En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 63

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

No Teman:
Dios Ejerce Su Providencia.
Mateo 10:29-31

10:29-31. “¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados. Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos”.

Lucas 12:6 dice, “¿No se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios”. (La Nueva Versión Internacional dice, “gorriones” en vez de “pajarillos”.) El cuarto era la moneda más pequeña en circulación entonces, probablemente equivaldría a una moneda de cinco colones costarricenses (un centavo de EE.UU.) Dos cuartos comprarían un gorrión adicional, y sin embargo, ningún gorrión caería sin que lo notara el Padre en el cielo.

La siguiente ilustración de la providencia de Dios se refiere a la caída del cabello de nuestras cabezas. Se ha documentado que en promedio, una cabeza contiene 140.000 hebras de cabello. Cada una de ellas tiene su propio número; eso demuestra que la providencia de Dios es infinita.

La conclusión es la siguiente: Ya que Dios se acuerda de cada gorrioncillo, “ni uno de ellos está olvidado delante de Dios” (Lucas 12:6), y aun cuenta cada cabello de nuestra cabeza, Sus mensajeros no deben temer, porque valen mucho más que muchos gorrioncillos.

Es un gran alivio saber que Dios se acuerda de nosotros. Esto se nos reasegura en referencia al ministerio que Él ha acordado darnos: “Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún” (Hebreos 6:10).

En el último libro del Antiguo Testamento encontramos en Malaquías 3:16 la certeza de que “fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre”.

Pedro agrega en 1 Pedro 5:7, “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (cf. Salmo 55:22).

Finalmente, en un pasaje paralelo a Mateo 6:33, Lucas 12:32 añade, “No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino”.

Sus Retos. Mateo 10:32-39

Junto con los tres consuelos, Jesús presenta ahora tres parejas de contrastes diseñadas para enfatizar la responsabilidad de los discípulos.

Confesar o Negar:
El Desafío de la Decisión.
Mateo 10:32-33

10:32-33. “A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos”.

Jesús expresó un desafío similar a este en el 7:21-23, solo que entonces tenía que ver con la confesión falsa: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos”. Luego Jesús prosigue describiendo las falsas obras hechas en Su nombre y concluye, “Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”.

Aquí en Mateo 10:32-33 el desafío es para el verdadero discípulo para que lo confiese ante los hombres como una demostración de su salvación.

Marcos 8:38 nos da el aspecto de negación y agrega más a la secuencia del tiempo: “Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles”.

La palabra griega para “confesar” es ohmologéo (Strong G3670, reconocer), que dentro del contexto significa reconocer a Jesús como el Mesías, endosar Sus afirmaciones como el Hijo de Dios, declarar estar de acuerdo con Su programa del Reino de los Cielos, y adherirse personalmente con Él como Rey. Todo esto debe de proclamarse públicamente “delante de los hombres”.

Para que un judío confiese a Cristo de esta forma significa que, voluntariamente, estaría dispuesto a sufrir toda la burla y la hostilidad mencionada en el 10:24-31. El tomar el camino contrario de la negación es una invitación al juicio inevitable del Hijo del Hombre, a Quien el Padre “le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre” (Juan 5:27).

La decisión es el tomar cualquiera de los dos caminos; y eso es la responsabilidad de toda persona individual, y, en el cumplimiento de los tiempos, será mostrado que las consecuencias son eternas.

Lea la Parte 64

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio