La Bondad de Dios para los Cristianos de Hoy

¿Qué dice la Palabra de Dios acerca del Perdón?

Por el Dr. John Ankerberg © 1999

Descripción:

Muchos cristianos están casi paralíticos por la culpa en sus vidas de pecados pasados. ¿Ofrece la Biblia esperanza?

¿Necesitas experimentar el consuelo de Dios en lo que estás enfrentando? Muchos cristianos van por la vida sintiéndose como que llevan el peso de todo el mundo en sus hombros. Parece ser que están rodeados de problemas que los desaniman y los confunden. Ellos parecen estar muy preocupados, a veces parece ser que la vida los abruma, como resultado, tienen dificultades para controlar sus sentimientos y muy rara vez sienten ningún gozo. ¿Es eso lo que estás sintiendo en este momento? Otros tienen dudas persistentes. ¿Cómo puedes saber a ciencia cierta que Dios te ha perdonado de tus pecados pasados? O, a lo mejor te estás preguntando, “¿Cómo puedo vivir victoriosamente y realmente experimentar el gozo y la paz de Cristo momento a momento?” Este artículo responderá a la siguiente pregunta: “¿Cómo se puede saber a ciencia cierta que Dios te ha perdonado de tus pecados?”

Quiero hablar con aquellos de ustedes que son cristianos, pero que se sienten deprimidos, culpables y no perdonados por Dios. Así es, creo que puedes ser cristiano y todavía sentirte de esa manera. Esto no es como Dios quiere que te sientas y pienses, pero la realidad es que de todas maneras te siente de esa manera.

Muchas personas cristianas sinceras me dicen secretamente: “John, realmente no sé si Dios me ha perdonado de mis pecados; me gustaría estar seguro, pero por alguna razón, simplemente no puedo experimentar el amor y la aceptación de Dios”.

No es raro para ellos escuchar a otros cristianos dar testimonio de conocer la realidad y el maravilloso perdón de Cristo, y se preguntan por qué ellos no han experimentado esa misma realidad.

En esa misma línea algunos cristianos dicen que se sienten culpables constantemente, especialmente cuando piensan en estar frente a Dios en el juicio.

Ellos me han dicho: “Yo sólo sé que Dios no estará satisfecho con mi vida. Él me va a dar una mirada decepcionante yme colocará muy lejos de Él en el cielo”.

Otros amigos cristianos experimentan depresión espiritual y se preguntan por qué. Casi siempre están mal y nunca parecen disfrutar de su vida cristiana. ¿Es esto cierto en ti? Si es así, quiero que prestes atención a las buenas noticias de la Palabra de Dios que te alentarán y ayudarán.

Ahora, una de las razones porqué algunos cristianos son infelices y no se sienten perdonados es porque ellos asumen erróneamente que mientras algunas personas pongan sus manos sobre ellos en una reunión y firmen una tarjeta de decisión de ser cristianos que deberían estar perfectamente feliz. Pero, habiendo hecho eso, se preguntan por qué son infelices.

De hecho, todo tipo de dificultades parecen venir en su camino y se preguntan, “¿Cómo puede serque todo esto me está pasando a mí, ya que en teoría soy un hijo de Dios?”

Permítanme decir que tales sentimientos y experiencias llegan a los cristianos verdaderos. La Biblia, la historia de la iglesia, y la experiencia nos muestran claramente que los verdaderos creyentes experimentan problemas; pueda ser que tengan dudas, sentirse deprimidos y sentirse culpables. Moisés, David y Pedro son tres ejemplosde esto.

Además, si todo lo que tenemos que hacer es creer y aceptar la salvación y, como resultado, vivir automáticamente felices para siempre, entonces las epístolas del Nuevo Testamento nunca habríasido necesariasque se escribieran. Las personas obtendrían su salvación yvivirían el resto de sus vidasfelizmente y sin problemas. Pero hay abundante evidencia en la Biblia, tanto en el Antiguo y Nuevo

Testamentos, que este no es el caso.

Casi todo el Nuevo Testamento fue escrito para personas que estaban en problemas de una forma u otra, que estaban descontentas por diversas razones, que fueron tentados a mirar de nuevo a la vida de la cual habían sido salvos. Ellos estaban descontentos y preocupados a pesar de que eran cristianos. No sabían qué hacer ni qué creer, y necesitaban ayuda. En otras palabras, los apóstoles estaban escribiendo a personas reales como nosotros y dándoleslas respuestas de Dios a los mismos tipos de problemas que enfrentamos. ¿Qué se les dijo? Una de las principales preguntas que contestaron una y otra vez tenía que ver con el perdón de Dios.

Al parecer, estas personas habían cometido tantos pecadosen tantas diferentes maneras, que estaban atemorizados y se preguntaban si Dios todavía les amaba, perdonaba, y les permitiría entrar al cielo. Algunas de las personas a las cuales los apóstoles estaban escribiendo decían: “Dios no me puede amar, después de todo, he robado, he tenido un aborto, he dicho muchas mentiras, he tenido relaciones sexuales antes del matrimonio, he cometido adulterio o he estado involucrado en homosexualidad”.

Al igual que estas personas, tal vez hay algún pecado en tu vida que constantemente te hace pensar que Dios no puede amarte y que simplemente Él no te perdonaría.

Bueno, la Biblia dice que estás equivocado acerca de Dios. Él sabe todo acerca de tus pecados y todavía te ama. Él quiere que vengas a Él para que obtengas un completo perdón, por Su ayuda y dirección. Ahora voy a tratar de mostrarte, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento que esto es cierto. Veremos también la base sobre la cual Dios dice que está dispuesto a perdonar todos nuestros pecados.

En su libro, El Despertar de la Gracia,de Chuck Swindoll relata una de sus historias favoritas del Antiguo Testamento, que ilustra la bondad de Dios para nosotros. Se trata de un hombre con el nombre de Mefiboset. ¿Recuerdas al rey Saúl? Bueno, él tenía un hijo con el nombre de Jonathan, que tenía un hijo que se llamaba Mefiboset. El hijo de Jonathan que quedó lisiadocasi de nacimiento, cuando la criada que cuidaba de él huyó de unos soldados, se cayó, y lo dejó caer. La criada no tenía ninguna ayuda médica disponible, por lo que el pequeño bebé sufrió una lesión permanente, vivió el resto de su vida cojo de ambos pies. Nada se dice en la Escritura acerca de este joven por los próximos 15 a 20 años. Pero entonces, de repente, al describir el reinado del rey David, su nombre vuelve a aparecer.

Ahora, mantén en mente el trasfondo de esta historia. Hace tres mil años en el antiguo Oriente, cuando un nuevo rey tomaba el trono, los miembros de la familia del antiguo rey eran por lo general exterminados al mismo tiempo. La familia del ex monarca tenía todas las razones para vivir con el temor de sus vidas una vez que un nuevo rey tomabael trono. Además, el rey Saúl, el rey anterior, había tratado de matar a David en numerosas ocasiones. Así Mefiboset tuvo que haber estado viviendo cada día, no sólo con su discapacidad, sino también en el temor por su vida.

Pero la Escritura nos dice que un día el rey David comenzó a pensar en la gran amistad que tuvo con Jonatán el hijo de Saúl. Como resultado, en 2 Samuel 9:1, David le preguntó: ¿Hay todavía alguno que haya quedado de la casa de Saúl, para que yo le muestre bondad por amor a Jonatán?”

La palabra hebrea para “bondad” se “jesed“. A menudo se traduce como “la gracia, la misericordia, la compasión”en otras partes del Antiguo Testamento. En este caso, David no estaba preguntando, ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl que sea digno? No. Él se limitó a preguntar: “¿Ha quedado alguno, para que yo le muestre bondad por amor a Jonatán?” Así pues, un siervole dijo que había un niño que había sobrevivido.

Y el siervo añadió: “En realidad no querrás tener a este joven a tu alrededor. Sabes, él es paralitico.” Me gusta mucho la respuesta que David dio. Él no preguntó: “¿Qué tan mal está paralizado? No. David dijo: “Ve a por él, tráelo aquí.¿Dónde vive?”

El siervo de David le dijo que este hombre vivía en un lugar llamado “Lodeber.” El mismo nombre de este lugar donde vivía Mefiboset se identificaba con una esterilidad cruda; donde no había cultivos; un lugar que era un desierto, un basurero. En términos de hoy, se podría decir Mefiboset vivía “en los vertederos.” Era un hombre fugitivoqueestaba viviendo bajo tierra. Pero David mandó a buscar a este hombre paralitico de todas las maneras.

Ahora, piensa en lo que estaba pasando por la mente de Mefiboset al llegar a la casa del rey en Jerusalén. Él había sido un hombre que quería permanecer en el anonimato. Él nunca había querido ser encontrado y de seguro no por el rey que sucedió a su abuelo. Pensó que se dirigía a la muerte. Después de todo, no había ninguna razón para que el nuevo rey le agradara y tenía todas las razones para qué David leodiara. Pero Mefiboset fue llevado en un carro y antes de que se diera cuenta, él estaba de pie delante del rey.

La Biblia dice que cayó sobre su rostro delante de David en gran temor y temblor. No tenía ni idea de la bondad y las intenciones de David para con él. Te puedes imaginarcómo se pudo haber sentido cuando oyó el rey decirle: “No temas, porque ciertamente te mostraré bondad por amor a tu padre Jonatán.”

Aquí aparece la palabra hebrea “jesed” de nuevo, lo que significa bondad, favor inmerecido, gracia. David no había mandado a buscar a este hombre lisiado para castigarlo, hacerle daño, pero lo único que quería es mostrarle su bondad. Sólo quería exaltarlo, no destruirlo. ¿Por qué David quería tratarlo de esta manera? David quería mostrar bondad a Mefiboset, no por nada que él hubiera hecho, pero por el amor de su padre Jonathan. La multitud de bondad de David para con Mefiboset es un buen ejemplo de la bondad inmerecida que Dios extiende a cada uno de nosotros hoy en día. Dios extiende Su bondad para con nosotros, no por nada que hayamos hecho, sino por la vida de Su Hijo y Su muerte en nuestro nombre.

El apóstol Pedro escribe: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien según su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, para obtener una herencia incorruptible, inmaculada, y que no se marchitará, reservada en los cielos para vosotros” (1 Pedro 1:3-4).

Pero quiero que presten atención a la respuesta de Mefiboset por la bondad de David. A lo mejor es como tu respuesta a la gracia y la bondad de Dios. Él le dijo a David: “¿Quién es tu siervo, para que tomes en cuenta a un perro muerto como yo?”(2 Samuel 9:8)

Al llamarse a sí mismo un perro muerto, usó las palabras más descriptivas que se le ocurrieron para decirle a David que todavía se sentía como un despreciable, una criatura sin valor,despreciado. ¿Por qué? Porque él sabía que era un desconocido, un hombre sin consecuencias para el rey; él estaba lisiado de ambos pies; que no podía dar nada de beneficio para David en términos de dinero o fuerza física. Él tenía absolutamente nadade atractivo personal. Todo esto era cierto, pero se estaba perdiendo el punto principal. El rey quería abrazarlo en bondad y favorporque era el hijo de Jonathan. De hecho, David le dio a Mefiboset los privilegios y beneficios que dio a sus otros hijos.

La Biblia nos dice: “Pero Mefiboset moraba en Jerusalén, porque siempre comía a la mesa del rey. Estaba lisiado de ambos pies.”

¿No es esa una escena emocionante? ¿Qué gracia? Mefiboset era indigno, pero fue amado de manera incondicional por David. Es un gran ejemplo de la bondad, el amor incondicional y la gracia que Dios ha derramado sobre ti y sobre mí a causa de la muerte de Su Hijo en la cruz. Mefiboset era un hombre lisiado que no tenía nada y no se merecía nada de parte del rey, ni siquiera tratar de ganar su favor. Lo único que podía hacer era aceptar humildemente la bondad y el favor del rey cuando se le dio.

La Biblia nos dice que nosotros también somos pecadores sin esperanza, no siendo merecedores y en ninguna manera dignos del favor y el perdón de Dios. Pero Él ha extendido esta bondad para con nosotros y nos instruye a que con gozo y humildad aceptemos y creamos que Él nos ama.

Pero tal vez digas: “John, esaes una gran historia del Antiguo Testamento, pero en realidad no creo que sea esa la manera en que Dios opera en la actualidad. Es decir, ¿Por qué Dios, que es el Rey del Universo, extendería la gracia, la misericordia y la bondad a mí? No creo que Él pueda estar complacido conmigo cuando Él sabe todo acerca de mis pecados”.

Bueno, hablemos acerca de tu pecado. Tú nunca tendrás paz; nunca experimentarás el gozo en la vida cristiana si no aprendes y crees algunos de los hechos fundamentales de la fe cristiana. Para introducir estos hechos, permíteme hacerte algunas preguntas. ¿Cómo te imaginas a Dios el Padre cuando tú piensas acerca de tu pecado? ¿Cuál crees que es Su expresión cuando vienes a Él con el mismo pecado una y otra vez? Debido a que la mayoría de nosotros, como cristianos, todavía pensamos que Dios está enojado con nosotros, y nos va a castigar pues hemos hecho tanto mal, nos sentimos culpables y nos alejamos de Él. Pero si piensas de esta manera como un cristiano, estás equivocado.

En la historia de Jesús sobre el hijo pródigo, Él nos enseña cuál es la actitud de Dios  Padre para con nosotros cuando pecamos contra Él. Esta historia es específicamente para cada cristiano que vive bajo la carga impresionante de la culpa, preguntándote ¿Dónde te encuentra con Dios? Pues sabes muy bien que has pecado mucho y has disgustado a Dios. Pues bien, en la historia de Jesús se describe la relación entre un padre y su hijo. El hijo es egoísta, ambicioso, y con valentía pide su parte de la herencia de su padre. En la cultura de la época de Jesús, habría sido inaudito que un hijo pidiera su herencia antes de que su padre estuviera muerto y que se hubiera provisto parala madre. Pero este hijono tuvo ninguna consideración para con su familia y gasto su herencia en los placeres pecaminosos en sólo un corto período de tiempo. Los fariseos que vivían en los tiempos de Jesús habrían en este momento dicho que este padre tenía todo el derecho de borrar justamente a este hijo, pues era una vergüenza para la familia.

Pero Jesús da un paso más, Él describe el estado de este joven de la peor manera posible. Él dice que el hijo pródigo terminó apacentando a los cerdos—y alimentándose de las algarrobas que comían los cerdos. Para los líderes religiosos, no podría haber nada peor que eso. ¿Por qué Jesús describe a este joven de esta terrible manera? Es porque Él estaba tratando de demostrar que no había nada más en este hijoque podría ofrecer a su padre para conmoverlo y que le perdonara y aceptara. El hijo se había descarriado por completo.

Pero cuando toda esperanza parecía haber desaparecido, Jesús puso un final sorprendente en esta historia que realmente sorprendió a los fariseos. Él dice, mientras que el hijo pródigo está apacentando cerdos y muriéndose de hambre a causa de sus malas decisiones, él comienza a pensar en su padre y decide volver a casa. No tiene la intención de limpiarse, no busca de ninguna manera el verse presentable. Él viene a su padre sucio, avergonzado, con pena, a sabiendas de que no tiene derecho a estar allí, sólo solicita que se le dé un poco de trabajo de baja categoría para poder sobrevivir. Los fariseos, en este punto, habrían pensado que hubiese estado bien que el padre no prestara atención a este desobediente, hijo rebelde, él se había descarriado y echado todo a perder. Ahora él merecía ser expulsado de la familia y ser castigado. Pero aquí Jesús les sorprendió y enseñó que el amor de nuestro Padre celestial no tiene límites. Si hubiera habido un límite de hasta dónde el Padre estaba dispuesto a llegar antes de expulsar a su hijo por completo, sin duda, el joven en la historia de Jesús habría pasado ese límite, pues él había hecho todo lo malo.

El punto de Jesús es claro, un hombre o una mujer no puede ir más lejos que el amor de Dios y Su perdón no pueda llegar y ser ofrecido. Debes tener en cuenta que, independientemente de lo que has hecho, todavía no has llevado a Dios más allá de Sus límites. Su amor por ti no tiene límites. ¿Por qué? Porque Él ya se ha ocupado de tu pecado hace 2.000 años atrás cuando Jesucristo murió en la cruz. Si te acercas a Dios y recibesSu perdón, Él te amará, te perdonará y te abrazará.

El apóstol Pablo declara con firmeza: “Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

En Romanos 8:1 “Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús.

En Efesios 2: “Pero Dios, que es rico en misericordia, por causa del gran amor con que nos amó, aun cuando estábamos muertos en nuestros delitos, nos dio vida juntamente con Cristo… Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

En otro lugar Pablo dice: “Él (Dios) nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por Su misericordia.”

En la historia de Jesús, Élcontó cómo el padre tenía la costumbre de mirar en la dirección de su hijo rebelde se había ido, con la esperanza de verlo regresar un día. Él estaba dispuesto a restaurar a su hijo, sin importa cuando regresara. De la misma manera, tu Padre celestial está esperando pacientemente por ti, por cuando tú lo dejaste por el pecado. Él espera por ti. Él desea tener una comunión ininterrumpida contigo. Él quiere que vuelvas a Él para mostrarte Su amor. Él quiere que tomes ventaja de esta relación que Él ha hecho posible que por medio de Cristo.

Una de las cosas que me emociona mucho en esta historia es el hecho de que Jesús muestra cuán ansioso está nuestro Padre celestial en expresar Su amor por nosotros. Él dijo: “Y cuando todavía estaba lejos, (hablando del hijo rebelde)su padre lo vio y sintió compasión por él, y corrió, se echó sobre su cuello y lo besó.”

Hoy mismo Dios correría para encontrase contigo,si tan solo comenzaras a volverte hacía Él. Los fariseos pensaban que Jesús se equivocaba en mostrar al Dios del universo como alguien que corre hacía un pecador y lanzar Sus brazos alrededor de él. Ellos tenían la imagen de un Dios como Alguien que se deleita en castigar y condenar a los pecadores. Pero de acuerdo a Jesús, ellos estaban equivocados. Después de haber pecado, Dios está más ansioso por restablecer comunión contigo de lo que tú puedes estar. Él está ansioso de que te regreses de Él de nuevo. Él está esperando fervientemente de que regresespara restaurarte y limpiarte. Él perdonará totalmente cada uno de tus pecados y comenzar a guiarte y capacitartepara que enfrentestus problemas y circunstancias.

El apóstol Pablo escribe acerca de Dios, “El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿Cómo no nos concederá también con El todas las cosas?” (Romanos 8:32).

Pero te pregunto, “¿Qué paso con los pecados del hijo pródigo? ¿Qué hizo el padre al respecto? ¿Cuándo el padre habló con él al respecto? ¿Qué acerca de todo el dinero que desperdició? ¿Qué acerca de toda la vergüenza que causó la familia?”

Una vez que te acercas de nuevo a Dios en fe, admitiendo tus pecados, pidiendo por Su ayuda, la Biblia promete que Dios te recibirá de nuevo inmediatamente. Lo que hayas hecho o por cuánto tiempo lo hayas hecho no se lo impedirá. Así, Él te perdonará inmediatamente. ¿Cómo puede Dios amarte de esta manera? ¿Cómo puede ser justo, santo y todavía amarnos y aceptarnos, cuando hemos cometido tanto pecado? Los fundamentos de la Escritura y del Evangelio dicen que el Padre nos puede tratar de esta manera porque Él ya se ha ocupado de nuestro pecado. Ha satisfecho toda Su ira, todo Su enojoen Cristo cuando estaba en la cruz.

La Biblia dice: “Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia de Dios en Él” (2 Corintios 5:21).

El apóstol Juan dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.“(Juan 3:16-17).

Es difícil para nosotros comprender que Dios nos ama tanto. Probablemente era difícil para muchos de los que escuchaban en la época de Jesús Y cambiar sus ideas y forma de pensarsobre Dios. Pero los que lo hicieron, sus vidas fueron cambiadas.

¿Qué acerca de ti? ¿Estás dispuesto a aceptar la persona que Cristo dio a conocer, acerca de Dios nuestro Padre celestial? Según Jesús tienes un Padre que perdona, cuyo amor y paciencia son ilimitados. No hay nada que él no pueda entender. Él está ansioso de que vuelvas a Él y tener comunión contigo. Él ha tratado plenamente con todos tus pecados en la muerte de Cristo en la cruz. Debido a la muerte vicaria de Cristo por nosotros, el enfoque de Dios está en tener una relación de amor con Él. Puede ser que te tomé un tiempo aceptar la imagen bíblica de quién es Dios, su actitud de amor para contigo y cómo ha tratado con tu pecado. Pero a pesar de que sea difícil, te ruego a que lo hagas porque es verdad. Observa lo que Dios te pide que hagas en Hebreos 4:16.

La Biblia dice, “Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna.”

Observa también lo que Dios dice en el Salmo 103:10 “No nos ha tratado según nuestros pecados,ni nos ha pagado conforme a nuestras iniquidades.Porque como están de altos los cielos sobre la tierra,así es de grande su misericordia para los que le temen.Como está de lejos el oriente del occidente,así alejó de nosotros nuestras transgresiones.Como un padre se compadece de sus hijos,así se compadece el Señor de los que le temen.Porque Él sabe de qué estamos hechos,se acuerda de que somos sólo polvo.

Tal vez te gustaría decir una simple oración ahora mismo y decirle a Dios tu Padre celestial que crees que Él te ama; crees que Cristo pagó por todos sus pecados, y que ahora estás regresando a casa aÉl. Reconoce y admitetus pecados y necesidades a Él, dile que confiaras en Él y recibir Su regalo de perdón y amor por causa de Cristo.

Si quisieras decir a Dios esto ahora mismo, te invito a decir esta oración conmigo. “Padre Celestial, a veces me resulta difícil creer que en verdad me amas. Pero quiero  confiar en el testimonio de Jesús, yo te acepto ahora como mi Padre celestial que me perdona, un Padre que me ama con un amor ilimitado, un Padre cuya paciencia es inagotable, un Padre que está deseoso de tener comunión conmigo, un Padre que Se  centra en mí y mi posición como Su hijo en Cristo, no en mi pasado, un Padre que se regocija cuando me dirijo a Ti por el perdón de mis pecados y pido por Tu guía y ayuda. Revélame otros errores que pueda tener en mí, ya sea en mi forma de pensar acerca de Ti y guíame a vivir mi vida basada sólo en Tu verdad. Gracias por perdonar todos mis pecados y extender Tu bondad y misericordia a mí. Amén”.

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio