la trompeta es metafórico, algo como “no anuncie su limosna”. Sin embargo, este versículo no dice que esto sea la manera normal de dar ayuda al necesitado; ¡es una manera hipócrita! ¿Será menos posible que los auto-justificados escribas y fariseos tocaran trompetas, a que se detuvieran en las sinagogas y en las esquinas de las calles para orar en voz alta y atraer así la atención de la gente (v. 5)?, ¿o para el fariseo de Lucas 18:9-14 de estar de pie en el templo y públicamente ridiculizar a las personas que son menos justas que él? Aun si las trompetas no se usaban para darle a los necesitados, sí se tocaban en otras ocasiones como lo era para reunir al pueblo en tiempos de guerra, por ejemplo (Números 10:1-9), o para los días de fiesta (Números 10:10), entre otras cosas. Por lo tanto, eso se convirtió en una manera ostentosa de llamar la atención hacia una persona cuando les daba ayuda a los pobres.

6:2b. “Para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa”.

Para obtener lo que querían, estas personas han ido al extremo de hacer cosas no requeridas; a pesar de eso, han obtenido lo que querían. Son alabados por los hombres por su generosidad y así han recibido su recompensa. La palabra griega midsós (Strong G3408, premio, salario) se usa para enfatizar que la recompensa la han recibido totalmente, por lo que nada más deben esperar de Dios.

6:3. “Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha”.

Quizás Jesús está utilizando aquí el lenguaje de la exageración. En contraste al dador hipócrita para quien la meta es la aclamación pública, el verdadero dador lo hace en secreto y sin ostentaciones y lo hace inconscientemente, como en Mateo 25:37-40 cuando los justos no están conscientes de sus buenas obras hacia los hermanos de Cristo, y tienen que preguntar, “¿Cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos…?” El verdadero discípulo da con tanta naturalidad que no tiene porqué pensar cómo lo hizo.

6:4. “Para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”.

Cuando es una cuestión de sinceridad, el secreto es lo apropiado en las buenas obras; cuando es cuestión de nuestro testimonio (5:16), entonces la publicidad en las buenas obras es necesario. Esto no es ninguna contradicción puesto que en ambos casos el Padre Celestial es glorificado y el creyente tiene la seguridad de recibir su recompensa. Dios que “ve en lo secreto”, un día, otorgará nuestra recompensa abiertamente. Pablo dice, “Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas (como al dador hipócrita), y manifestará las intenciones de los corazones (como al verdadero dador); y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios” (1 Corintios 4:5). Esta recompensa ciertamente ocurrirá “en el cumplimiento de los tiempos”.

Lea la Parte 24

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio