En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 55

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

Nombramientos e Instrucciones por el Mesías/Rey.
Mateo 10:1-23

La Autoridad e Identidad de los Apóstoles. Mateo 10:1-4

Su Autoridad. 10:1

10:1. “Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia”.

Jesús les dio a Sus doce apóstoles la “autoridad” (exusía, Strong G1849), o “poder”, para hacer los mismos milagros que Él hacía, incluyendo resucitar muertos (v. 8), echar fuera demonios y sanar enfermedades. Solamente Dios puede impartir esa clase de autoridad; eso en sí mismo demuestra la Deidad de Cristo, así como que es el Mesías/Rey.

En este punto es apropiado resumir los requisitos del apostolado, los cuales se encuentran enumerados en Efesios 4:11, siendo este el más alto don espiritual de Dios.

Los apóstoles fueron dotados de poderes milagrosos como lo menciona aquí Mateo 10:1-8. A estos se les llama “las señales de apóstol” en 2 Corintios 12:12 y se describen como señales, prodigios y milagros (semaíno, Strong G4591; téras, Strong G5059; y dúnamis, Strong G1411). Estos fueron otorgados específicamente para autenticar tanto al mensajero como al mensaje, de que fueran de Dios (Hechos 14:1-3; Hebreos 2:3-4). Y ahora que tenemos el Nuevo Testamento completado, esta autenticación es innecesaria.

Los apóstoles fueron escogidos directamente por Jesús en Mateo 10:1-4, y más tarde guiados por el Espíritu Santo en Hechos 9:6; 13:1-2. Pablo y Bernabé son llamados “apóstoles” en Hechos 14:14.

Era un requisito para los apóstoles el haber sido testigos de la resurrección de Jesús, según Hechos 1:22; 10:38-43; 2 Corintios 9:1; 15:8.

Los apóstoles eran parte del cimiento de la Iglesia (Efesios 2:20), no de la superestructura. Es por eso que el don del apostolado no fue pasado de generación en generación; los cimientos no se colocan encima de otros cimientos. Por eso es que no es posible ser un apóstol hoy día.

Su Identidad. 10:2-4

10:2-4. “Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo, Simón el cananista, y Judas Iscariote, el que también le entregó”.

Además de este listado, existen paralelos en Marcos 3:16-19; Lucas 6:13-16 y Hechos 1:13. Mateo nombra a algunos en pares quizás porque luego fueron enviados de dos en dos (Marcos 6:7).

Simón Pedro es el impulsivo. Se le nombra de primero porque él era como el líder. A él se le menciona con más frecuencia que a los otros once, y es el autor de las cartas 1 y 2 Pedro.

Andrés es el “testigo” (Juan 12:20-22). Tanto él como su hermano Pedro eran pescadores de oficio (Mateo 4:18-20).

Jacobo hijo de Zebedeo fue llamado “hijo del trueno” por Jesús en Marcos 3:17 y era agresivo, queriendo bajar fuego del cielo sobre los samaritanos (Lucas 9:52-54).

Juan, también llamado “hijo del trueno”, era también tan agresivo como su hermano Jacobo, y con él quería sentarse a un lado de Jesús en Su reino (Mateo 20:20-21). Juan debe de haberse suavizado en sus últimos años al enfatizar el amor de Dios en sus tres cartas; sin embargo, retuvo su agresividad por el método atronador que usó en el libro de Apocalipsis. Ambos hermanos eran pescadores.

Felipe era el práctico. Él es de Betsaida (Juan 1:44) y no debe de confundirse con Felipe el evangelista de Hechos capítulos 6 y 8. Felipe debe de haber conocido “la Ley y los Profetas” (Juan 1:45) referentes al Mesías. Le preguntó a Jesús que les mostrara al Padre (Juan 14:8). En Juan 6:5 él pregunta dónde podrían encontrar pan para alimentar a los 5.000.

Bartolomé (Natanael) era el israelita cándido, él era uno genuino, lleno de fe de que Jesús era el Hijo de Dios y el Rey de Israel (Juan 1:47-48).

Tomás era el escéptico (Juan 20:25), pero pasó del escepticismo a la devoción cuando reconoció a Jesús como “¡Señor mío, y Dios mío!” (Juan 20:28).

Mateo era el humilde llamándose a sí mismo el publicano (Mateo 9:9). Su evangelio es la narración más grandiosa de Jesús como el Mesías, Rey de los judíos.

Jacobo el Menor (hijo de Alfeo), Marcos 15:40 le asigna ese título por ser menor que Jacobo hijo de Zebedeo.

Lebeo (Tadeo, o Judas, no el Iscariote). Él era un hombre de retaguardia sus únicas palabras que fueron registradas son: “Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?” (Juan 14:22).

Simón era un Zelote (Lucas 6:15), este nombre se deriva de “cananista”, que es “cana” o “zelote” (en arameo). Él puede haber sido celoso del Reino venidero.

Judas fue el traidor (Mateo 26:14-16). Iscariote de “queriot” un pueblo de Judea. Él no era un creyente; Jesús le llamó “diablo” (Juan 6:70).

En el cumplimiento de los tiempos, Judas reveló su verdadero carácter, “para irse a su propio lugar” (Hechos 1:25), y aun al propio infierno.

Lea la Parte 56

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio