En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 26

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

La Adoración: El Culto a Dios (continuación). 6:10.

En la parte anterior consideramos Mateo 6:9 con el modelo de cómo Jesús les enseñó a orar a Sus discípulos. Comienza con “Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”. El resto de este modelo, para la adoración, Mateo 6:10, contiene dos pensamientos: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, también así en la tierra”.

La palabra reino se utiliza en varios contextos con diferentes significados; la manera más simple es detallar los términos y sus usos.

1.- El reino universal de Jehová Dios. 1 Crónicas 29:11 dice: “Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos”. En el Salmo 145:11-13, a este reino se le designa como reino de todos los siglos.

2.- El Reino de Jehová Dios en manos de los hijos de David. 2 Crónicas 13:8 dice, “Y ahora vosotros tratáis de resistir al reino de Jehová en mano de los hijos de David…” Este reino terrenal fue establecido por el pacto que hizo Jehová con la familia de David para siempre, en 2 Samuel 7:8-17 y 2 Crónicas 13:5. A pesar de que hubo desobediencia y, en consecuencia, vino el juicio, Jehová prometió de que Él nunca rompería Su pacto con David, Salmo 89:28-37. En el futuro, este reino abarcará toda la tierra y todas las naciones servirán al Mesías, el Hijo de David, Salmo 72:8-11; Isaías 9:6-7.

3.- El término “Reino de Dios” se utiliza de tres maneras en Mateo. Primero, es un reino espiritual, al que se entra por creer en la justicia de Dios y por recibirla. Mateo 6:33: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia…Segundo, el ministerio personal del Rey: “Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios” (Mateo 12:28). Tercero, la oferta universal de Cristo, la Roca, para todas las personas debido a Su rechazo por los gobernantes de los judíos: “La piedra que desecharon los edificadores, ha venido a ser cabeza del ángulo. Por tanto… el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él” (Mateo 21:42-46).

4.- El término “El reino de los cielos” se usa de tres maneras en Mateo. Primero, en Mateo 3:2; 4:17 y 9:35el reino de los cielos se ha acercado” es predicado por Cristo y por Juan el Bautista. Cristo estaba siendo ofrecido como Mesías/Rey a los judíos. En todo el Sermón del Monte, este aspecto del reino que “se ha acercado”, fue descrito, incluyendo este versículo 6:10 que estamos considerando. Pero los judíos no se arrepintieron como nación, ni recibieron a Jesús (Mateo 11:20). Segundo, el término “los misterios del reino de los cielos” (Mateo 13:11), definidos en las parábolas del Reino en Mateo capítulo 13, incluyendo el tiempo de la “siembra” hasta el tiempo de la “cosecha”, cuando el trigo es separado de la cizaña al final de la era de los misterios. Este tiempo se extiende desde el ministerio de Jesús y de los apóstoles después de la resurrección, a través de toda la era de la iglesia y la gran tribulación, concluyendo con el retorno de Cristo a la tierra para apartar a los verdaderos creyentes de los meros profesantes. Si el Señor se tarda, estudiaremos este capítulo en más detalle, más adelante. Tercero, el futuro reino de los cielos terrenal, sustituirá a todos los demás reinos al retorno de Cristo a la tierra, Mateo 16:28; 22:2-14; 24:14; 25:1-14, 34; 26:19.

Así que cuando Jesús les enseñó a Sus discípulos a orar, “Venga tu reino”, obviamente, el reino no estaba allí en ese momento, por lo que Él se tenía que estar refiriendo al aspecto terrenal que la nación de Israel había rechazado.

La segunda parte del versículo se anticipa en la primera parte: “Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”. Obviamente las severas afirmaciones hechas por Jesús en Mateo 23:33, “¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?”, son una indicación suficiente de que la voluntad de Dios no se estaba haciendo (como tampoco ahora), en la tierra como se hace en el cielo. ¡Esta afirmación de Cristo, por sí misma, debería hacer que los extremistas de la predestinación hagan una pausa en su pensamiento de que el Señor es, de alguna manera, responsable por el pecado!

Hay ciertos requisitos básicos que deben de cumplirse antes de que la voluntad de Dios se haga en la tierra como se hace en el cielo. Primero, como ya se mencionó, el reino aun no está aquí. Segundo, el Rey aun no está presente; Él ascendió al cielo en donde se encuentra ahora: “Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11). Tercero, Jesús no se ha sentado en el trono de David, sino que está sentado a la derecha del trono del Padre Celestial: “Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies” (Mateo 22:44). Y “Cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel” (Mateo 19:28).

¡Ciertamente, estas cosas aun no son ciertas! Pero, cuando Jesús retorne, se sentará en Su propio trono (Apocalipsis 3:21), y desde allí “regirá con vara de hierro a todas las naciones” (Apocalipsis 12:5; 19:15). “Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte” (1 Corintios 15:25-26).

¡Solamente entonces, la voluntad de Dios se hará en la tierra como se hace en el cielo! Y todo esto se llevará a cabo “en el cumplimiento de los tiempos”.

Lea la Parte 27

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio