En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 85

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

En Relación con las Señales
Mateo 12:38-50

Esta es la tercera parte de Mateo 12 que trata sobre la oposición hacia Cristo. Primero estaba la oposición referente al Sabbath (12:1-13); segundo la oposición referente al Espíritu (12:14-37). Ahora los fariseos “demandan” una “señal” de Jesús (12:38-50), y Él presenta cinco áreas de “señales”.

La Señal de la Tipología: Jonás y el Gran Pez.
Mateo 12:38-40

12:38-40: “Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal. El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches”.

En cada aspecto de la “señal” existe una referencia directa o indirecta a la “generación” con la que Jesús estaba tratando. En los primeros cuatro ejemplos, es directa; en el último es indirecta. La primera mención incluye “mala y adúltera” como una descripción de aquellos judíos que buscaban una señal. Similares epítetos fueron exclamados en contra de Israel como la esposa adúltera de Jehová en Oseas 2—3 cuando sus amantes eran los dioses paganos, pero aquí son las tradiciones impuestas por los hombres las que han reemplazado la Palabra de Dios. De hecho, ellos han fabricado sus propios dioses otra vez. Ellos no fueron razonables al pedir una señal, sino que deberían haberse arrepentido y creer en Jesús como Mesías después de haber observado sus “muchos milagros”.

Al no haber podido atrapar a Jesús con respecto al Sabbath, ni sobre su obra milagrosa a través del Espíritu, los escribas y fariseos intentaron desacreditarlo, o “probarlo” al pedirle que hiciera una “señal del cielo” (Lucas 11:16, 29). A pesar de que las palabras “señal del cielo” no aparecen en Mateo, sino hasta el 16:1, Lucas los sitúa dentro del contexto de la acusación de que Jesús echa fuera demonios por obra de Belcebú. Su actitud hacia Jesús era esta: “Puesto que no te pudimos atrapar sobre el Sabbath o sobre los demonios, si en verdad eres el Mesías, muéstranos alguna gran señal del cielo. ¡Danos maná del cielo (Juan 6:31) o detén el sol y la luna como lo hizo Josué!”

La palabra “señal” (semeíon Strong G4592) revela el propósito de quien la hacía. Repetidamente en Juan, Jesús utiliza esta misma palabra; en Juan 20:30-31 Juan dice, “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre”.

Si los judíos en Mateo 12 en realidad querían conocer y creer, ya tenían la evidencia más que suficiente; no se necesitaban más señales del cielo que los pudiera sacar de su incredulidad. Aun la señal de Jonás no lo lograría. El paralelismo se da con, “como estuvo Jonás… así estará el Hijo del Hombre”. La tipología es simple, directa y clara; Cristo les estaba dando la profecía de Su muerte y sepultura. Él estaría tres días y tres noches en el corazón de la tierra tal y como Jonás lo estuvo en el vientre del gran pez.

Esta “limitante” de tiempo es un punto importante en sí mismo, puesto que la corrupción comienza a manifestarse en el cuarto día y Dios no permitiría que Su Hijo viera corrupción (Salmo 16:10). Ya sea que Jonás en realidad murió en el vientre del pez es un asunto discutible. Si murió, el tipo sería aun más explícito. Pero aparte de esto, es aun una referencia al hecho de que la tumba no podía sostener a Jesús y que Él se levantaría de los muertos después de tres días.

Cuando Jesús narró las muertes del hombre rico y de Lázaro en Lucas 16:19-31, Él dijo que el hombre rico, atormentado en las llamas del hades, le pidió a Abraham que enviara a alguien a advertirles a sus hermanos: “Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos”. Esto es exactamente lo que sucedió; a pesar de que después que Jesús cumplió la tipología de Jonás dentro del pez y se levantó de los muertos, ¡los judíos aun así rehusaron arrepentirse! Esa ceguera permanecerá hasta que Cristo, el Libertador, regrese de nuevo (Romanos 11:25-26).

Todas aquellas personas que tienen dificultad con que Cristo haya permanecido tres días y tres noches en la tumba, podrían ayudarse en saber que, según el pensamiento rabínico, un día y una noche forman un “ona”, y que una parte de un “ona” hace un todo. Entonces, según la tradición judía, tres días y tres noches no significan más que “tres días” o la combinación de cualquier parte de estos tres días separados. (Vea el Artículo “El Misterio de los Tres Días y las Tres Noches” al final de este estudio.)

La Señal de la Profecía: Jonás en Nínive
Mateo 12:41

12:41. “Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás, y he aquí más que Jonás en este lugar”.

A Jonás se le ordenó que fuera a profetizar en contra de Nínive, “De aquí a cuarenta días Nínive será destruida” (Jonás 3:4). El resultado fue que toda una nación se volvió a Dios por la prédica de Jonás. Esos ninivitas serán testigos en contra de todos estos judíos que no se arrepintieron, en “el día del juicio” mencionado en Mateo 12:36. El motivo es que hay un profeta más grande que Jonás en su medio y se han negado a escucharlo.

Esto es idéntico a la acusación en contra de Corazín y Betsaida y Capernaum en Mateo 11:20-24; ¡Ellos no se arrepentirían! Seguramente su juicio será en el cumplimiento de los tiempos.

Lea la Parte 86

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio