En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 61

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

Su Consuelo:
No Teman. Mateo 10:24-31

En Mateo 10:1-23, Jesús comisiona a los Doce. Ahora, Él repite tres veces en el 10:24-31, “no teman”, con muy buena razón; ciertamente ellos sufrirán por Su causa y por eso necesitaban ser animados y fortalecidos.

No Teman:
Dios Tiene Un Propósito. 10:24-26

10:24-25. “El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor. Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor. Si al padre de familia llamaron Beelzebú, ¿cuánto más a los de su casa?”.

El principio: El trato a una persona inferior no puede esperarse que sea mejor que la que se le da a la persona superior. Las comparaciones se dan en cuatro pasajes.

La Burla: Se dan tres analogías: la relación discípulo/maestro; siervo/señor y padre de familia/los de su casa. El discípulo aprende de su mentor y transmite ese conocimiento; pero si las enseñanzas del maestro son rechazadas, puede esperarse de que las mismas enseñanzas proclamadas por sus discípulos sean también rechazadas. Si a las órdenes de un señor no se les pone atención, ciertamente un siervo que emita las mismas órdenes no puede esperar que le obedezcan. Si al padre de familia se le habla de manera despectiva debido a las cosas que hace, así también se hablará de los miembros de su casa y se burlarán de ellos cuando hagan las mismas cosas. El nombre específico de “Beelzebú” se identifica como “el príncipe de los demonios” en Mateo 12:24 (cf. también el 9:34).

Madurez: En Lucas 6:40 se utiliza la primera analogía: “El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro”. La palabra “perfeccionado” es el griego katartízo (Strong G2675, completar totalmente), comunicando la idea de “totalmente entrenado” o “completamente equipado”. Todas aquellas personas que siguen a Cristo deben ejercer la disciplina necesaria para convertirse en maestros maduros.

Humildad: En el contexto de Juan 13:1-17, Jesús usa la segunda analogía afirmando, en el versículo 16, “El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió”. Inmediatamente después de la demostración de humildad de Jesús cuando les lavó los pies a Sus discípulos, esta analogía del siervo/señor es un recordatorio gráfico de que la humildad es la característica principal que se espera de los apóstolos, o los “enviados” (Strong G652). La servidumbre de Cristo se expresa con más detalles en Filipenses 2:5-8 en donde Pablo dice que Jesús “tomando forma de siervo (doulos, Strong G1401, esclavo, siervo)… se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte”.

Hostilidad: En Juan 15:20 Jesús les recuerda, “El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán”. Sobre esta hostilidad Jesús les advirtió a Sus discípulos en el Sermón del Monte, en Mateo 5:10-12, 43. Y ahora que ellos viajarán por su cuenta, deberán recordar que esta hostilidad se debe a que el mundo aborrece a Cristo antes de aborrecerlos a ellos (Juan 15:18-19), por lo que ellos se encontrarán con esta hostilidad como Sus siervos, en Su nombre, por lo tanto, no deben de temer.

10:26. “Así que, no los temáis; porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse”.

Algunas personas han unido este versículo con el que sigue en el versículo 27, pero sería mejor tomarlo con los versículos 24 y 25. Por un lado, las palabras “así que”, son un participio que apunta hacia el principio del versículo por lo que señala hacia atrás. La relación es la siguiente: Puesto que ustedes son Sus siervos, discípulos y miembros de Su casa, recuerden, Él tiene un propósito que será cumplido en el cual Él traerá a luz todo lo oculto y eventualmente hará que la luz de la verdad prevalezca.

Conforme Jesús continúa, Él reforzará esto con el consuelo del poder de Dios para cumplir Su propósito en el cumplimiento de los tiempos.

Lea la Parte 62

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio