¿Qué Pasa Un Minuto Después de que Mueres? Primera Serie – 1

EL15-1-1-ES

  

¿Qué sucede un minuto después de tu muerte?

Primera serie — Primer programa

  

Introducción de

 

Hoy en el programa de John Ankerberg: ¿Qué te pasará un minuto después de tu muerte?

Las estadísticas nos dicen:

106 personas mueren cada minuto.

55.000 personas mueren cada día.

4 millones y medio de personas mueren cada mes.

56 millones de personas mueren cada año

Si vive durante 70 años, en el transcurso de su vida, alrededor de 4 mil millones de personas habrán muerto en la tierra.

Y, finalmente, la muerte vendrá a ti y a mí.

Nadie se escapa de ella.

¿Qué dice la Biblia sobre lo que experimentaremos un minuto después de morir?

Mi invitado de hoy es el teólogo y autor de best-sellers, el Dr. Erwin Lutzer, pastor principal de la Iglesia Moody en Chicago, Illinois, quien ha escrito el libro Un minuto después de morir. Le invitamos a unirse a nosotros en esta edición especial del show de John Ankerberg.

Programa 1

John Ankerberg: Welcome to our show, I’m John Ankerberg, thank you for joining us, we are going to deal with one of those paradoxical topics that are pertinent to every person who is watching us, whether you are here in the United States, Canada, Russia, Europe or even in India, Africa or South America, this theme applies to everyone who is looking at us. We are going to talk about death and what will be experienced one minute after death, and my guest today is my good friend, Dr. Erwin Lutzer. Pastor of the historic Moody Church in Chicago, Illinois. And, Erwin, why is this so important to everyone who is listening to us?

Dr. Erwin Lutzer: Well, John, first of all I want to say that it is a pleasure to be here to talk about this incredibly important topic. And we welcome all the people who are listening to us. But, you know, the Bible teaches that God has put eternity in our hearts. I think even atheists, when they die, are very aware that there is something on the other side. And the Bible says: “And just as it is decreed that men die only once, and after this, the judgment.” Trying to remove death from our minds when we are about to die, I can assure you that our minds will be very focused on what is on the other side of the curtain.

Ankerberg: Yes, you as a Pastor were asked to preside over a funeral, and it was a very strange circumstance. Tell us what happened.

Lutzer: What happened is that I got a call from a funeral home, and they asked me to come and say a few words. Well, when I got there, the son whose father had died took me aside and said, “We want it to be short.” In fact, what he said is, “Nothing I say will be too short.” Well, “We don’t believe in God, my father didn’t believe in God, we are atheists and the only reason he’s here is because a relative thought that a Pastor should be present.” So I said, “I’m going to make a deal with you. I’m not going to talk about your father, but “In the few moments that I’m going to talk, I’m going to talk about Jesus Christ and eternity.” Well, what could the young man say? He had to let me. But, you know, John,

Ankerberg: Yes, and when you were parking the car, while you were getting ready, talking to the family, the man who was in the coffin, according to the Bible, in what condition was he?

Lutzer: You know, we’re going to be looking at this in much more detail, but in Luke chapter sixteen, Jesus tells a story. And I don’t think it was a parable, I think it’s a true story, and it tells the story of a rich man who died and also a poor man who died. And the point Jesus was wanting to make is not that riches lead to hell; but that the rich man ended up in what is called Hades. And we’re going to talk about that in this show, and it also says that the poor man, whose name was Lazarus, was in Abraham’s bosom. The question is: What was the rich man experiencing?

Well, as the Bible clearly indicates, he was in suffering, in torment, and he was undergoing all these experiences. And I think likewise, the rich man at the Chicago funeral home, where I spoke briefly, where then they said various compliments about him and all his achievements, but he was also in Hades, in that place that is described as one of despair and torment. . And from the beginning we have to be very clear: well, there is a big difference between what you see when someone dies and you see their lifeless body, and what they are experiencing. Because after they have died, what they find is that they are in a completely different world, a different realm, and death is not a positive experience for everyone.

Ankerberg: Sí, tú dices que no todo el mundo va a tener el mismo tipo de experiencia. Pues aquellos que conocen al Señor van a tener un tipo de experiencia y aquellos que no conocen al Señor van a tener otro. Explícanos eso.

Lutzer: Bien, en primer lugar, permítanme decir que aquellos que conocen a Jesucristo como Salvador, van a estar en Su presencia. Ellos serán bendecidos, podemos llamar a eso el paraíso; podemos llamarle el cielo; y los creyentes han de tener esa seguridad. Y en estos programas vamos a estar hablando de esa seguridad, ya que después de todo, Jesús es el único Salvador. Ahora, existen muchos profetas y gurús que nos dicen cómo vivir, pero nadie excepto Jesús puede limpiar nuestros pecados y nos prepara para el cielo.

Lutzer: En el otro lado, por supuesto, están los que van a estar en el tormento. Y aún en el Hades, del cual vamos a estar hablando, el cual no es el infierno. Y esto es muy importante que lo entendamos—es crítico—no hay término medio. No hay lugar para decir: “No soy muy bueno para ir al cielo, pero a la vez soy muy bueno para ir al infierno, así que tiene que haber un lugar intermedio.” No, no lo hay. Sólo el cielo o el hades que al final es lanzado al infierno, esto es un contraste muy marcado.

Ankerberg: Sí, me gusto lo que dijiste al comenzar que Dios ha puesto en la gente el deseo en su corazón de la eternidad, y tienen el deseo de saber que hay un más allá de la muerte, y buscan de echar un vistazo detrás de la cortina de la muerte. Y hay un par de cosas que nuestra sociedad y las naciones de todo el mundo, las personas en diferentes países han tratado de utilizar para obtener información acerca de lo que va a pasar después de la muerte. Una ha sido a través de la canalización, intentando saber o tener una idea de lo que hay más allá de la tumba. ¿Qué dice la Biblia acerca de la canalización?

Lutzer: Sabes, la canalización es cuando vas a un médium que supuestamente te conecta con personas que han muerto. Y a veces incluso ha habido demostraciones en la televisión donde vas a esta persona y te dice: “Yo puedo contactar con tu madre, tu padre, y vamos a hablar con ellos.” La Biblia prohíbe todo eso, aquí en los Estados Unidos había un obispo que no creía en la Biblia, y decidió tratar de ponerse en contacto con su hijo, que se había suicidado. Así que el obispo Pike, que era su nombre, fue a un médium, y el médium supuestamente le conectó con su hijo. Y le preguntó a su hijo, entre otras cosas, “¿Escuchas hablar de Jesús en el otro lado?” Y el hijo le dijo: “No, no escuchamos mucho acerca de Jesús en el otro lado.” John, de mi corazón al tuyo y para las muchas personas que están escuchando, si, cuando mueres, estás en un lugar donde no se escucha mucho acerca de Jesús, estás en un serio problema.

La Biblia prohíbe la canalización, y te diré por qué. Se habla de espíritus familiarizados; es decir, hay demonios que saben todo sobre nosotros. Y si ese canalizador, ese médium, es capaz de conectar con uno de esos demonios, los demonios hablan y proporcionan información. Pero, ten por seguro de que nadie ha hablado con los muertos y llegar a saber que hay en el otro lado. De hecho, en la Escritura leemos en Isaías: “Y cuando te digan, ‘consulta al médium y los espiritistas, que susurran y murmuran. ¿Acaso el pueblo no debe consultar a su Dios? ¿Deberían consultar a los muertos por los vivos?” Y la respuesta a esa pregunta es: No. Esa es una forma poco fiable para tratar de averiguar lo que sucede en el otro lado.

Ankerberg: Y muchas otras personas han tratado de diferentes maneras, como la reencarnación, y en los últimos tiempos hemos tenido el fenómeno que una gran cantidad de personas han tenido experiencias cercanas a la muerte. Hay muchos escritores de la nueva era y filósofos, gente en Hollywood incluso haciendo películas sobre estas experiencias cercanas a la muerte. Hay psicólogos que han estado estudiando esto. ¿Qué dice la Biblia acerca de la reencarnación y sobre las experiencias cercanas a la muerte?

Lutzer: Hablemos de la reencarnación, pero tengo que contarles acerca de una historia, John, Me encontraba sentado en un avión, y al lado de mí estaba una mujer con el nombre de Shirley, y ella se enteró que yo era un Pastor y me dijo, “Eres tan afortunado; puesto que gustaría ser capaz de predicar a la gente y decirles acerca de mis experiencias e incluso curarles y más cosas,” y además dijo, “Puedo probar la reencarnación.” Y le dije:” Dígame más y ella dijo: “Incluso cuando era niña tuve visiones y sueños sobre un hogar en Vermont aquí en los Estados Unidos, donde nunca he estado, y ya de mayor visité la casa y me di cuenta de que era exactamente como esas visiones y sueños me indicaron”.

Ahora, yo estoy sentado justo al lado de ella, así que sonreí y le dije, “Shirley, quiero decirte algo, no hay tal cosa como la transmigración de almas, no hay evidencia en la Biblia de la reencarnación. Pero, “dije,” Sí hay evidencia de la transmigración de los demonios. “Le dije: “La información que ha obtenido es de un espíritu demoníaco, un espíritu maligno que obviamente sabe de esta casa en Vermont y te ha comunicado esta información.” Y ella dijo: “¡Oh, no!” Ella dijo: “Yo conecto con los espíritus, pero no recibo información de malos espíritus.” Le dije: “Dime, ¿Cómo sabes la diferencia?” Y, John, dijo, “yo recibo sólo aquellos espíritus que vienen a mí vestidos de luz.”

Bien, a lo mejor ya conoces el versículo de la Escritura que compartí con ella, 2 Corintios 11, donde el apóstol Pablo dice que “el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.” Y tengo que decirlo con énfasis, que mucho de lo que escuchamos hoy en día acerca de la iluminación nos vienen del mundo demoníaco. La reencarnación no es una manera de averiguar lo que sucede en el otro lado. Ahora, también mencionaste las experiencias cercanas a la muerte.

Ankerberg: Esperemos un poco para ver eso, porque tenemos que tomar un descanso. Y creo que muchas personas quieren escuchar lo que tienes que decir sobre eso, las experiencias cercanas a la muerte. Así que veremos una respuesta completa de eso, así que sique con nosotros, regresamos ya mismo.

**********

Ankerberg: Muy bien, estamos de regreso, y estamos hablando de un tema fascinante que se aplica a todo el mundo que nos está mirando. Se aplica a mí, y se aplica el Dr. Lutzer quién es nuestro invitado de hoy, el pastor de la histórica Iglesia Moody en Chicago, Illinois. El tema es la siguiente; todos sabemos que vamos a morir algún día. Cuando mueras, ¿Qué te va a pasar  un minuto después de que mueras? Y una de las cosas que la gente ha utilizado, o uno de los medios que la gente ha utilizado para tratar de recopilar información sobre qué hay detrás de la cortina de la muerte, y ver  al otro lado, a esto se le llama “experiencias cercanas a la muerte”. Puedes explicar lo que son, y darnos algunas ilustraciones y luego, ¿Qué dice la Biblia sobre ello?

Lutzer: Este es un tema sumamente  importante, puesto que creo que hay mucho engaño cuando se trata de las experiencias cercanas a la muerte. Una experiencia cercana a la muerte es cuando alguien está a punto de morir, o que ellos mueren, al menos en teoría, y luego vuelven a la vida. Así que, ellos cuentan lo ocurrido, supuestamente, lo que hay al otro lado. Pero el problema es, ¿Nos dan ellos información precisa? Por ejemplo: Una mujer con el nombre de Betty Eadie escribió un libro titulado “Abrazado por la Luz.” Al parecer, tuvo una experiencia cercana a la muerte, regresó y dijo que conoció a Jesús, y que no había juicio y que todo el mundo puede ir al otro lado sin ningún remordimiento.

Recuerdo a otra mujer que me dijo la misma cosa, ella dijo: “Casi me muero, morí, volví a la vida, y Jesús, durante ese período de tiempo en que estuve muerta, me tomó de la mano y dijo: ‘Aquí está el camino budista; aquí el camino islámico; aquí el camino hindú; aquí el camino cristiano. Y así como los rayos de una rueda se dirigen todos hacia el centro—al cielo”.

Bien, por supuesto, intente en hacerle ver que estaba siendo engañada, porque como ya hemos mencionado en este programa Satanás se disfraza como ángel de luz, y no hay nada más que el diablo le gustaría hacer que hacernos pensar que la muerte es la misma experiencia para todos, una experiencia positiva. Pero, no lo es. Porque Jesús dijo estas palabras: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por Mí.” En otras palabras, no se puede llegar al Padre sin Jesucristo, y hay poderosas razones por la que esto es el caso.

Ankerberg: Ahora, ambos conocemos a un cardiólogo, quien ha estado en nuestro  programa, el Dr. Maurice Rawlings, él no era cristiano y había estado trabajando con pacientes que han tenido estas experiencias cercanas a la muerte, ellos morían y él los resucitaba, y un hombre, mientras que  estaba muriendo, dijo: “Doctor, doctor, tienes que salvarme, estoy en el infierno.” Él le dijo, “Quédate con el infierno, estoy tratando de salvar tu vida.” Y así cada vez, él era resucitado, y una vez dijo: “Doctor tienes que orar por mí.” Así que él dijo una oración, “Bien, querido Jesús, soy un pecador, pongo toda mi confianza en Ti, perdóname, ayúdame a vivir, si lo haces, me apegare a Ti.” Pero el joven todavía seguía teniendo esas experiencias cercanas a la muerte, pero ahora, de repente, tenía paz.

En aquel entonces teníamos audiencia en nuestros programas, y el joven a quien le había sucedido eso, estaba sentado entre el público y el Dr. Rawlings catalogó más de 300 experiencias de “infierno” en ese momento, experiencias que escribió en un libro. Así que cuando la gente habla de sus experiencias cercanas a la muerte, guardan cuenta de toda esa información para tenerla  disponible, ¿Qué podemos hacer con esas personas que acaban yendo al infierno?

Lutzer: Bien, John, nos acabas de dar un poco de información de gran alcance. El hecho es que puede haber mucho engaño aquí, porque no todo el mundo tiene experiencias positiva de la luz. Hay de hecho ocasiones cuando las personas están en tormento. La Biblia enseña eso. Hace poco estaba hablando en un evento, y un hombre vino a mí y me dijo que su madre no era creyente, en sí, ella estaba muy opuesta a la fe cristiana, pero que cuando se estaba muriendo, dijo, “Dios, ayúdame. Estoy ardiendo en llamas.” Así que si quieres usar experiencias cercanas a la muerte, tienes que tener un equilibrio.

Pero mi argumento es el siguiente: En lugar de hablar de las experiencias que las personas han tenido cerca de la muerte, es mucho mejor si tomemos a alguien que realmente ha estaba muerto, que haya sido colocado en una tumba, y resucitado de la muerte, y Él es el único que puede hablar con autoridad. Me gustan mucho las palabras de la Escritura. Jesús dijo en Apocalipsis 1:18, “Y el que vive, y estuve muerto; y he aquí, estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del Hades” John, al final de todo lo que siempre hay que reconocer es que nuestro relación con Jesucristo determina nuestro destino. Él es quien tiene la llave de la muerte y del Hades. Y Él es quien supervisa; Él es el que abre puertas y cierra puertas. Así que nuestra relación con Él es increíblemente importante.

Ankerberg: Ahora, vamos a usar la Biblia como una autoridad y vamos a utilizar el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. Háblanos acerca de lo que la palabra “Seol” significa en el Antiguo Testamento.

Lutzer: La palabra “Seol” aparece en el Antiguo Testamento 65 veces. Treinta y un veces se traduce infierno; otras 31 veces se traduce tumba; y tres veces fosa. Ahora, debido al hecho de que se traducen de forma diferente, podría haber cierta confusión. Pero si nos fijamos en todos los textos, puedes reconocer que el Hades es un mundo oscuro, y si puedo decirlo así, es donde los espíritus difuntos van.

Ahora, hay algunas personas que creen que el Hades no es más que la tumba, pero en hebreo hay una palabra para tumba, que significa más que una tumba, es un lugar que da la bienvenida a las personas, según el Antiguo Testamento; y es allí donde encontramos que la gente va y ellos son plenamente conscientes. Ahora, la otra cosa que es importante es que debe tener dos compartimentos, porque por un lado tienes a Jacob que va al Seol, los justos; y los injustos; todos van al Seol, y creo que los rabinos en la antigüedad estaban en lo correcto cuando decían que el Seol tiene dos compartimentos. Y cuando llegas al Nuevo Testamento, creo que Jesucristo lo confirma.

Ankerberg: Sí, permíteme que lea la historia que Jesús nos dio sobre el Seol. Esta es una historia real, en Lucas 16 se habla del hombre rico y Lázaro. Jesús dice: “Y sucedió que murió el pobre [eso es Lázaro]  y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham” Explica eso. “Y murió también el rico y fue sepultado. En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. Y gritando, dijo: “Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama.”” Bien, esto es Jesús hablando.  “Pero Abraham le dijo: ‘Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes y Lázaro también males. Pero ahora él es consolado aquí, y tú atormentado.'”

Y entonces él dijo: “Y además de todo esto, hay un gran abismo puesto entre nosotros y vosotros, de modo que los que quieran pasar de aquí a vosotros no puedan, y tampoco nadie pueda cruzar de allá a nosotros.” Entonces él dijo: “Te ruego, pues, padre, que lo envíes a la casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos, de modo que él los prevenga, para que ellos no vengan también a este lugar de tormento.”  Pero Abraham dijo: “Ellos tienen a Moisés y a los profetas; que los oigan.” Y él dijo: “No, padre Abraham, sino que si alguno va a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.” Mas Abraham le contestó: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán si alguno se levanta de entre los muertos.” Erwin, nos puedes explicar lo que Jesús está enseñando aquí en esta historia.

Lutzer: John, esta es una historia muy aleccionadora, y todo el mundo debe escuchar con mucha atención. Y estoy muy contento de que la hayas leído. Pero nota lo siguiente: En primer lugar, el hombre está plenamente consciente, es decir, él puede pensar; él puede sentir; él puede hablar. Todos sus sentidos están trabajando. Y está en tormento y quiere un poco de agua. Y el pensamiento más aleccionador que podrían cruzar nuestras mentes hoy es que ahora, 2.000 años más tarde, todavía no tiene un vaso de agua. El Hades va a ser un lugar de tormento como él mencionó.

La otra cosa que notar es que su eternidad estaba determinada. Él hizo la pregunta en cuanto a si o no él pudiera pasar ese abismo y si Lázaro podría traerle un poco de agua. Y Abraham lo aclaró: “No, entre nosotros hay un abismo y no puedes venir a nosotros y nosotros no podemos venir a ti.” ¿Te acuerdas de Dante cuando escribió su libro sobre el infierno? Al otro lado de la puerta del infierno, dijo que está escrito: “Abandonad toda esperanza, vosotros que entráis aquí.”

Ahora, otra cosa, rápidamente; Creo que ese hombre en el Hades sabía que su sentencia era justa. Te puedes dar cuenta que él no se quejaba ni dijo que “era injusto que estuviera allí.” Pero, lo más importante, sabía exactamente lo que debería haber hecho para evitar ese lugar. Él dijo, “Vuelve y dile a mis hermanos que se arrepientan para que no venga a este lugar de tormento.”

Así que ahí está. Y más preocupante, y estoy seguro de que vamos a tener que hablar de esto en otro programa, es el hecho de que Hades al final de los tiempos es arrojado al infierno. Así que el Hades aún no es el infierno final, pero sí es un lugar de tormento.

Ankerberg: Las personas que están escuchando dicen, “no quiero ir allí, no quiero ir al infierno cuando el Hades sea arrojado al infierno. No quiero estar en tormento. ¿Cómo puedo estar seguro que Dios me lleve al cielo?”

Lutzer: Bien, la buena noticia es que cuando Jesús murió en la cruz, Su muerte y Su resurrección fue el sacrificio para todos  nosotros. Y si ponemos nuestra confianza en Jesús, Él es el Salvador que borra nuestro pecado, nos declara justos, y nos lleva al Padre. Así que si Dios está obrando en tu corazón hoy, ¿Te gustaría confiar en Cristo allí donde estés y decirle que quieres que sea tu Salvador, tu Sustituto? Y Él nos da el derecho para llegar a ser Sus hijos.

Ankerberg: ¡ Qué grandes palabras! Amigos, acabamos de empezar. La semana que viene vamos a hablar del importante tema de cómo superar el miedo a la muerte. Algunos temen a la muerte todos los días. ¿Cómo lo afrontas? ¿Cómo nos anima Dios al respecto? Ese es nuestro tema para la próxima semana, espero que se una a nosotros.

Para ver más de nuestros programas de televisión,

puede descargar nuestra aplicación GRATUITA del programa John Ankerberg

¿Cómo orar para aceptar a Jesucristo? @ JABiblica.org

Todos los derechos reservados 2015 ATRI

La Película de Jesús

¿Cómo llegar a ser un cristiano?

¿Cómo llegar a ser un cristiano? Un cristiano es una persona que es un seguidor de Jesucristo, quien ha creído en Él. La Biblia ofrece una respuesta clara para que sepas que eres cristiano, Haga Click Aquí.

La Biblia en Audio