En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 36

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

El Principio de la Oración Ilustrado y Aplicado
Mateo 7:9-11

Ilustrado de las Relaciones Humanas. 7:9-10

7:9-10. “¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?”.

Mientras que nadie puede negar que haya padres de familia que han maltratado y aun abandonado a sus familias, Jesús toma Su ilustración de la relación normal, corriente y ordinaria entre un padre y su hijo. Dentro de este amor familiar, sería impensable que un padre de familia le diera a sus hijos algo no deseable o aun venenoso, cuando el hijo le pide alimentos. El pan y los peces eran alimentos comunes alrededor del Mar de Galilea, y también eran comunes las piedras y las serpientes (la palabra griega no es skorpíos, escorpión, Strong G4651, sino ofis, serpiente, Strong G3789), de tal manera que esta ilustración no podía pasar desapercibida o ser malinterpretada. A propósito, en Lucas 11:12, vemos que se ha agregado una tercera copla, “¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?” [skorpíos].

Ahora Jesús está listo para utilizar esta ilustración y aplicarla, de una manera asombrosa, a la relación del creyente con Dios.

Aplicado a las Relaciones Celestiales. 7:11

7:11. “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?”

Cuando Jesús les dice a sus verdaderos discípulos, los que tienen un Padre Celestial, “malos” (ponerós Strong G4190), está utilizando un término que él también aplica a satanás como el “malo” en 5:37; 13:19, 38.

Pero aquí en Mateo 7:11 Jesús no se está refiriendo tanto a las acciones malas de ellos, sino más bien a su naturaleza humana caída. Aun los verdaderos discípulos retienen su naturaleza pecaminosa hasta que sean glorificados. De tal manera que el punto es que si los verdaderos discípulos que tienen una naturaleza caída, pueden expresar amor a sus hijos al darles cosas buenas (agadsó, Strong G18), ¿cuánto más Aquel que es intrínsicamente bueno, nuestro Padre Celestial, le dará cosas buenas a Sus hijos?

Pero estas cosas buenas no necesariamente las recibimos de manera automática; debe de existir el pedir continuo (tiempo presente), lo cual muestra un verdadero sentido de dependencia y de confianza en el Padre Celestial.

De acuerdo con Lucas 11:13, es el Espíritu Santo El que se le prometa a aquellos que piden. A la luz del hecho de que la venida del Espíritu Santo se cumplió el Día de Pentecostés, para habitar en cada creyente para siempre (Juan 14:16-17), el verdadero discípulo no necesita, y en verdad no puede, pedir el recibir el Espíritu Santo. Pablo pregunta, “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” (1 Corintios 6:19).

Cualquier cosa que se incluya en las “buenas cosas” que se nos dan, es debido a que el Padre Celestial es el dador que cuida de Sus hijos.

Resumen: La Norma que Abarca Todo lo del Verdadero Discipulado en Su Reino. 7:12

7:12. “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas”.

Antes de dejarles tres advertencias finales a aquellos que no son Sus verdaderos discípulos, Jesús resume en una frase todo lo que ha venido enseñando en este discurso, puesto que Él vino a cumplir “la ley y los profetas” (5:17-18).

Como muchas personas han señalado, Jesús es el único que ha dado esta “Regla de Oro” de una manera positiva. Otros han dicho, “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti”, pero este es un enfoque negativo.

Recordemos también que Jesús estaba buscando aquellos que le seguirían como Mesías/Rey y les dio instrucciones detalladas de lo que significa tener una “justicia mejor”.

Este reto final a Sus verdaderos discípulos resume las altas normas de la ley y de los profetas, particularmente cuando se trata de las relaciones humanas.

Esto no se escribió para los que no son salvos, puesto que no hay nada en esta “Regla de Oro” que pueda salvar a nadie. De otra manera, ya no sería la salvación por la gracia de Dios, sino por la clase de trato que le damos a las demás personas; y esto contradeciría todo lo que Jesús ha dicho sobre la auto justificación de los escribas y los fariseos, sin mencionar lo que Pablo dijo en Romanos 5:1; 11:16 y Gálatas 3:10-14.

La verdadera justicia siempre ha sido por la fe y luego se evidencia por las buenas obras, tanto como Efesios 2:10 está después de Efesios 2:8-9.

Lea la Parte 37

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio