En El Cumplimiento de los Tiempos/Parte 91

Por: Dr. Thomas O. Figart; ©1999

UN ESTUDIO SOBRE EL EVANGELIO DE MATEO

La Parábola de la Levadura. Mateo 13:33

13:33: “Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado”

El Doctor G. Campbell Morgan hace una observación interesante al principio de su interpretación de esta parábola: “Ya sea que la levadura por sí sola es un tipo de reino, o todos los hechos de la parábola—el alimento, la mujer, la levadura, el escondite, y el sujeto—son requeridos para poder entender lo que el Rey nos ha querido enseñar”. Más adelante él dice: “En la parábola de la cizaña leemos que ‘El reino de los cielos es semejante a un hombre’, y aquí nadie sugiere que en esta parábola un hombre sea un tipo del reino de los cielos”.1

El motivo que él tiene para decir esto brota del hecho de que algunos comentaristas en su día querían hacer que la levadura representara la fuerza penetrante buena de la iglesia la cual se sobreponía a todos los obstáculos hasta que todo el mundo fuera cristianizado y evangelizado. Solamente entonces el Señor retornaría después de esta era dorada. Eso se conoce como el postmilenialismo. Hoy día algunos escritores evangélicos, tanto dispensacionalistas como no dispensacionalistas, tienen una interpretación similar de la levadura, solamente que se detienen apenas antes de ser postmilenialistas diciendo, “Al final Su reino no solamente no fracasará sino que prosperará y crecerá. El cristianismo ganará, el mal será destruido, y Jesús reinará. El mismo Cristo está construyendo Su iglesia, y las mismas “puertas del Hades (la misma muerte), no prevalecerá contra ella (Mateo 16:18)”.2

La interpretación de esta parábola, como las cuatro que no fueron interpretadas por Jesús, depende del enfoque que uno tenga de todas las siete de la serie. Si debe de ser consistente con las otras, entonces no solamente debe de existir un acuerdo en el énfasis, sino también debe de haber un “misterio” en cada una. Si usted interpreta esta parábola como que se refiere a la penetración de la “palabra del reino” este mensaje debe eventualmente ser efectivo en todas las partes del alimento hasta que todo se haya leudado, y debe de extenderse por toda la “era”, incluyendo el retorno del Hijo del hombre al final de la misma, y Su victoria mundial en Su Reino Mesiánico. Pero, si esto es así, entonces, ¿en dónde está el “misterio”?

Como se expuso con referencia a la parábola anterior, el Antiguo Testamento está lleno de profecías relacionadas al dominio mundial del Reino. Pero si un dispensacionalista dice que la levadura representa la penetración mundial del evangelio por medio de la iglesia, la cual es el “misterio”, entonces, esto estaría contradiciendo directamente las profecías del Nuevo Testamento sobre el deterioro en 1 Timoteo 4:1-3 y 2 Timoteo 3:1-5, 13. Pablo habla sobre los últimos días de la iglesia como “tiempos peligrosos” y que “el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”. Como se citó anteriormente, el mismo Cristo preguntó, “Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8).

A pesar de que la levadura no es mala en sí misma, y su principal fuerza puede ser su poder de penetración, sin embargo las connotaciones de Cristo y de Pablo son de penetraciones malvadas, y todas estas tendrían que ser ignoradas si esta teoría de la buena penetración es aceptada. Mateo 16:11-12 dice: “¿Cómo es que no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos? Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos”. (Y en Marcos 8:15, “de la levadura de Herodes”).

La levadura de los fariseos era la “hipocresía” (Lucas 12:1), “enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mateo 15:1-9). La levadura de los saduceos era el rechazo de la doctrina, negando la resurrección y la existencia de los ángeles o espíritus (Hechos 23:8). La levadura de los herodianos consistía en cambiar la ley judía para que se conformara con las prácticas no judías de aquellos que eran miembros del partido político de los herodianos.

Entonces, la sugerencia del Dr. Morgan puede ser seguida de una interpretación más consistente y una que sea compatible con los “misterios del reino de los cielos” pero sin intentar forzar cada detalle de la parábola.

No es necesario forzar un significado individual para la “mujer” y las “tres medidas”, a pesar de algunas personas han hecho grandes esfuerzos para hacerlo. Estas son meramente parte de un arreglo para danos una idea de cuánta masa de pan fue preparada por la madre de una familia. Esto se ilustra con Sara en Génesis 18:6: “Entonces Abraham fue de prisa a la tienda a Sara, y le dijo: Toma pronto tres medidas de flor de harina, y amasa y haz panes cocidos debajo del rescoldo”.

Entonces, el “misterio” estaría representado por el hecho de que la “comida”, la verdadera “palabra del reino” sería penetrada por la hipocresía, la doctrina engañosa y cualquier otra influencia satánica que encontraría paso en ella, hasta que esas maldades estuvieran bien mezcladas con la verdad, con lo cual se demuestra la afirmación de Pablo de que “ya está en acción el misterio de la iniquidad” (2 Tesalonicenses 2:7), y el “misterio… que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles” (Romanos 11:25).

Esta interpretación provee una continuidad con las parábolas del sembrador, el trigo y la cizaña, la semilla de mostaza y la red llena de peces. También está de acuerdo con el uso negativo consistente de la levadura en todos los demás pasajes del Nuevo Testamento (cf. Corintios 5:6-8; Gálatas 5:7-9).

Conclusión de Su Mensaje a la Multitud. Mateo 13:34-35

13:34-35: “Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba; para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo”.

En Mateo 13:13-15, Jesús dio Su razón para hablarle a la multitud de incrédulos en parábolas; esto es, para ocultarles más la verdad, porque ellos habían endurecido sus corazones en contra de Él y habían cerrado sus oídos a Su mensaje. Aquí en 13:34-35 Mateo reitera esto al citar el Salmo 78:2, en donde Asaf dice que estará pronunciando cosas sobre la historia de Israel, pero no solamente desde un punto de vista externo. El salmista utilizará la palabra hebrea mashál (Strong H4912, proverbio), llena de imágenes para la aplicación práctica, como también la palabra kjidá (Strong H2420, enigma, refrán), un acertijo.

Mateo toma esto como una profecía de cómo Cristo habla en parábolas, pronunciando cosas que estuvieron ocultas desde la fundación del mundo, las cuales son un acertijo perfecto para los incrédulos, pero son una revelación gloriosa para aquellas personas que tienen oídos para oír, y lo cual se cumplirá “en el cumplimiento de los tiempos”.

Abril, 2007

1. G. Campbell Morgan, The Gospel According to Matthew (The Fleming H. Revell Co., Old Tappan: New Jersey, 1929), pp. 158-159.
2. John MacArthur, Matthew (Chicago: Moody Press, 1985-1989), Vol. 2, p. 375.

 

Lea la Parte 92

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio