En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 49

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

La Pregunta Sobre el Ayuno:

De los Discípulos de Juan el Bautista. Mateo 9:14-17

La Ocasión y la Pregunta. 9:14

9:14. “Entonces vinieron a él los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos muchas veces, y tus discípulos no ayunan?”

Jesús venía de la fiesta en casa de Mateo, la cual posiblemente se llevó a cabo durante uno de los días tradicionales del ayuno, ocasiones que ocurrían dos veces por semana según Lucas 18:12. Aparentemente, Juan el Bautista enseñaba un estilo de vida más estricto que Jesús. Sobre el asunto del ayuno, él debe de haber enseñado como lo hacían los fariseos. Jesús ciertamente no estaba en contra del ayuno, según lo indica Mateo 6:16-18, cuando dice que quien ayuna debe de ser sincero y no hacer de eso un show público. Pero el obligar a ayunar dos veces por semana estaba en contra de la Ley pues solamente un día al año, en Yom Kipur, o Día de la Expiación, era cuando se ayunaba y se daban las ofrendas por el pecado (Levítico 23:27). De esta manera, Jesús y Sus discípulos no estaban contradiciendo la Ley.

La Respuesta. 9:15-17

El Principio del Mundo Social: Las Bodas. 9:15

9:15. “Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán”.

Jesús se refería a la fiesta de bodas, la cual duraba siete días. Era todo fiesta y no ayuno; aún en el Día de la Expiación el novio y la novia no tenían que ayunar: “Aún en el Día de la Expiación a la novia se le permitía no cumplir con una de las ordenanzas del estricto ayuno. Durante la semana de la boda, todo ayuno se suspendía—aun la obligación de decir las oraciones prescritas diariamente, se suspendía. Se consideraba un deber religioso el alegrar a la novia y al novio” (Edersheim, Life and Times of Jesús the Messiah. Vol. 1, p. 663. [La Vida y los Tiempos de Jesús de Nazaret.])

Solamente se mencionan dos hechos sobre la fiesta de bodas: Los discípulos son relacionados a Jesús como los invitados son relacionados con el novio; y en segundo lugar, que durante una boda judía solo se permitían el gozo y la alegría. Jesús agrega que Él será quitado y entonces habrá ayuno (duelo). Por lo tanto, Él está anticipando Su muerte, y esto está de acuerdo con las profecías que fueron dadas en Su nacimiento y al comenzar Su ministerio.

En Su nacimiento un ángel le dijo a José que el hijo de María sería llamado Jesús, “porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21). En Lucas 2:10-11, el ángel exclama, “he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor”. En ese mismo capítulo, se encuentra la profecía de Simeón sobre el rechazo y muerte de Cristo: “Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones” (Lucas 2:34-35). Luego en Juan 1:29, 36, en la misma presentación de Cristo por Juan el Bautista, él se refiere a Jesús como “El Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”.

Y ahora en Mateo 9:15, después de las críticas de los fariseos, Jesús profetiza que les será quitado. En este momento Él no revela los detalles de Su muerte como tampoco de Su resurrección, y del todo no revela nada sobre la iglesia. Estas cosas las dirá posteriormente en Mateo 12:38-41; 16:18-23; 17:22-23; 18:15-18.

El Principio del Mundo Comercial. 9:16-17

La Ilustración de los Textiles. 9:16

9:16. “Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura”.

Se dan dos ilustraciones para mostrar que el ministerio nuevo de Cristo y las viejas tradiciones de los fariseos, son incompatibles. La primera ilustración muestra que no se puede conservar lo viejo remendándolo con un poquito de lo nuevo. El nuevo material, posiblemente de lino, o lana, no se pre-encogía en esos días por lo que ese tipo de remiendo haría que el vestido viejo quedara peor de lo que era antes. ¡Se debe de obtener un vestido completamente nuevo! Pero ¿cómo es que esto se relaciona con los invitados a la boda?

Sencillamente es así: Jesús se había presentado como Mesías/Rey y Sus discípulos lo habían aceptado como tal. Por consiguiente, ellos no podían ayunar mientras Él se encontraba con ellos. Ellos no pueden guardar las viejas tradiciones de los fariseos y simplemente agregarles un poquito de la enseñanza de Jesús. Eso solo empeoraría las cosas, porque no solamente estarían tristes sino también frustrados de una manera similar a la confusión que tenían los discípulos de Juan el Bautista.

La Ilustración de los Odres. 9:17

9:17. “Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente”.

Los odres eran hechos con pieles de animales (cueros) las cuales eran removidas con mucho cuidado para que quedaran de una sola pieza, y luego los agujeros de las piernas y de la cola se cosían, quedando la apertura del pescuezo como vertedor. Los cueros nuevos eran flexibles y podían soportar la expansión por el vino nuevo, pero los cueros viejos se volvían quebradizos y no podían aguantar esa expansión, la cual era ocasionada por la fermentación del vino. En esta ilustración, Jesús no se está ajustando ni está añadiendo un poco de lo nuevo a las tradiciones de los fariseos, sino que está tratando de mostrar el resultado de combinar ambos sistemas de enseñanza. Jesús dice que eso solamente daría como resultado que ambos sistemas de echen totalmente a perder. Lo que Jesús estaba presentando era una interpretación verdadera de la Ley la cual sería la norma en Su Reino Mesiánico. Él y Sus discípulos no podían tolerar poner las enseñanzas de Jesús dentro del molde de las tradiciones farisaicas, porque el resultado es confusión. Los invitados a la boda nunca estarían felices en esa situación.

Así como es cierto que algunos de los discípulos de Juan el Bautista fueron confrontados con la necesidad de recibir las enseñanzas de la Era de la Gracia en Hechos 19:1-7, y mientras Pablo tenía dificultades en Gálatas 5:1-6 con los judaizantes que trataban de mezclar la Ley y la Gracia, ninguno de estos casos es paralelo con Mateo 9:14-17. En este pasaje, Jesús no estaba presentando la dispensación del Reino ni específicamente presentándose como Mesías/Rey. Así que la pregunta sobre Su autoridad para perdonar pecados (demostrada por Su habilidad de poder sanar al paralítico) mostró que Él es Señor (Mateo 9:1-9). El que comiera con los publicanos y los pecadores en Mateo 9:10-13 y Su deseo de llamar a los pecadores al arrepentimiento, en vez de la auto-justificación, mostró que Él era el Jesús compasivo, el Hijo del Hombre que vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido. Finalmente, en Mateo 9:14-17, la diferencia entre el ayuno de la tradición y el gozo de los discípulos dio la evidencia, tanto a los discípulos de Juan, como a los fariseos, de que Él es Cristo, el Mesías con Su programa que no destruye, remienda, ni combina la Ley con las enseñanzas del Reino, pero que, en el cumplimiento de los tiempos, se cumplirá totalmente la Ley y los Profetas.

Lea la Parte 50

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio