En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 65

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

Hallar o Perder:
El Desafío de la Dedicación.
Mateo 10:37-38

10:37-38. “El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí”.

Nunca es fácil dividir una familia. El mismo Señor ha sido partidario de que nos amemos los unos a los otros como Él nos ha amado (Juan 13:34). Pero llega un momento cuando la lealtad a la familia debe ser superada por la lealtad a Cristo. ¿Está la familia apartándonos de Jesús? Si ese es el caso, entonces no estamos deseosos de dedicarle la vida y seguirlo a donde Él nos guíe. Existe una enseñanza, por ejemplo, que dice que un joven no puede dejar a sus padres para prepararse en el ministerio, hasta que los padres estén de acuerdo. La enseñanza de Cristo es contraria a eso; la cadena de mando no termina con los padres, termina con Cristo. Esto queda claro en Mateo 8:8-12, y ahora Jesús refuerza Su desafío con una afirmación adicional la cual se repite no menos de tres veces, “no es digno de mí”. Nosotros debemos estar listos y disponibles para romper todo lazo natural y así poder dedicarnos a nuestras responsabilidades espirituales. En ningún lado Jesús da a entender, y ni siquiera lo insinúa, que una persona debe esperar la aprobación de sus padres antes de seguir el llamado de Cristo de ir a predicar el Evangelio. Al contrario, esa demora sería una absoluta desobediencia a Él.

La información en el versículo 38, “el que no toma su cruz y sigue en pos de mí” se usa dos veces en cada uno de los tres Evangelios, Mateo, Marcos y Lucas, con ligeras variaciones con tres énfasis distintos:

Rompiendo la Unión Familiar: Mateo 10:38. “El que ama” a un miembro de su familia más que a Jesús, no es digno de Él. Lucas 14:26 dice, “Si alguno… no aborrece” a un miembro de su familia, lo cual es una forma negativa de decir que uno los ama a ellos más que a Jesús.

Negando los Deseos Egoístas: Mateo 16:24; Marcos 8:34 y Lucas 9:23 dice, “niéguese a sí mismo” lo cual puede incluir las ambiciones que son distintas a la voluntad de Dios.

Rompiendo la Atadura de las Posesiones Materiales: En Marcos 10:21 Jesús se encuentra con un joven rico que le seguía, pero que se retiró entristecido porque tenía grandes posesiones.

10:39. “El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará”.

En cuatro de las seis ocasiones en que ocurre, el tomar la cruz va asociado con “encontrar” (euhrisko, Strong G2147), “salvar” (sózo, Strong G4982), o “perder” (apólumi, Strong G622) la propia vida, y la palabra “vida” siempre es psujé (Strong G5590) la cual algunas veces se traduce como “alma”. Todas tienen una referencia a negarse a sí mismo, y Jesús dice que es “por Mí causa” en cuatro de los seis pasajes.

Resumiendo entonces, cualquier persona que toma su cruz y sigue a Cristo estará involucrada en una de las siguientes tres opciones: Romper la unión familiar; negar los deseos egoístas y deshacerse de las posesiones materiales. Esto no quiere decir que se excluyen las persecuciones u otros sufrimientos que pueden acompañar a los seguidores de Jesús, como lo afirma Pablo en Filipenses 1:29: “Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él”. Esto no se refiere a alguna debilidad o carga individual que una persona pueda tener, como, por ejemplo, una migraña, o tener conocidos molestos; sino que significa un cuadro más amplio de los desafíos que la persona encuentra al dedicarse a servir a Cristo. ¡Solamente renunciando es que ganamos! Podemos estar seguros de que esta clase de dedicación será recompensada en el cumplimiento de los tiempos.

Lea la Parte 66

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio