En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 76

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

La Invitación a Revelar al Padre. Mateo 11:27b-30
La Posibilidad de una Revelación del Padre. 11:27b

11:27b. “Y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar”.

En ambos casos el conocimiento se expresa por epignósko (Strong G1921, comprender conocer, entender) que significa “conocer totalmente”. En Lucas 10:22 se usa una palabra más corta ginónsko (Strong G1097, cerciorar, conocer), junto con el verbo estin “estar”, con la traducción resultante de “Nadie conoce quién es el Hijo… ni quién es el Padre”. Estas son dos formas de expresar la misma cosa, que son, que un conocimiento verdadero y completo del Padre se recibe solamente a través del Hijo. En Juan 14 Jesús lo dijo aun de otra manera. “Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais… El que me ha visto a mi, ha visto al Padre…” (Juan 14:7-10). Como referencia, esto era el testimonio de Juan el Bautista. “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer” (Juan 1:18). La palabra “conocer”—“declarar”, es exegéomai (Strong G1834, conocer, contar; de hhgéomai, Strong G2233, entender, guiar), que significa “revelar en la enseñanza” (de exégesis). Solamente Jesús podía proveer esa revelación del Padre.

La Oferta de una Revelación del Padre. 11:28a

11:28a. “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados”.

Esta invitación está dirigida a aquellos judíos que laboraban bajo la pesada carga del fariseísmo. Los fariseos rechazaron a Jesús porque prefrieron seguir con sus propias tradiciones. Jesús diría esto de ellos: “Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas” (Mateo 23:4). Puesto que Jesús vino como quien revela al Padre, esta invitación se dirige a los “niños” quienes son los que responderán a esa oferta. Ciertamente, este tipo de invitación continúa hoy día para cualquier persona que se siente cargada.

Los Resultados de una Revelación del Padre. 11:28b-30
Un Descanso Duradero. 11:28, 29c

11:28b, 29c. “Y yo os haré descansar… y hallaréis descanso para vuestras almas”.

Jesús no solamente promete dar descanso, sino que también lo describe, es un “descanso para vuestras almas”. Es un concepto eterno, no meramente un alivio temporal de las tradiciones farisaicas, sino ¡salvación eterna! Hebreos 4:2 lo relaciona al Evangelio: “Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva [el Evangelio] como a ellos”. A la generación de judíos que divagaba en el desierto se le predicó el Evangelio: “Porque hasta ahora no habéis entrado al reposo y a la heredad que os da Jehová vuestro Dios” (Deuteronomio 12:9). Aquí está la tierra prometida, el lugar del reposo; ¡Entren! Pero tristemente “vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad” (Hebreos 3:19). Pero Hebreos 4:3 dice, “los que hemos creído entramos en el reposo”. Nuestro Evangelio es este: “La obra de salvación está terminada; ¡Entren ahora!” Esta salvación es el “descanso para vuestras almas”.

Un Yugo Fácil. 11:29a, 30a

11:29a, 30a. “Llevad mi yugo sobre vosotros… porque mi yugo es fácil”.

Ciertamente el yugo de Cristo no es el yugo de la Ley. El apóstol Pedro hizo la distinción con respecto a la salvación de los gentiles: “Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?” (Hechos 15:20). En su comentario sobre Mateo, páginas 444-445, Lenski dice así:

“Esto pareciera un intercambio de una carga por otra, puesto que un yugo se coloca sobre un buey que puede estar atado a una carga. Ciertamente el Evangelio y la doctrina de la fe son un yugo en cuanto a que están llenos de órdenes—todas ellas órdenes evangélicas; pero sin embargo, son órdenes de llevar, de confiar, de regocijarse, de heredar, y cosas por el estilo. El resto y el yugo son cuadros de la misma bendición… En verdad, es un yugo que hace descansar a quienes lo llevan… y tampoco el yugo significa la cruz, el sufrimiento, etc.… Estas ideas pierden el asunto principal que es el descanso y el alivio que Jesús nos ofrece”.

Aprender Sobre la Mansedumbre. 11:29b

11:29b. “Y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón”.

Parte del yugo es un proceso de aprendizaje que está dirigido específicamente al corazón de Jesús con referencia a Su mansedumbre y humildad. El pudo fácilmente haber dicho, “aprendan de mí que soy poderoso y sabio”, pero Su deseo para los “niños” es que aprendan de Su actitud de siervo, la cual será observada en el próximo capítulo (12:17-21). No solamente tenían que cumplirse las profecías sobre Su gloria y Su poder como Rey, sino también sobre Su obra como Siervo de Jehová. El apóstol Pablo utiliza esto en Filipenses 2:5-8 para recordarles a los filipenses que tengan la mente de Cristo; o sea, que El tomó en Sí mismo la forma de siervo y se humilló haciéndose obediente hasta la muerte. Una revelación de cómo es que Cristo es, solamente se le puede dar a los “niños” y no a los sabios y los entendidos; esto es lo que es aprender sobre el corazón de Jesús

Una Carga Liviana. 11:30b

11:30b. “y ligera mi carga”.

Puesto que los que están pesadamente cargados son todas aquellas personas que están bajo las severas tradiciones farisaicas, y puesto que estas cargas son intercambiadas por “descanso”, entonces esta carga liviana debe de incluir el apoyo por tenernos bajo Sus brazos eternos y el cumplimiento de Su promesa de la presencia y el poder del Espíritu Santo en nosotros, de tal manera que así podemos aplicar lo que hemos aprendido sobre la mansedumbre y humildad de Cristo. En el cumplimiento de los tiempos, todas estas cosas estarán presentes para nosotros por toda la eternidad.

Lea la Parte 77

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio