En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 29

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

La Sinceridad en la Oración: La Aplicación del Perdón. Mateo 6:14-15.

En nuestra discusión de Mateo 6:12, detallamos tres aspectos del perdón: El perdón judicial, el de todos nuestros pecados (Colosenses 2:13); el perdón paterno, en Mateo 6:12, el cual es nuestro trato diario con nuestro Padre Celestial (vea 1 Juan 1:9); y ahora, aquí en Mateo 6:14-15, el perdón fraternal, el cual es entre dos cristianos, para restaurar la comunión entre ellos.

6:14-15. “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas”.

Esta advertencia está basada en las instrucciones de 6:12, donde Jesús les dijo a Sus discípulos que oraran por el perdón, de la misma manera como ellos perdonan a los demás. Ahora, Jesús prácticamente une esto con la comunión con el Padre; a menos que las relaciones horizontales estén correctas, la relación vertical no puede ser lo que debe de ser. El perdón paternal y la comunión dependen del perdón fraterno y de la comunión. En el reino futuro de Cristo en la tierra, no habrá lugar para ninguna relación tensa. Pero aun ahora, ¡Efesios 4:32 nos da la norma para hoy! (“Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”).

Como ya se ha mencionado, el uso de paráptoma (Strong G3900, ofensa, pecado, trasgresión, delito) aquí, como “ofensas” y el uso de la palabra “jamartía” “pecados” (Strong G266, pecado, pecaminoso, pecar) en el pasaje paralelo de Lucas 11:4, nos indicaría que la palabra griega “oféilhma” (Strong G3783, deuda, deudor), “deudas” en el 6:12, es otra cosa más que obligaciones financieras. El asunto del perdón será considerado desde otro punto de vista en Mateo 18:21-35.

La Sinceridad en el Ayuno: 6:16-18.

El Ayuno Equivocado. 6:16

6:16. “Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa”.

Según la Ley de Moisés, el ayuno solamente era requerido durante la festividad del Yom Kipur, el Día de la Expiación (Levítico 16:29; 23:27-29). Después de la cautividad en Babilonia y la destrucción de Jerusalén, los judíos instituyeron cuatro días adicionales de ayuno nacional para lamentar estos eventos. Otras personas, en el Antiguo Testamento, ayunaban de manera personal, o en grupos, por diversos motivos. En el tiempo de Cristo, los fariseos ayunaban dos veces a la semana (Lucas 19:12). En la primera iglesia, el ayuno se practicaba por motivos como el envío de misioneros (Hechos 13:1-3) y el ordenamiento de ancianos (Hechos 14:23).

Ayunar no es lo mismo que mantener el cuerpo bajo disciplina, puesto que esto siempre debe de ser practicado; pero el ayuno se practica para un propósito específico. No solamente es privarse de alimento, sino de todo aquello que es legal (aun las relaciones sexuales entre esposos, vea 1 Corintios 7:5), para poder entregarse totalmente a la oración. Sin embargo, cuando el ayuno se vuelve hipócrita, o aun ceremonial, ya no es legítimo. Jesús menciona tres cosas aquí: No debe de haber hipocresía “no seáis austeros, como los hipócritas”; no cambiar el semblante para exhibir una santidad superior ante los demás, “porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan”; y, finalmente, ninguna aclamación humana, “ya tienen su recompensa”.

El Ayuno Verdadero: 6:17-18.

6:17. “Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro”.

Las prácticas normales de la higiene diaria deben de continuar, lavarse y ungirse con aceite. Esto fue lo que hizo Rut al prepararse para su reunión con Booz (Rut 3:3). Ciertamente, ella quería estar lo más atractiva posible.

6:18a. “para no mostrar a los hombres que ayunas”.

En 2 Samuel 12:16-20ayunó David, y entró, y pasó la noche acostado en tierra” hasta que supo que su hijo recién nacido había muerto. “Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró”. Este lavarse y ungirse es exactamente lo opuesto a ayunar, y a pesar de eso, es exactamente lo que Cristo requiere para todos los que ayunan.

6:18b. “sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”.

No debemos impresionar a los hombres, sino que debemos agradar al Padre Celestial y creer que Él tiene las recompensas celestiales. Entonces, qué tontería son las prácticas de la cuaresma de ponerse ceniza en la frente y de abstenerse de ciertas comidas favoritas durante cuarenta días, para así poder obtener meritos ante Dios. ¡Dios simplemente no desea esto! Jehová nos dio ciertas palabras escogidas en contra del ayuno hipócrita, en Isaías 58:3-5:

¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores. He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto. ¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?”.

El Señor procede a decir que lo que en realidad quiere son personas que practican la justicia, la amabilidad y el amor: “Entonces invocarás, y te oirá Jehová” (Isaías 58:9). Luego, todas las recompensas gloriosas se enumeran, algunas temporales, otras espirituales. De esta manera será “en el cumplimiento de los tiempos” en el Reino que Jesús les presentó a los judíos y que ellos rechazaron.

Lea la Parte 30

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio