En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 54

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

La Autoridad de Cristo Sobre Sus Doce Apóstoles. Mateo 9:35—10:42
Su Compasión y Su Llamado. 9:35-38

Su Compasión por las Multitudes 9:35-36

9:35. “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo”.

Mientras que este es un resumen de Su ministerio y es casi idéntico a Mateo 4:23, es también otra manifestación de la compasión que Cristo tenía hacia las grandes cantidades de personas que Él ministraba. Como en el 4:23, aquí Él continúa predicando “el evangelio del reino”. El mensaje se da en relación con los muchos milagros que hace, puesto que Jesús se está presentando como el Mesías/Rey y demostrando Sus palabras con Sus obras. Cuando Él comisiona a Sus doce apóstoles, en el próximo capítulo, se oirá el mismo mensaje y se dará la misma autoridad sobre las enfermedades, los demonios y aun la muerte, para probar también la validez del mensaje de los Doce.

9:36. “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”.

La palabra griega splagjnízomai (Strong G4697), es el término más fuerte para expresar misericordia (sentir lástima, compadecerse). Se refiere a los órganos internos (sentir que las entrañas anhelan), como los riñones, el hígado y los intestinos, puesto que los griegos creían que allí es donde residían las emociones. No solamente en este versículo, sino en el 14:14 y en el 15:32, se repite esta palabra para mostrar el interés de Jesús por las multitudes. En otras ocasiones, la misma palabra expresa Sus sentimientos hacia el leproso (Marcos 1:41) y la viuda de Naín (Lucas 7:13).

Las multitudes de Israel estaban como ovejas “exhaustas por sus problemas y su largo vagar sin sentido, se habían echado en el suelo en una condición de total abatimiento” (Kenneth Wuest’s Translation of the New Testament, p. 23 – Traducción del Nuevo Testamento). Israel tenía suficientes líderes pero ningún pastor. Jesús los describe como “ovejas perdidas” en Mateo 10:6; Él quería ser su pastor (cf. Juan 10), pero Su propio pueblo se rehusó aceptar Su ayuda.

Su Llamado a los Obreros de la Mies. 9:37-38

9:37-38. “Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies”.

La palabra “mies” (dserismós, Strong G2326, siega, mies), se usa de distintas maneras dependiendo de cada contexto. En su sentido final, está la cosecha del juicio de Dios, como lo profetizó Joel 3:11-14, o aun Mateo 13:30, “hasta la siega—el final de la era”, cuando el trigo sea separado de la cizaña. Pero en Juan 4:35-38 vemos un cuadro totalmente diferente, y es uno de recoger “fruto para vida eterna”. Jesús dijo, “Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores”.

Pareciera ser que es una siega muy positiva es lo se quiere decir aquí en Mateo 9:35-38, porque es “mucha” (polus, Strong G4183, abundante) y se requieren muchos obreros para la cosecha. ¿Cómo podría esto referirse a una cosecha de juicio en algún momento en el futuro? Esto también está muy unido al capítulo diez en donde Jesús comisiona a Sus doce apóstoles a quienes envía para que lleguen a las multitudes de las que Jesús habló y que son las “ovejas perdidas de la casa de Israel”. El mensaje de ellos ha de ser siempre “El reino de los cielos se ha acercado” (10:7), el cual es el “Evangelio (las buenas nuevas, no las manas noticias) del reino”.

Así como es cierto que todas las personas que rechazan a Jesús eventualmente se enfrentarán al juicio final, esta cosecha está dentro del contexto de la compasión de Cristo hacia las ovejas acosadas e indefensas. Jesús no pronuncia ningún “ay” sobre las ciudades en donde Él hizo su obra grandiosa sino hasta llegar a Mateo 11:20-24, así queda claro que ese es un mensaje de juicio porque “no se habían arrepentido”. En el caso de Mateo 9:37-38, los obreros debe salir al campo de la siega con las buenas nuevas de que su Mesías/Rey está aquí y que “el reino de los cielos se ha acercado”.

En el cumplimiento de los tiempos”, cuando Jesús retorne a la tierra, entonces el mensaje de juicio caerá sobre todas las personas que lo han rechazado.

Lea la Parte 55

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio